domingo, 22 de julio de 2012

El caballero oscuro: La leyenda renace (2012)

Por Carlos: ****

Después de ver la tercera parte de Batman, lo primordial es dejar un reposo de un par de días para asentar la película. Con las imágenes aún en la retina de la segunda parte, y con el recuerdo imborrable del Joker de Ledger que deslumbró a todos los espectadores, las expectativas, y las odiosas pero irremediables comparaciones están en boca de todos, fans y no fans del caballero oscuro (lo del hombre murciélago ya cayó en el olvido).

Y como soy odioso, voy a comparar. La base de la película es similar a la de la anterior. Sin desvelar spoilers importantes, solo diré que comienza con una introducción donde nos presentan al villano, Bane, al que rápidamente hay que atrapar. Sin explicar el porqué, Bruce Wayne aparece con los huesos destrozados, y sin ganas de ser Batman, y Catwoman enseña de lo que es capaz nada más comenzar la película. A partir de ahí, con todas las piezas sobre el tablero, sólo queda ponerlas en movimiento.

Christopher Nolan, puede pasar a la historia como el mejor director de la historia del cine en materia de Blockbusters. No hay nadie en el panorama cinematográfico que sea tan espectacular, tanto en los detalles grandes como en los pequeños (¿habéis visto lo que hacen las ruedas de la moto?). La parafernalia de sus películas es desmesurada en tamaño, sobresaliente en calidad y exacta en cantidad. Se me viene a la cabeza la escena final de Los Vengadores, nada que ver con cualquiera de las de esta película. El problema de Nolan, que lo tiene prácticamente desde Memento, son sus guiones. Sin leer sus pensamientos, creo que, como dice el refrán, abarca mucho, pero aprieta poco. En esta ocasión, atiborra a la película de personajes secundarios y no hay ningún primario que sea el eje conductor, como lo fue Harvey Dent en la anterior cinta. Ni Batman, ni Catwoman, ni el detective Gordon, ni el personaje desencuadrado de Marion Cotillard, consiguen la dosis adecuada de protagonismo. Y lo más grave de todo, el personaje de Bane es la sombra de lo que fue Joker. No sólo por líneas de diálogo o apariciones en pantalla, en las cuales se queda bastante corto, sino en complejidad, en sembrar el terror y en demostrar que es el auténtico terror de Gotham. Digámoslo claro, Bane es un papanatas. Sumándole a esto un par de diálogos realmente bochornosos (¿o acaso alguien ve lógico lo del café de Florencia?), el guión de la película se queda a medio fuelle si comparamos con la segunda parte. Mención especial al argumento, con reverberaciones 15-M pero a la inversa, al que por cierto, alguien debería hacerle un análisis concienzudo, porque en esta ocasión, los malos son los que protestan.

A pesar de todo, aunque parezca que estos detalles merman la calidad de la película, la verdad es que el conjunto supera a cada una de sus partes, y al final, todos los defectos se van diluyendo durante las casi tres horas de película. Batman es un producto palomitero de digestión fácil, y olvido difícil. Perdura y perdura por su magnitud, su banda sonora, su atmósfera y, como en toda buena película de Nolan, los dilemas éticos que se plantean. El entretenimiento y la diversión que proporciona son mayúsculos y el cierre de la película, descomunal. Batman 3 es mejor que la primera y peor que la segunda, aunque a pesar de todo, consigue ser un producto de calidad. Por cierto, ya me pasó con la segunda parte que no me gustó demasiado la primera vez, y luego me resultó deslumbrante, así que puede que de aquí a unos meses la nota pueda variar.


Lo mejor: La escena introductoria y el final.
Lo peor: Algunos personajes desdibujados y diálogos absurdos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En mi opinión lo del café de Florencia es un recurso visual que se utiliza en muchas películas, pero no veo la conexión con los diálogos ahí. A mí no me han parecido tan absurdos, aunque lo de los personajes desdibujados sí hay alguno que otro. Aún así, Nolan me ha vuelto a convencer demostrando que es un auténtico crack, no sabría decir si es mejor o peor que la anterior, son diferentes para mí. Un saludo bloguers.

Meg dijo...

A mi me ha parecido un gran cierre de trilogía... :-)

Cristina dijo...

Es fascinante. Te ves inmersa en la atmosfera de la pelicula desde el minuto 1. Para mi, sobra un pelin de metraje en algunos momentos puntuales, pero vamos, por decir algo malo. La banda sonora vibrante y grave, Bale espectacular, ya no puedo imaginar otro Batman, ha llegado a superar a Keaton en general, aunque Keaton tenga momentos irrepetibles.
Marion Cotillard... no me convence nada. De hecho, me mosquea que Nolan la haya vuelto a escoger de "mala"; pero reconozco que se ha colado en mis pesadillas...
De acuerdo con Carlos en que necesita un segundo visionado, pero a mi en particular me ha pasado lo mismo con todas las pelis de Nolan... reposar las imagenes y volver a verla con menos espectacion y mayor ojo critico, y seguro que como siempre me ocurre, resurgira mejorada.