sábado, 13 de octubre de 2012

Escena: Martín (Hache)

Verdades como puños es lo que suelta Eusebio Poncela en esta obra maestra de Adolfo Aristarain. Os dejo con un breve extracto, pero que no por ello deja de ser magnífico. ¡Lo bueno si breve dos veces bueno!

Proyectos que nunca llegaron...

Por J. Mariscal:
¿Alguna vez habéis oído hablar de un proyecto que os ha llamado muchísimo la atención y luego ha ido pasando el tiempo y ese proyecto nunca llega por un motivo o por otro? Levantar un proyecto en Hollywood es un duro y kafkiano proceso que Kevin Smith explica mejor que yo aquí.

Es por eso que muchas películas acaban quedando en el limbo después de que oigamos hablar de ellas. Éstas son algunas de las más destacadas (Hemos procurado dejar a un lado proyectos que acabaron rodándose, aunque cambiando de protagonistas y director, como el “Spiderman” de James Cameron o esa versión de “El Señor de los Anillos” con los Beatles).

MEGALOPOLIS



Antes de que Coppola empezara a llevar adelante proyectos tan pequeños (y extraños) como “Juventud sin juventud”, “Tetro” o “Twixt” (yo soy más de Tokke) tenía en mente la historia de un arquitecto en la New York del futuro. Una superproducción en 3D de la que no es difícil encontrar storyboards por la red. Pero la tecnología no avanzaba suficientemente rápido como a él le gustaría, así que intentó sacar adelante una versión de “Pinocho” para probar ciertos efectos. Luego resultó que, por motivos de derechos, “Pinocho” también quedó en el limbo (por esa época hizo “Jack”, por cierto), y esto, indirectamente, retrasó “Megalopolis”, un proyecto que ya parece que jamás saldrá adelante.

EL PADRINO, PARTE IV




Siguiendo con Coppola tenemos una secuela que haría a muchos rasgarse las vestiduras, maldecir a los cielos y sacrificar animales de granja de manera sangrienta, pero que a mí, personalmente, no me hubiera importado ver, ya que sin volverme loco, la tercera me parecía una buena película (que esté a la altura de las dos primeras es otro cantar).
Parece ser que, antes del fallecimiento del escritor, Mario Puzo y Coppola ya intercambiaron impresiones sobre esta posibilidad. Una nueva generación de la familia, con Andy García al mando, Leonardo Di Caprio como su posible sucesor y Winona Ryder (que dejó por enfermedad el rodaje de la tercera parte de la saga, siendo sustituida por Sofía Coppola con los resultados conocidos por todos) como pareja de éste (quejosa de la entrada de su cónyuge en la mafia al estilo de la primera Diane Keaton). También se hablaba de que, al estilo de la segunda parte, se alternarían presente y pasado, contándonos los inicios de Vito Corleone allá donde lo dejamos en el segundo volumen de la saga.

PARQUE JURÁSICO 4



Seguimos con otra cuarta parte, la de la saga jurásica que inició Spielberg, y que ha sido noticia en los últimos días al hacerse públicos ciertos diseños que se pretendían usar en la película, en la que teníamos nada más y nada menos que una especie de comando militar de mutantes híbridos entre humanos y dinosaurios. Casi nada. Podéis ver los diseños aquí.

 NAPOLEÓN



Quizá un biopic del autoproclamado emperador de Francia no interese a muchos, pero la cosa cambia si decimos que éste fue el gran proyecto que Kubrick nunca pudo llevar a cabo. Se la considera en muchos sitios “La mejor película que nunca se hizo”. Kubrick reunió multitud de información durante años y años, y esa información fue publicada hace unos meses en unos volúmenes que se pueden adquirir en Amazon. En este blog lo explican mejor.

ATUK

Adaptación de una novela cómica que narra las vivencias de un esquimal en Nueva York es el ejemplo más clásico de guión maldito en Hollywood. James Belushi iba a iniciar el rodaje allá por 1982 cuando murió por sobredosis. Posteriormente un cómico, que conocerán en USA supongo, llamado Sam Kinison llegó a iniciar el rodaje en 1987, pero lo abandonó y cinco años después su coche fue arrollado por un camión (me recuerda a la típica frase idiota ésa de “yo conozco uno que comió allí y cinco años después, ¡bam!, lo atropelló un coche!). Luego le ofrecieron el papel a John Candy. Al parecer el día que murió se encontró en su casa el guión abierto. Aquel año también murió uno de los tipos que había escrito el guión (Michael O´Donoghue). Siguiendo la racha Chris Farley había aceptado el papel cuando también murió, y Phil Hartman, con el que se negociaba para un papel en la película, fue asesinado por su mujer. Hoy día el guión está en un cajón, y no me extraña.

-Otros proyectos destacados que acabaron en un cajón fueron “Ronny Rocket”, de David Lynch, el “Fu Manchú” de Álex De la Iglesia, “Las Cruzadas” con Arnold Schwarzenegger, “Kaleidoscope”, que Alfred Hitchcock llegó a empezar a rodar, “El hombre que mató a Don Quijote” de Terry Gilliam (que dio lugar al documental “Lost in La Mancha”), “El día en que el payaso lloró” de Jerry Lewis o la versión de “Mata Hari” de David Carradine con su rodaje eterno.

-Secuelas que quedaron en el limbo como “El poder del Cristal Oscuro” (debilidad personal del que escribe) o “Cazafantasmas en el Infierno”.

-Nuevas versiones de superhéroes como Batman (“Batman Triunfante”, de Joel Schumacher, con Jeff Goldblum como el Espantapájaros o “El regreso del Señor de la Noche”, dirigida y protagonizada por Clint Eastwood y que hubiera molado mucho) o Superman (esa versión de Tim Burton con Nicholas Cage o la extraña “Superman FlyBy” de JJ Abrams).

-Magníficos fakes como “Titanic 2”, “Grayson”, “ET-X” o “The horribly slow murderer with the extremely inefficient weapon”.

viernes, 12 de octubre de 2012

Lo imposible (2012)

Por Juanmez: ****

Sobrecogido me hallo cuando finaliza la proyección de "Lo imposible", y al igual que yo, numerosos espectadores que abarrotan la sala de cine hasta la mismísima fila dos en su riguroso día de estreno...

Después de "El orfanato", J. A. Bayona ha vuelto a dejarme boquiabierto con esta historia inspirada en el caso real de una familia que, como otras muchas, sufrió por desgracia el terrible tsunami que arrasó gran parte del sudeste asiático allá por el año 2004. Esta epopeya sobre la supervivencia brinda un sentido homenaje a esas miles de familias cuyas vidas quedaron marcadas y quebradas para siempre, pero lo hace sin caer en la sensiblería que persigue la lágrima fácil. En este caso, uno se emociona casi sin darse cuenta, el llanto sale prácticamente solo ante la crudeza de unas imágenes que traspasan la pantalla y perforan las retinas. 

Tampoco hay cabida aquí para los heroísmos injustificados ni para los típicos flashbacks que suelen mostrar lo feliz que era la familia antes de haber experimentado un desastre natural de tal magnitud, recursos pretenciosos ya muy manidos que solo están destinados a despertar la fibra sensible en el espectador de manera artificiosa. Aquí no. Aquí, salvando algún  elemento cuestionable (esa pelota roja que aparece y desaparece o ese niño rubito de anuncio son buenos ejemplos de ello), contemplamos lo que sucedió sin demasiados excesos ni florituras; simplemente hay dolor, angustia, desesperación, y ¿por qué no? Esperanza. Todo ello en su pura esencia. No es necesario añadir nada más.

Como cabía esperar, la cinta a nivel técnico es impecable. A veces incluso da la sensación de que no hay capas de ordenador y de que estamos asistiendo a una catástrofe que podría ser idéntica a la que se emite en cualquier telediario, a mi modo de ver menos efectista y más creíble que la que Clint Eastwood firmó en la insufrible "Más allá de la vida", si establecemos comparaciones. Merece la pena hacer mención a la secuencia en la que contemplamos el cuerpo de Naomi Watts siendo arrollado brutalmente por la tromba de agua (no me extrañaría que nominaran la película a efectos visuales en los Oscar del año que viene). A su vez, la dirección de fotografía y la banda sonora son brillantes, pues subrayan tanto la fuerza como el desamparo que la narración desprende en todo momento.

Dejando a un lado el apartado audiovisual, el gancho indiscutible de "Lo imposible" era su pareja protagonista. Bayona ha sido muy inteligente escogiendo a actores de renombre internacional de la talla de Ewan McGregor y Naomi Watts. Ambos se reparten muy bien el peso interpretativo, pero la desgarradora interpretación de Watts supera a la de McGregor con creces. También sorprenden sus hijos en la ficción, pues llenan la pantalla sin problema alguno; ahí se ven los frutos de un buen casting...   

Sinceramente, hacía tiempo que no amortizaba mi entrada en el cine como ayer, da gusto comprobar que todavía hay ideas aprovechables que merecen la pena ser adaptadas a la gran pantalla. Tan solo hay que seguir indagando en suculentas historias que están deseando ser contadas, y explorar vías diferentes para trasladarlas al gran público. No todo está perdido... 

Lo mejor: La honestidad con la que está abordado el relato.

Lo peor: La innecesaria presencia de Geraldine Chaplin, que no aporta absolutamente nada los escasos minutos que aparece en el metraje.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Cosmopolis (2012)

Por J. Mariscal: **1/2

David Cronenberg es un auténtico visionario cinematográfico. No se conforma con que veamos sus películas, sino que quiere convertirlas en una auténtica experiencia que trascienda la pantalla y nos involucre físicamente. Era en “Videodrome” y “eXistenZ” donde esta intención se hacía más obvia, pero también está sutilmente presente en esta “Cosmopolis”, donde el director canadiense busca incansablemente que nos estalle la cabeza como en “Scanners”.

“Cosmopolis”, basada en una novela de Don DeLillo, nos narra el viaje de un joven multimillonario de Wall Street en su espectacular limusina privada a la otra punta de Nueva York para cortarse el pelo. Viaje que no será fácil porque ese día el Presidente está en la ciudad, lo cual provoca manifestaciones y un enorme caos en la ciudad. Además también se encuentra con el funeral público de un exitoso rapero con el que estuvo involucrado.

Explicar de qué va la historia es complicado. Incluso el actor protagonista, un Robert Pattinson que en esta ocasión no brilla como en “Crepúsculo” (y tampoco interpretativamente en un papel cuyo extremo y obligado hieratismo casi se confunde con aburrimiento por su parte), dijo en la rueda de prensa en Cannes que él, a esas alturas, no sabía de qué iba. Lo más fácil es decir que es una crítica al sistema capitalista, representado en el personaje central. Eric, que así se llama el individuo, atraviesa la ciudad dentro de su inexpugnable limusina, convertida en su torre de marfil. A su alrededor vemos (casi intuimos a través de las ventanas) manifestaciones y demás situaciones que representan la caída del sistema, pero que a él no le afectan lo más mínimo. Él sigue empeñado en su banal búsqueda de una peluquería (y si de camino se trinca a Juliette Binoche o a alguna otra fémina de buen ver eso que se lleva).

A lo largo del camino Eric interactuará con diversos personajes, y las conversaciones que mantendrá con éstos le harán ver las cosas de otra forma, darse cuenta de la futilidad de su postura ante el mundo, frustrarse y buscar algo más, explotando todo en la larga secuencia final junto al desheredado magníficamente interpretado por Paul Giamatti.

“Cosmopolis” es una película densa, críptica y complicada. Cronenberg consigue de nuevo construir esa atmósfera opresora y enrarecida que tan bien se le da, pero la película echa de menos algo de dinamismo. Le afecta muy negativamente que la gran mayoría de escenas estén localizadas dentro de la limusina, Cronenberg no sabe lidiar con ello y el film acaba resultando durante parte del metraje una sucesión de escenas en plan entrevistas de trabajo, ahora entra el personaje X, charla un rato, sale y entra el personaje Y, cogiendo número el personaje Z… Si encima personajes como el de Samantha Morton acaban hablando de inversiones y yenes nos acaba gobernando el tedio.

El guión tiene planteamientos realmente interesantes, pero la puesta en escena y la endeble interpretación del actor principal, al que parece se le ha quedado cara de vampiro brillante de por vida, lastran un conjunto que palidece ante las anteriores obras de este director (“Una historia de violencia”, “Promesas del este” o “Un método peligroso”) que tanto creció desde que abandonó todo aquello de “la nueva carne”. O quizá no la haya abandonado tanto, quizá en “Cosmopolis” la nueva carne no sea física, sino de conciencia.

Lo mejor: Algunas reflexiones interesantes sobre el clima social actual.

Lo peor: Tiene un ritmo tedioso a ratos y el prota es Robert Pattinson.

martes, 9 de octubre de 2012

Top James Bond´s main themes

La saga de películas del Agente 007 no es de mis favoritas precisamente, pero aprovechando el lanzamiento del nuevo tema musical que la cantante Adele ha interpretado para la próxima película titulada "Skyfall", me pareció una buena idea echar la vista (y el oído) atrás rememorando otras canciones pertenecientes a la exitosa franquicia. Aquí van:

5. Thunderball, interpretada por Tom Jones.


4. You only live twice, interpretada por Nancy Sinatra.


3. A view to kill, interpretada por Duran Duran.


2. Goldeneye, interpretada por Tina Turner.


1. Die another day, interpretada por Madonna.


Y a vosotros, ¿cuál os marcó?

lunes, 8 de octubre de 2012

Bel Ami (2012)

Por Juanmez: **

Basada en la obra de Guy de Maupassant, "Bel Ami" nos cuenta las vivencias de Georges Duroy, un joven que carece de talento para ejercer de periodista, pero que aprovecha su irresistible magnetismo con las mujeres para ascender en el escalafón social y profesional (cuanta más posición ostenten las susodichas mejor). 

Lamentablemente, lo que seguro podría haber sido un relato apasionante acerca de las conjuras de un seductor "trepa" que se degrada moralmente hasta lograr aquello que quiere, queda reducido a un mero folletín telenovelesco sin nada sugestivo que sumar a lo que ya podíamos intuir desde que el trailer se filtró en Internet. Contribuye a esta decepción la elección de Robert Pattinson como el conquistador en cuestión, quien bajo mi punto de vista sigue perpetuando esa imagen de "vampirito crepusculero". Su actuación se ve limitada en ciertos pasajes en los que se ve obligado a apoyarse en el resto del elenco, del que destaca una sobresaliente Uma Thurman, dueña indiscutible de la función. 

Quizás el aspecto más llamativo de la cinta sea el diseño de producción, extremadamente cuidado hasta el último detalle; así como su banda sonora, bastante notable. No obstante, el deleite audiovisual no es suficiente para contrarrestar esta debilucha adaptación, más preocupada en el lucimiento de su mediocre protagonista y sus devaneos sexuales que en el trasfondo socio-político que salpica a la historia, al que se podría haber sacado más partido (como casi siempre sucede). Si el espectador acaba tan hastiado viéndola como un servidor, probablemente su único interés por la película sea averiguar en qué orden se acabará acostando Pattinson con las tres féminas que le hacen compañía en plan: ¿quién caerá primero? Así se aburrirá menos... ¡Qué material tan desaprovechado! Una auténtica pena...

Lo mejor: La ambientación y la banda sonora.

Lo peor: Ese error de casting llamado Robert Pattinson.

domingo, 7 de octubre de 2012

Magic Mike (2012)

Por Juanmez: *1/2

¿Recordáis aquel late night fallido de La Sexta titulado "Sabías a lo que venías" presentado por Santiago Segura? Pues algo similar pasa cuando alguien paga por ver "Magic Mike", última película firmada por Steven Soderbergh, quien por cierto se está ganando a pulso el sobrenombre de "ecléctico" si atendemos a su variopinta filmografia estos últimos años. Todo aquel que haya visto el tráiler era consciente del espectáculo que ofrecía la cinta: tíos macizorros que se ganan la vida haciendo stripteases. Poco más se puede añadir. No se puede ser hipócrita y quejarse tras su visionado argumentando que es una mala película, que ciertamente lo es, pero... ¿acaso no estábamos advertidos de su contenido? 

Este "crossover" entre "Boogie nights" y "Showgirls" (más cercano a la segunda que a la primera) es plano, predecible e insoportable: un jovencito de muy buen ver que no tiene donde caerse muerto (Alex Pettyfer) conoce a otro guaperas de turno (Channing Tatum) que resulta que tiene una gran reputación contoneándose en pelotas delante de mujeres con el único fin de ganar pasta, ambos se hacen coleguitas y uno enchufa al otro en el local donde trabaja para que aprenda el oficio y se gane unas perras. Con el paso del tiempo, el jovencito se da cuenta de que no todo es tan divertido como parecía dentro del mundillo, pues también tiene su cara B, muy sórdida y podrida; pero eso no le impide seguir adelante hasta donde haga falta con tal de triunfar. Sin embargo, descubrimos poco a poco que el guaperas de turno tiene sueños más allá de enseñar sus musculitos de nombres impronunciables tras esa fachada de tipo duro: quiere montar una empresa de muebles por encargo. A ello contribuye el hecho de conocer a una chica (hermana del chavalín al que ayuda) que le hace volverse tierno y darse cuenta de lo que realmente quiere...

A diferencia de "Full Monty", donde se quedaban en paños menores para subsistir, en "Magic Mike" lo hacen expresamente para complementar sus ingresos; pero eso no quita que sus protagonistas también se enfrenten a otro tipo de problemas que Soderbergh no se preocupa lo más mínimo en profundizar. Por este motivo, "Magic Mike" se convierte así en otro refrito del consabido cocktail derivado del vacío y hedonista mundo de la noche (sexo, drogas y alcohol) sin aportar nada realmente nuevo, ya que en lugar de explotar las posibilidades dramáticas que poseen algunos de los personajes de la cinta (dotados de paupérrimas cualidades actorales, todo hay que decirlo), su director se dedica únicamente a arañar la superficie aburriendo soberanamente al personal. Espero que por lo menos se lo haya pasado bien rodándola, pues según he leído por ahí se trataba de un encargo...

Asimismo, tampoco hay ningún número que destaque sobre el resto, y eso es algo que se exige en una cinta de estas características. Es innegable que muchas (y muchos) alegrarán la vista con los cuerpazos de los tíos que desfilan por el escenario, pero exceptuando un par de momentos muy concretos (entre los que destaca un Matthew McConaughey que se resiste a envejecer demostrando a sus 42 tacos que está tan en buena forma como cualquiera de sus compañeros de reparto) no hay nada visualmente sorprendente a nivel coreográfico.

Si queréis pasar un rato frívolo y reíros, ved "Magic Mike" en buena compañía. De lo contrario, no os lo aconsejo...

Lo mejor: Un Matthew McConaughey muy creíble como maestro de ceremonias.

Lo peor: Se echan en falta números más espectaculares y mejor coreografiados. A fin de cuentas, es lo que la cinta prometía...

sábado, 6 de octubre de 2012

Ecce Homo, la película

¡Claro que sí! ¡Ya estaban tardando en hacerla! XD

viernes, 5 de octubre de 2012

Manolete (2012)

Con esta ácida reseña sobre la cinta "Manolete" aprovecho con mucho gusto la ocasión para introducir a J. Mariscal, quien a partir de ahora colaborará frecuentemente en el blog mientras mi compañero Carlos inicia su andadura en tierras germanas. Aún así desde la distancia, él procurará seguir al pie del cañón siempre que le sea posible. Desde aquí les deseo mucha suerte a ambos en sus respectivas nuevas etapas. ¡Un saludo de paso a todos nuestros seguidores!

Juanmez.

Por J. Mariscal: 1/2

Allá por 2007 nos sorprendía la noticia de que empezaba a rodarse una película biográfica sobre el torero Manolete, con protagonista extranjero (Adrien Brody, clavadito al matador), dirigida por un holandés y con Penélope Cruz, recién nominadita al Oscar por “Volver”, compartiendo cartel con el prota de “El pianista”. El reciente éxito comercial de “Alatriste”, promocionada en similares términos, y todo el derroche organizado alrededor del largometraje parecían indicar que nada podía fallar.

La realidad fue bien distinta. La cinta estuvo en un cajón durante muchos años y en aquellos países donde se estrenaba sólo servía para recibir las críticas más descarnadas. Se decía que su no estreno en España era por motivos judiciales, pero lo que se intuía era algo diferente. Lo que se intuía es que ni metiendo la famosa canción de “No me pises que llevo chanclas” en la banda sonora la película podía haber sido más ridícula.

92 minutos mal contados de diálogos ridículos hasta el extremo (qué risa cada vez que alguno de los protagonistas decía papito o mamita), en los que por lo menos el 80% están dedicados a ver como Manolete moja la taleguilla cada vez que aparece una Lupe Sino que, aparte de un culo para exponerlo en un museo, no tiene mucho más, y es que el personaje de Penélope, que se supone catalizador del hundimiento personal del torero, básicamente es un maniquí, hasta la muñeca de Michel Piccoli en “Tamaño natural” tenía más empaque como personaje. Que sí, que muy guapa, pero sosa es poco. Quizá tenían que haber explotado más los poderes telepáticos que muestra en la extraña secuencia de la muerte del torero (¡huy, spoiler!), quizá haya un spin-off, una especie de “X-Men: Sangre y arena”.

Adrien Brody va toda la película con la mirada perdida, triste por no se sabe qué (se supone que por su tormentosa relación con Lupe, pero vamos, que antes ya tenía esa cara, venía así de serie), parece que su padre la ha escondido el scalextric. Ganas que tenía el muchacho de pillar el cheque y de quitarse rápido el traje de luces que le apretaba mucho los genitales.


Mención aparte merecen los otros dos actores que tienen más de dos líneas de diálogo. Juan Echanove, que tiene las mejores líneas de la película con “ya te besé el culo pero no te acuerdas” o “si te tienes que morir que sea en Madrid, pero en Linares no”. Por ahí también anda Santiago Segura hablando con el deje de Torrente y con una sobredosis de rayos uva encima.

He comentado que el 80% de la película es la supuestamente destructiva relación entre Manolete y Lupe. Y es que una cosa curiosa es que en un biopic de un torero apenas se mencione a los toros. Vemos la escena en que conoce a su apoderado, se menciona una rivalidad con Luis Miguel Dominguín (padre de Miguel Bosé, cuyo “Amante bandido” habría quedado simpático en alguna escena de cama) y luego tenemos la única secuencia en una plaza, la de la muerte en Linares, que podían haberla montado peor.

Resumiendo, ver “Manolete” es una experiencia que no hace falta tener una vez en la vida. No perdáis tiempo como yo en verla (y después en escribir esto). Ved otras películas, leed libros, salid, conoced a esa persona especial y construid una vida con ella. Seréis mucho más felices.

Lo mejor: La dirección artística está muy bien. Ahí se dejaron mucha pasta y no había para guionista.

Lo peor: Que hay que estar atento a los títulos de crédito para cerciorarse de que “Asylum” no se dedica ahora a hacer biopics.

jueves, 4 de octubre de 2012

Cine con acento sevillano a tutiplén

A pesar de la grave crisis económica que está sacudiendo al país, extendida a todos los sectores (cultura y cine incluidos), este año ha sido particularmente fecundo para el cine sevillano en su vertiente más popular. Siendo natural de aquí uno de los administradores de este blog (Juanmez), no podíamos obviar el estreno de tres exitosas películas rodadas y vinculadas con la capital hispalense en lo que llevamos de 2012: en primer lugar "Carmina o revienta", dirigida por Paco León y estrenada simultáneamente en cines, DVD e Internet;  seguimos con "El mundo es nuestro", otra ópera prima conducida por Alfonso Sánchez financiada a través de pequeñas donaciones de internautas ("crowdfounding"); y terminamos por último con "Grupo 7" de Alberto Rodríguez (director entre otras de "7 vírgenes"), que ha llegado a ser preseleccionada para la próxima edición de los premios Oscar y todo. A continuación, haremos una breve reseña de cada una:

1. Carmina o revienta (2012) 


Por Juanmez: ****
Por Carlos: ****

Malhablada, fumadora empedernida y sufridora nata. Así es Carmina Barrios, heredera y representante incuestionable de todos los "Lazarillos de Tormes" que, haciendo uso de la picaresca para subsistir, moran en numerosos barrios bajos a lo largo y ancho de toda la geografía española desde hace siglos. Paco León construye cuidadosamente un retrato de su madre biológica, convertida en la musa particular del cineasta, con testimonios diseminados de la misma a modo de falso documental. La cinta contiene humor zafio a raudales, pero no deja de ser tremendamente divertida. Es imposible no soltar una carcajada con personajes secundarios como "El tirantes" o con situaciones tan jocosas como la de la visita de Carmina al médico. ¿Conseguirá esta mujer ser nominada a actriz revelación en los Goya? ¿Optará Paco León al de dirección novel? Después de haber difundido la película siguiendo una vía alternativa de distribución no está todo tan claro...

2. Grupo 7 (2012)


Por Juanmez: ***1/2
Por Carlos: ****

Película avalada por un guion sólido y consistente. "Grupo 7" era la que tenía que haberse alzado como la ganadora de la anterior edición de los Goya en lugar de la insípida "No habrá paz para los malvados". Basada en hechos reales, esta película está ambientada en los años previos a la inauguración de la Expo 92 y nos narra como un grupo de la policía secreta (de entre los cuales destaca un enorme Antonio de la Torre) "limpió" el casco histórico urbano de prostitutas y drogadictos. Situaciones muy verosímiles, secuencias de acción trepidantes y un vibrante montaje son las claves de este thriller policíaco que hace honor al género sin duda. ¿La única pega? Que sale Mario Casas creyendo que actúa bien...  

3. El mundo es nuestro (2012)


Por Juanmez: ****
Por Carlos: ****1/2

Inteligencia y cachondeo se dan la mano como pocas veces se ha visto en nuestro cine estos últimos años. "El mundo es nuestro" es una película gamberra de mucho cuidado que se atreve a burlarse de todo (y de todos) sin dejar títere con cabeza. Menuda la que lían sus protagonistas, "El culebra" y "El cabesa", para asaltar un banco, microcosmos particular en el que encontramos un fiel reflejo del penoso estado por el que está atravesando nuestro país en la actualidad (ojo a cada personaje que aparece porque ninguno tiene desperdicio). Lo mejor sin duda es el monumental momento en que la policía no puede acordonar la zona en la que se encuentra el banco asaltado en cuestión porque una procesión tiene que hacer su estación de penitencia justo por esa calle y no por otra. Simplemente desternillante. Tan real como la vida misma, "El mundo es nuestro" es una radiografía bastante aproximada del panorama que estamos viviendo con pesar, pero tiene ese toque reivindicativo políticamente incorrecto que consigue sacarnos a todos una sonrisa; y es que al mal tiempo, buena cara...

La vida es tan bonita que parece de verdad - "Carmina o revienta"