sábado, 20 de abril de 2013

En el camino (2013)

Por Carlos: ****

Esto era un tipo que se llamaba Jack Kerouac:


Kerouac se crió en varios sitios, pero se asentó en Massachusetts, donde de jovencito, probó todo lo probable. Esto es:

1- Drogas:

2- Búsqueda existencialista:



3- Y libros, muchos libros:

Hemingway, Saroyan, Wolfe, London y Miller

Más o menos a los veintipocos, ya había escrito algunos relatos, en una prosa ágil y ligera, algo que muchas personas en la época agradecieron. Durante unos cuantos días, escribió sobre unas vivencias personales en un viaje por Estados Unidos, lo que acabó siendo esto:


Ni bueno ni malo, 'On the road' fue sobre todo, un libro primerizo, ya que a partir de ahí, un nuevo género en la literatura surgió en los estados. El género 'Beat', se convirtió en el favorito de la población progre, de la población joven, y de la población que iba en contra del sistema establecido. Kerouac no fue sino el primero de una larga lista de escritores. Muchos años más tarde, el director brasileño Walter Salles, dirigiría la adaptación de la novela. Han pasado muchos años, y ya no tenemos guerra de Vietnam ni principios que defender (o eso parece), así que toda la fuerza destructiva del libro se ha diluido, dejando tan sólo el poso amargo que subyacía a la historia. Aún así, el resultado es bastante notable. Una road movie con principios,  que se cree a sí misma y convierte lo ridículo en real. Si a esto, le añadimos a la Stewart:





Lo mejor: Stewart es una sorpresa, y la película es toda una oda juvenil.
Lo peor: Que el espectador saque una enseñanza equivocada.

sábado, 13 de abril de 2013

A propósito de Damon Lindelof

Somos nerds y estamos forrados.
Hace ya bastante tiempo, colgué una reflexión sobre J.J Abrams, un directorucho que dirige grandes películas que a priori pueden ser bastante buenas y que acaban siendo una gran mierda. En este mismo artículo, dije que Abrams trabaja con gente que lo asesora, además de varios socios que lo apoyan y ponen la pasta. Hace un par de meses dieron la noticia de que Abrams parece que va a ser el director de Star Wars VII. La gran basura de película que probablemente dirigirá es un hecho prácticamente seguro, si atendemos a lo que este tío suele hacer en cine (no me meto en las series, eso es otra ciencia).  Es imposible odiar tanto a un director sabiendo que va a reventar una de las sagas míticas de la historia del cine, para bien o para mal.

Pero no voy a hablar en este artículo otra vez de J.J Abrams. En lugar de eso, voy a hablar del tipo que lo secunda, el que está en la sombra y aparece en las fotos detrás de él. El calvo que siempre sonríe cuando J.J Abrams habla y aplaude más que nadie. Me refiero a Damon Lindelof.

No es que sea una persona tan importante en la industria. Mucha gente ni lo conoce. Quizás os suene el nombre cuando veis eso de 'producer' en algunos créditos y aparece su nombre, pero poco más. Mirando en imdb, vamos a analizar lo que este personaje ha producido (no ha dirigido nada, no sabe) en los últimos años:

- Star Trek: La nueva, esa tontería para niños pequeños con una historia tan absurda como los giros argumentales de Perdidos (producida por él, por cierto). Junto con su gran amigo Abrams, sacaron adelante esta superproducción, de una ciencia ficción tan floja, tan poco creíble y tan absurda que consiguieron que una saga que nunca se tomó demasiado en serio a sí misma (lo digo en serio, algunas películas de la saga dan  un poco de vergüenza) acabara por ser sencillamente, ridícula. Lindelof, que también se cree guionista (en serio, ¿por qué en Hollywood TODO EL MUNDO es guionista?) normalmente suele escribir el guión, o parte del guión, o un par de escenas, o simplemente, dice lo que quiere y plasma su nombre en los créditos, de sus películas (justo antes del de su gran amigo J.J, que tiene las gafas más gordas que él). Si analizamos el guión de Star Trek, podemos ver el clásico guión al que estamos tan acostumbrados si de pequeños vimos un poco la tele. Y me refiero: protagonista chulesco que pasa de todo, este tipo acaba en la élite de una nave interestelar último modelo, nadie le echa cuenta al principio pero madura en un golpe de efecto y acaba siendo el capitán, los malos aparecen y dan por culo bien fuerte, parecen que van a perder, pero el tipo se toma un carameloraro y evoluciona, convirtiéndose en el número uno de la historia de toda la confederación galáctica (o como se llame), y ganan. Yo puedo escribo eso (y si me decís porqué no lo hago, es sencillo: no vivo en Hollywood).
El susodicho en una Comic Con contando
 mamarrachadas

- Cowboys and Aliens: El cómic estaba entretenido, era original y para nada repetitivo. La película, reconocerme que fue un mojón. Un aburrimiento total en algunos momentos y que nunca consigue que el espectador se meta en la historia. De nuevo, rollo ciencia ficción (el género que a Lindelof más le gusta destrozar), y de nuevo, fallo garrafal.

- Prometheus: Todos los amantes, no sólo de Alien, sino del cine, esperamos con ansias el regreso de Ridley Scott al mundo de Alien. Todo pintaba perfecto. Scott manejando el timón y contando la historia de la abominable criatura y del 'origen de la humanidad'. Puaf, casi nada. Pintaca. Pero Scott no contaba con que la pasta la ponía Lindelof, y que el género, curiosamente, volvía a ser ciencia ficción. ¿El resultado? Cambios de guión y de la historia misma. En ésta página detallan mucho mejor todo lo que pasó, así que no lo voy a contar todo, pero básicamente, el guionista era joven e inexperto, y fue difícil para él la adaptación, así que contrataron a Lindelof para arreglarlo (hay que ser sumamente gilipollas), y alejó la historia del universo Alien (Scott incluso quería hacer conexiones con Blade Runner). ¿Conclusión? Decepción. Y el mierda de final abierto tan odioso made in perdidos que los subnormales de Abrams y Lindelof tanto adoran. Ah, del guión sólo comentar que Lindelof opera de cesárea a Noomi Rapace, para que ésta después se ponga a correr...

Esto es lo más destacable de un tío que está forrado hasta las trancas, habla en todas las Comic Con, y genera tantas pasiones. ¿Lo próximo? La segunda parte de Star Trek (miedorrrrllll) y un par de pelis más que a nadie interesan. El problema es, y creo que no me voy a equivocar mucho, que probablemente participe en Star Wars, y esto es un problema.

viernes, 12 de abril de 2013

Próximos estrenos

Ya estamos en Abril, y tras cuatro meses de 2013, estamos pasando la gran depresión cinematográfica anual, la de los estrenos insulsos que no tienen otras fechas aparte de los primeros meses del año para poder estar en cartelera. Pero no todo son malas noticias, así que vamos a dar un repasito para conocer algunas películas interesantes para los próximos meses: 

ABRIL

To the Wonder (Terrence Malick, USA)
 Esta vez no se ha hecho esperar mucho. Tras 'El árbol de la vida', Malick estrena este fin de semana su nuevo drama, esta vez con Ben Affleck y Rachel MacAdams, y con Javier Bardem como secundario. Como siempre que estrena, la crítica es dispar con su nueva película.  



The Hunt (La caza) (Thomas Vinterberg, Dinamarca)
 Ya he expresado más de una vez en este blog mi adoración por Mads Mikkelsen, uno de los mejores actores europeos del momento. Si añadimos al genial Vinterberg, el resultado puede ser inmejorable. Drama nórdico sobre un tema tan escabroso como los abusos sexuales, producido por Lars Von Trier. Casi nada.

 

El ejercicio del poder (Pierre Schöller, Francia)
 La historia de un supuesto ministro de transporte francés, que se ve envuelto en una serie de problemas, políticos y personales, tras un accidente automovilístico. Premio Fipresci en el festival de Cannes de 2011 y varios premios César. Personalmente, creo que la película es un coñazo, pero con tantos premios había que ponerla.


Iron Man 3 (Shane Black, USA)
Última entrega del superhéroe que mejor ha sido llevado al cine de la factoría Marvel (con permiso de los X men, claro). Downey Jr. se pone el traje de acero por tercera vez para enfrentarse esta vez a Ben Kingsley. 



MAYO 

Stoker (Park Chan-Wook, USA)
No sé que pensar de esta película, pero Chan-Wook es el director de 'Old Boy' y de 'Sympathy for Lady vengeance', así que siempre hay que darle una oportunidad. Si además, la película es un thriller con Nicole Kidman y Jackie Weaver, pues mejor.


The trip (Michael Winterbottom, UK)
De Winterbottom siempre nos podemos esperar cualquier cosa. Esta vez dirige una comedia con Steve Coogan, que hace una ruta por restaurantes de todo el país a lo road movie. Puede ser interesante.


El Gran Gatsby (Baz Luhrman, Australia)
No se puede añadir más. Fotos y publicidad a cascoporro para este remake que seguro que Luhrman lleva hasta límites desmesurados. Enésima oportunidad de Leo DiCaprio para ganar el Oscar (¡jaja!, iluso...).


Hijo de Caín (Jesús Monllaó Plana, España)
El hecho de que José Coronado sea el protagonista ya es motivo suficiente para meter la película. Thriller que se presenta en el festival de Málaga. 



JUNIO

15 años y un día (Gracia Querejeta, España)
Querejeta en ocasiones presenta películas bastante interesantes. También en el festival de Málaga, se proyectará este drama protagonizado por Tito Valverde y Maribel Verdú.

Trance (Danny Boyle, UK)
Con James McAvoy y Vincent Cassel, Boyle continúa reinventándose con esta historia sobre atracadores de obras de arte y psicoterapeutas que hurgan en sus cerebros.


Monsters University (Dan Scanlon, USA)
La película que todos estábamos esperando. La vuelta a la gran pantalla de Mike y James Sullivan en sus años mozos en la Universidad de Monstruos. 


JULIO

Pacific Rim (Guillermo del Toro, USA)
Después de tanto producir, ya era hora que Del Toro dirigiera algo. Película sobre robots gigantes que luchan para proteger a la humanidad. 



Antes del anochecer (Richard Linklater, USA)
Tercera parte de esta saga protagonizada por Julie Delpy y Ethan Hawke, esta vez en Grecia.

Hasta aquí llego. Todavía quedan muchos estrenos interesantes de aquí al verano, pero algunos no tienen fecha definitiva. En Agosto más o menos, podremos ver la segunda parte de 300, Star Trek (J.J Abrams la volverá a cagar), Guerra Mundial Z y por supuesto, Elysium, que si dios quiere, la veremos el 16 de Agosto.  Seguiremos informando.





jueves, 11 de abril de 2013

Side Effects (Efectos secundarios, 2013)

Por Carlos: ****1/2


Una última oportunidad de ver a Soderbergh en acción es un buen aliciente para disfrutar de ‘Side Effects’. Tras una carrera con más de veinte títulos, algunos de los cuales más que sobresalientes, Soderbergh ha conseguido, al igual que hacen sus personajes en la película, engañarme totalmente.

Tras unas últimas películas un tanto flojas, ‘Side Effects’ se me antojaba un último ejercicio con el estilo que tanto le gusta, con historias múltiples introducidas en unos montajes vertiginosos y argumento absorbente, pero sin la fuerza de algunas de sus anteriores películas. Puestos a comparar, veía a ‘Side Effects’, cuyo argumento trata sobre la farmacología, como una especie de ‘Contagio’, película nada desdeñable, pero que Soderbergh dejó a medio camino.

El engaño consiste en presentar la película de una forma, con un argumento completo y bien definido, e ir cambiándolo durante la película, consiguiendo cambiar además de la historia, el protagonista o el género mismo. ‘Side Effects’ comienza siendo una especie de drama más preocupado en informar que en contar una historia, donde la acción transcurre entre consultas de psiquiatras y los personajes son personas con problemas de socialización. Lo mejor viene después, cuando la acción se sitúa desde otra perspectiva, y la película se convierte en un thriller absorbente y apasionante del que el espectador no puede apartar la atención. Posee un plantemianto original y una gran evolución de los personajes. Entre tanta estrella (Jude Law, Zeta Jones, Rooney Mara) se esconde toda una película propia, sacada de la mente de un tipo que ha hecho la película justo como la ha querido. De los actores, Rooney Mara se confirma como una de las actrices más hardcore de la industria actual (ya lo demostró en Millennium) y Jude Law deja a un lado sus acostumbrados papeles de galán, demostrando que si quiere, puede ser un actor muy versátil, desarrollando distintas facetas dramáticas en una sola escena.

La atmósfera asfixiante, los giros  retorcidos, y el trasfondo económico que sobrevuela durante toda la película (y que acaba siendo fundamental), completan una de las películas más interesantes del año, y para mí, la gran sorpresa de lo que llevamos de 2013. Soderbergh carga de nuevo, como ya hizo en anteriores trabajos (Erin Brockovich, Traffic), pero esta vez contra la industria farmacéutica, planteando una reflexión sobre los trastornos mentales y la importancia del lugar que ocupan los psicólogos en  nuestra sociedad.

Lo mejor: El argumento.
Lo peor: Quizás la verdadera declaración de intenciones llegue un poco tarde.