sábado, 13 de abril de 2013

A propósito de Damon Lindelof

Somos nerds y estamos forrados.
Hace ya bastante tiempo, colgué una reflexión sobre J.J Abrams, un directorucho que dirige grandes películas que a priori pueden ser bastante buenas y que acaban siendo una gran mierda. En este mismo artículo, dije que Abrams trabaja con gente que lo asesora, además de varios socios que lo apoyan y ponen la pasta. Hace un par de meses dieron la noticia de que Abrams parece que va a ser el director de Star Wars VII. La gran basura de película que probablemente dirigirá es un hecho prácticamente seguro, si atendemos a lo que este tío suele hacer en cine (no me meto en las series, eso es otra ciencia).  Es imposible odiar tanto a un director sabiendo que va a reventar una de las sagas míticas de la historia del cine, para bien o para mal.

Pero no voy a hablar en este artículo otra vez de J.J Abrams. En lugar de eso, voy a hablar del tipo que lo secunda, el que está en la sombra y aparece en las fotos detrás de él. El calvo que siempre sonríe cuando J.J Abrams habla y aplaude más que nadie. Me refiero a Damon Lindelof.

No es que sea una persona tan importante en la industria. Mucha gente ni lo conoce. Quizás os suene el nombre cuando veis eso de 'producer' en algunos créditos y aparece su nombre, pero poco más. Mirando en imdb, vamos a analizar lo que este personaje ha producido (no ha dirigido nada, no sabe) en los últimos años:

- Star Trek: La nueva, esa tontería para niños pequeños con una historia tan absurda como los giros argumentales de Perdidos (producida por él, por cierto). Junto con su gran amigo Abrams, sacaron adelante esta superproducción, de una ciencia ficción tan floja, tan poco creíble y tan absurda que consiguieron que una saga que nunca se tomó demasiado en serio a sí misma (lo digo en serio, algunas películas de la saga dan  un poco de vergüenza) acabara por ser sencillamente, ridícula. Lindelof, que también se cree guionista (en serio, ¿por qué en Hollywood TODO EL MUNDO es guionista?) normalmente suele escribir el guión, o parte del guión, o un par de escenas, o simplemente, dice lo que quiere y plasma su nombre en los créditos, de sus películas (justo antes del de su gran amigo J.J, que tiene las gafas más gordas que él). Si analizamos el guión de Star Trek, podemos ver el clásico guión al que estamos tan acostumbrados si de pequeños vimos un poco la tele. Y me refiero: protagonista chulesco que pasa de todo, este tipo acaba en la élite de una nave interestelar último modelo, nadie le echa cuenta al principio pero madura en un golpe de efecto y acaba siendo el capitán, los malos aparecen y dan por culo bien fuerte, parecen que van a perder, pero el tipo se toma un carameloraro y evoluciona, convirtiéndose en el número uno de la historia de toda la confederación galáctica (o como se llame), y ganan. Yo puedo escribo eso (y si me decís porqué no lo hago, es sencillo: no vivo en Hollywood).
El susodicho en una Comic Con contando
 mamarrachadas

- Cowboys and Aliens: El cómic estaba entretenido, era original y para nada repetitivo. La película, reconocerme que fue un mojón. Un aburrimiento total en algunos momentos y que nunca consigue que el espectador se meta en la historia. De nuevo, rollo ciencia ficción (el género que a Lindelof más le gusta destrozar), y de nuevo, fallo garrafal.

- Prometheus: Todos los amantes, no sólo de Alien, sino del cine, esperamos con ansias el regreso de Ridley Scott al mundo de Alien. Todo pintaba perfecto. Scott manejando el timón y contando la historia de la abominable criatura y del 'origen de la humanidad'. Puaf, casi nada. Pintaca. Pero Scott no contaba con que la pasta la ponía Lindelof, y que el género, curiosamente, volvía a ser ciencia ficción. ¿El resultado? Cambios de guión y de la historia misma. En ésta página detallan mucho mejor todo lo que pasó, así que no lo voy a contar todo, pero básicamente, el guionista era joven e inexperto, y fue difícil para él la adaptación, así que contrataron a Lindelof para arreglarlo (hay que ser sumamente gilipollas), y alejó la historia del universo Alien (Scott incluso quería hacer conexiones con Blade Runner). ¿Conclusión? Decepción. Y el mierda de final abierto tan odioso made in perdidos que los subnormales de Abrams y Lindelof tanto adoran. Ah, del guión sólo comentar que Lindelof opera de cesárea a Noomi Rapace, para que ésta después se ponga a correr...

Esto es lo más destacable de un tío que está forrado hasta las trancas, habla en todas las Comic Con, y genera tantas pasiones. ¿Lo próximo? La segunda parte de Star Trek (miedorrrrllll) y un par de pelis más que a nadie interesan. El problema es, y creo que no me voy a equivocar mucho, que probablemente participe en Star Wars, y esto es un problema.

2 comentarios:

Jose MME dijo...

"Star Wars" ya la mató el mismo George Lucas con la ridícula última trilogía.

Lindelof...pssshe...

Anónimo dijo...

¡Muy interesante, a ver cómo le va a Damon Lindelof con su nueva serie, ojalá haga una buena adaptación del libro en Serie The Leftovers , habrá que verla para poder opinar!