domingo, 5 de febrero de 2012

Escena: La escalera de Odessa

Algunos seguro que la reconocen nada más haber leído el encabezado, pero si no es el caso, espero que os impresione esta emblemática escena de la monumental película "El acorazado Potemkin" (dirigida por el ruso Eisenstein) tanto como a mí la primera vez que la vi. La veracidad histórica de la película en sí es dudosa y discutible, pero eso no es demasiado relevante porque es evidente que la intención del director era elogiar los ideales de la revolución. En esta secuencia concreta se muestra como las tropas del zar disparan a quemarropa a la población civil de Odessa para acabar con el apoyo a los rebeldes en 1905. 


Considerada como una obra maestra del montaje debido a su violenta consecución de planos, Eisenstein consiguió plasmar en ella el dolor del pueblo sometido y el despotismo de la Rusia de los zares a la perfección, alcanzando altas cotas de dramatismo (atención al célebre carrito con bebé incluido). Como anécdota, este momento cumbre ha sido imitado hasta la saciedad en películas posteriores, como "Los intocables", "Bananas" o "Agárralo como puedas".