sábado, 10 de marzo de 2012

Los idus de Marzo (2012)

Por Carlos: ***1/2

El polifacético George Clooney vuelve tras las cámaras, de nuevo con una película política, género que no tocaba desde 2005, cuando consiguió bastante éxito con 'Buenas noches y buena suerte'. En esta ocasión, Clooney juega al despiste, elaborando una suerte de personajes que trabajan en el partido demócrata, y cuyo líder y seguidores, no parecen jugar tan limpio como se les podría suponer. Confronta Clooney por tanto su ideología política, manifestada públicamente en multitud de ocasiones como de izquierdas, con la trama de la película, donde los problemas residen precisamente en su propio partido.

A diferencia de otras ocasiones, Clooney no se reserva el papel principal, sino que Ryan Gosling es el joven y prometedor político que se encarga de dar vida al protagonista de la película, un subordinado de Clooney (que encarna al líder del partido demócrata) que trabaja en el seno del partido preparando sus estrategias. Un día, conoce a una secretaria (Evan Rachel Wood) mediante la cual saldrá a la luz algunos asuntos turbios del líder demócrata. Clooney completa el genial elenco con un siempre soberbio Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti y Marisa Tomei.

Adaptación de la obra teatral 'Farraguth North', Clooney, que estuvo nominado en los últimos oscars al mejor guión adaptado, lleva a buen puerto la adaptación, consiguendo que la película, pese a no tener un argumento simple por algunos tecnicismos y métodos usados en las estrategias políticas con los que no estamos acostumbrados, ni una línea argumental clara, consigue que el espectador se sienta afín con la labor de los personajes. Esta integración, llevada a cabo poco a poco durante el metraje es bastante complicado de llevar a buen puerto, y ahí reside su mejor baza. Aunque no se tenga ni idea de política, ni interese, los conceptos de engaño o decepción se plasman brillantemente, gracias también a la labor de Ryan Gosling en uno de sus mejores papeles. A pesar de ello, el tono sombrío y el argumento sin sobresaltos hasta casi el final, confieren una neutralidad a toda la película que, sin aburrir, tampoco seduce ni apasiona.

'Los idus de Marzo' por tanto, parece más un ejercicio llevado a cabo por Clooney para demostrar lo que sabe hacer, que una película hecha pensando en los espectadores. Sin embargo, el guión está cuidado, y la ambientación, entre pabellones llenos de espectadores, oficinas de los partidos, periódicos y demás, es bastante sugerente y muy llamativo. Si le sumamos el genial reparto y la acertada visión crítica de Clooney, el resultado puede ser bastante satisfactorio.

Lo mejor: El argumento, intrincado en unos momentos, y simple en otros, muy interesante.

Lo peor: Que el final os resulte poca cosa.

2 comentarios:

Una cinéfila dijo...

Efectivamente, lo mejor es la manifestación de una corrupción casi endémica de la clase política, apoyada en una sórdida ambientación.

Carlos dijo...

Exacto, ninguno se salva...