lunes, 4 de febrero de 2013

Mascotas a granel

La participación de animales en el cine ha sido un reclamo recurrente desde hace mucho tiempo, bien para recrear una persecución con caballos en el Lejano Oeste, plasmar historias verídicas como la de Dian Fossey en Gorilas en la niebla (1988) o provocar pavor entre el gran público como en el caso de King Kong (1933) o Tiburón (1975). Igualmente existen películas con animales destinadas a los más pequeños pertenecientes al género de la animación, como 101 dálmatas (1961), La dama y el vagabundo (1955), Buscando a Nemo (2003), El libro de la selva (1967), Río (2011) y un largo etcétera. Aunque no siempre el uso de animales en el cine ha sido beneficioso para los mismos, pues no podemos olvidar aquellos rodajes en los que aparentemente se maltrató a algunos de los que participaban, como En busca del arca perdida (1981), Hable con ella (2002) o Apocalypse now (1979). Sin embargo en esta entrada hemos seleccionado en un Top Ten las mascotas de carne y hueso más entrañables del celuloide, por supuesto nos dejaremos muchas en el tintero, pero vosotros podéis aportar nuevos nombres a la lista. Ningún animal ha sido maltratado para la realización de la misma. Aquí van:

10. Babe (Babe, el cerdito valiente, 1995) 

Este adorable cerdito conquistó el corazón de James Cromwell y de todos los espectadores. Como curiosidad, se utilizaron varios cerditos debido al rápido desarrollo del Yorkshire Pig.  

9. Joey (Caballo de batalla, 2011)

Hay muchos caballos representativos dentro del cine, como Artax de La historia interminable (1984) o Sombra gris, el majestuoso caballo de Gandalf en la trilogía de El Señor de los anillos; pero recientemente Spielberg tocó la fibra sensible de muchos con la relación existente entre el valiente Joey y su amo en Caballo de batalla (2011).

8. Totó (El mago de Oz, 1939)

Cómo olvidar al inseparable cachorro que acompaña a Dorothy en su aventura por el camino de baldosas amarillas. Se rumorea que el sueldo del perrito fue bastante superior al de muchos actores de reparto de la cinta. 

7. Flipper (Flipper, 1996)

La historia de este mítico delfín ha dado para muchas películas y series, pero sin duda nos quedamos con la versión que protagonizó un jovencísimo Elijah Wood. 

6. Milo (La máscara, 1994)

Posiblemente uno de los Jack Russell más famosos de la historia del cine, que además tuvo el privilegio de ponerse la máscara que otorgaba poderes a su amo Jim Carrey en esta alocada comedia de los 90. 

5. Cheetah (Saga Tarzán)

Fiel y mítico chimpancé que acompaña a Tarzán en sus andanzas por la selva. Desde las últimas décadas del siglo XX por lo menos ha sido representado en pantalla grande por dos chimpancés diferentes.

4. Hedwig (Saga Harry Potter)

La inseparable mascota del joven aprendiz de mago no podía faltar en este ránking, fue una compañera crucial desde su entrada al mundo mágico y le acompañó durante nada menos que siete años.

3. Uggie (The artist, 2011)

Otro Jack Russell para el recuerdo. Fue una auténtica revelación en la película muda ganadora del Oscar The artist. ¡Tiene hasta su estrella propia en el Paseo de la Fama!

2. Verdell (Mejor imposible, 1997)

La convivencia del grosero Melvin Udall (interpretado por Jack Nicholson) con este pícaro Grifón de Bruselas es crucial para la evolución de su personaje en la película, pues le ayuda a ser más tolerante, comprensivo y humano con el mundo que le rodea. 

1. Gato (Desayuno con diamantes, 1961)

Quizás sea el gato sin nombre más famoso de Hollywood, o uno de ellos. En la película, Audrey Hepburn no le puso nombre porque según ella no era nadie para ponérselo, ya que era un gato libre que no necesita a nadie, igual que ella. La secuencia final con el felino es una de las más bellas que se recuerdan... 

¡Eso es todo amigos! 

1 comentario:

Anónimo dijo...

curiosa lista, el halcón maltés se consideraría mascota?