sábado, 11 de febrero de 2012

No habrá paz para los malvados (2011)

Por Juanmez: *1/2

¡Menudo chasco! Pesada, aburrida y lenta. Así me ha resultado la última película de Enrique Urbizu que aspira nada menos que a 14 nominaciones en los Goya de este año... Los motivos los enumeraré a continuación:

1. Su monótono guión, vacío de contenido y falto de consistencia (cualquier trama de un capítulo de la serie "El comisario" está mejor estructurado y es más creíble).

2. Las forzadas interpretaciones que ofrecen los actores secundarios, hasta el extremo de que parece que están ahí solo porque les pagan y punto. La desgana que emanan estos pasmarotes eclipsa incluso el carisma que derrocha Coronado en su rol de Santos Trinidad (única interpretación salvable de la cinta).

3. La nociva ausencia de secuencias de acción que doten de dinamismo a la narración. Bajo mi punto de vista, la película lo pedía a gritos...

4. Una insulsa banda sonora, que no va acorde con el tono de la película. ¡No es de extrañar que Coronado pida rock and roll!

5. El batiburrillo que forman con las mafias colombianas, los prostíbulos, el tráfico de drogas... ¡Qué galimatías! Todo está muy desdibujado y no hay quien se entere de nada...

Lo mejor: Su prometedor arranque.

Lo peor: Creo que ha quedado ya bastante claro, ¿no?

2 comentarios:

Una cinéfila dijo...

De acuerdo en que lo mejor de la película es José Coronado. Es cierto que la banda sonora no contribuye a que el espectador se meta en situación y que el guión es de perfil suave sin visceralidades, pero me parece un film muy correcto.

Juanmez dijo...

Bueno, para gustos los colores jejeje. A mí quizás me ha resultado excesivamente correcto y por eso me aburrió soberanamente XD.