sábado, 30 de abril de 2011

Thor (2011)

Por Juanmez: ***


Os comento un par de puntos previos:

1º) No voy a mencionar nada de la trama ni de la sinopsis porque lo veo innecesario.
2º) Advierto a todos aquellos puristas que veneren la mitología germana lo siguiente: la película se toma sus licencias porque el film está basado en el cómic y no en las leyendas nórdicas. Así que esto no sería algo criticable.

¿Consigue “Thor” aunar el espíritu creativo tan personal que podía aportar Kenneth Branagh como director con la alterada versión de esta divinidad nórdica que ofrecen los cómics de la Marvel? La respuesta es sí, al menos en mi humilde opinión… En cuanto salí de la sala me dispuse a leer críticas por doquier en las que acribillaban la película cuestionando la dirección de Branagh en todo momento, y tengo que decir que soy totalmente contrario a esta opinión generalizada que inunda la red. ¿Qué esperaba el público ver? ¿Un film al estilo de “Hamlet” o “Mucho ruido y pocas nueces”?

A ver señores, seamos coherentes: estamos ante un blockbuster comercial con una serie de rasgos propios y con todo lo que eso conlleva, por lo que era tremendamente complicado que el realizador británico pudiera meter mucha baza en el proyecto. Entre otras cosas porque el guión tampoco deja demasiado espacio al cineasta para que se pueda explayar con total libertad, seguramente más de una vez se habrá visto con las manos atadas a la hora de tomar alguna que otra decisión argumental o incluso artística. Creo firmemente que, dentro de lo que cabe, ha sabido sacar partido a las relaciones tormentosas entre los miembros de la familia de Thor, incidiendo sobre todo en el conflicto fraternal entre el protagonista y su hermano Loki, con el fin de inyectar descaradamente a la trama ese toque “shakespeariano” que tanto le gusta a Branagh aunque quiera camuflarlo. Como mucho, el único defecto que podría sacarle es que se echa en falta un tono más dramático en alguna secuencia concreta, pero eso tampoco es responsabilidad suya al 100%. Por lo tanto, no entiendo a que viene este acoso y derribo con Branagh, cuando él ha cumplido al confeccionar una cinta entretenida, competente y a la altura de las circunstancias (que al fin y al cabo era lo que yo esperaba, ni más ni menos).

Centrándome ya en la película, empezaré comentando que me ha alucinado el fragmento donde se presenta minuciosamente el luminoso y dorado Reino de Asgard, es visualmente apabullante. También me gustaron los efectos visuales, son espectaculares y aunque se abusa del ordenador, no importa demasiado porque no chirría a los ojos como yo suelo decir. Puede que a algunos les choque esta estética “retro” que recuerda ligeramente a los Caballeros del Zodiaco, pero eso ya depende de gustos. Sé que habrá quien no opine lo mismo, pero considero que la dirección artística en líneas generales es brutal.

En cuanto al reparto no me quejo: Chris Hemsworth me ha sorprendido gratamente porque antes de ver la película pensaba que sería el típico tío frío, inexpresivo y hormonado hasta las trancas que no sabría mimetizarse con el personaje. Sin embargo, no sólo da la talla físicamente hablando; sino que, al contrario de lo que se ha dicho, tiene más carisma de la que imaginaba. Se nota que le faltan tablas, pero no interpreta tan penosamente como he leído por ahí. Siguiendo con el resto del elenco, Tom Hiddleston es idóneo para el rol de Loki, pues transmite sin problemas al espectador los celos que siente hacia su hermano; Natalie Portman y Stellan Skarsgard están aceptables como de costumbre; y por último Anthony Hopkins en el papel de Odín se limita únicamente a reproducir el mismo personaje que le lleva funcionando durante los últimos 20 años, ya despierta compasión en mí… Mención aparte merecen los cameos de Rene Russo (a la que no veía desde “El secreto de Thomas Crown”), Jeremy Renner (el futuro Ojo de Halcón en “Los Vengadores”) y, por supuesto, Stan Lee (artífice del personaje).

Poniéndome en plan crítico, el segmento en la Tierra es algo anodino, se pasa demasiado rápido en comparación con Asgard. Incluso la parte en la que aparece el Destructor carece de interés, y eso que en el tráiler prometía mucho. Tampoco me han gustado los chistes que pretenden hacer reír forzosamente, con un par bastaba. Pero a pesar de estos leves defectos, insisto en que las dos horas se me han pasado volando y que el film ofrece lo que promete: un entretenimiento digno. Un último apunte, aquellos dispuestos a soportar los títulos de crédito aguantad hasta el final en la sala porque os encontraréis con un guiño a “Los Vengadores”.

lunes, 25 de abril de 2011

Rubber (2011)

Por Juanmez: ****

La primera vez que vi el tráiler de “Rubber” pensé: ¿qué diablos pasaría por la mente de su creador, Quentin Dupieux, a la hora de dirigir esta inclasificable película? Todo comienza cuando Robert se da cuenta de que posee poderes telepáticos, los cuales utiliza para convertirse en un asesino que sacia su sed de venganza matando a todo aquel que se cruce por su camino. Hasta aquí todo es medianamente admisible dentro de lo que cabe, sin embargo he omitido un pequeño y crucial detalle: Robert es un neumático vulgar y corriente… Supongo que la idea de ver, durante 90 minutos, a una rueda con vida propia que se dedica a reventar la cabeza de sus víctimas por afición, únicamente con el poder de su mente, suena inconcebible, por no decir absurda; pero es que, precisamente, la gracia de “Rubber” reside en el más puro absurdo…

El film es muy honesto y no pretende pillar desprevenido a nadie, pues ya en el mismo prólogo aparece un actor con aspecto de sheriff que se dirige al espectador justificando con antelación este “sinsentido” que caracteriza a la cinta; para ello se apoya en una serie de axiomas formulados en películas muy conocidas que nunca han sido cuestionados desde una perspectiva lógica por los espectadores, sino que se han asimilado desde el minuto uno sin ser discutidos, por ejemplo: ¿por qué “ET” era marrón? o ¿por qué los protagonistas de “Love story” se enamoran? Al partir de esta premisa, es fácil responder a la siguiente pregunta: ¿cómo es posible que una rueda cobre vida y aniquile gente a diestro y siniestro?, ¿cuál es su origen? La respuesta más inmediata sería: ¿acaso importa? No hay ni que planteárselo, la clave está en dejarse llevar. Desde luego, es comprensible que a más de uno le parezca una soberana chorrada, pero en mi caso no voy a ser hipócrita y voy a reconocer que esta ingeniosa película me ha hecho pasar un rato muy divertido.

Si en “El diablo sobre ruedas”, Spielberg consiguió que el público sintiera miedo con un camión, cuyo conductor no aparecía, aquí Quentin Dupieux logra algo aún más meritorio si cabe: que una rueda se convierta en la indiscutible protagonista de una cinta y que el espectador se identifique en algún que otro momento con ella (por ejemplo cuando se obsesiona con una chica que es de su gusto). Sinceramente, una de las grandes incógnitas para mí era cómo harían que la rueda se moviera sola por el desierto, pero al final he quedado satisfecho con el resultado: la primera aparición de Robert levantándose de la arena es sencillamente brillante, en cuanto al resto de planos, destacando sobre todo los que están tomados desde la misma rueda, también están muy logrados.

En realidad su argumento no es nada enrevesado ni fuera de lo común, pues se trata de un clásico relato del tipo psychokiller con un ligero toque gore que tiene como protagonista un simple neumático. No es más que eso. Antes de verla llegué a pensar que esta historia quedaría muy bien en un cortometraje, que no cundía para un largo, pero me equivoqué porque durante su visionado no se me hizo ni aburrida ni repetitiva como me temía de antemano.

No obstante, lo mejor de la cinta en mi opinión es el grupo de espectadores ubicados en el mismo desierto que está Robert contemplando a través de unos prismáticos las fechorías de este maquiavélico neumático como si de un espectáculo se tratase, es decir, la película cuenta paralelamente con otros protagonistas a su vez: un público selecto dentro de la misma que observa atentamente todo lo que la rueda está haciendo en tiempo real, siempre a una considerable distancia de la misma lógicamente (por ello usan prismáticos). Sin duda los personajes que configuran esta variopinta audiencia son aún más extraños que el propio Robert.

SPOILER

Me gustaría añadir que es muy simpático el símil que se establece entre el envenenamiento digestivo al que son sometidos estos pobres espectadores con el envenenamiento visual al que muchas veces estamos sometidos nosotros, que nos tragamos cualquier porquería que nos echen sin darnos cuenta. Muy interesante…

FIN DE SPOILER

En definitiva, “Rubber” es un producto atípico con un profundo sentido de la autocrítica que homenajea descaradamente a la “sinrazón”. Tal y como dicen en el film: “las cosas pasan sin motivo alguno…”

viernes, 22 de abril de 2011

Falso trailer: "Scary Mary"

¡Cuidado niños! Más vale portarse bien porque Mary Poppins sobrevuela los cielos y amenaza con aparecerse para daros vuestro merecido. Un escalofrío recorre mi espina dorsal... XDDD

lunes, 18 de abril de 2011

Celebrities: Lars von Trier

Perdón por estar ausentes estos días, pero da la casualidad de que durante Semana Santa estaremos algo ocupados. Aún así, intentaremos publicar cuando saquemos algún hueco. Aprovechando el reciente y exquisito avance de "Melancholia", hoy os dejo con un tronchante video de Muchachada Nui que parodia precisamente a su director: el danés Lars von Trier. Para aquellos que no conozcan a este grupo de cómicos españoles, os recomiendo buscar en Youtube más videos de ellos. ¡¡Disfrutadlo!!

viernes, 15 de abril de 2011

Carlos (2011)


Por Carlos(no el de la película): ****1/2
Estrenada en Cannes el año pasado como una mini serie de 5 capítulos, 'Carlos' se estrena ahora en cines en versión reducida (165 minutos, casi nada) y nos cuenta la historia de Ilich Ramírez Sánchez, alias 'Carlos', un terrorista cuya fama alcanzó su cúspide en los 70 y principios de los 80 gracias a sus ideas revolucionarias izquierdistas, a las que se le unían su carácter mercenario.

La película nos narra la ascensión de Carlos, sus amistades al comienzo de su actividad terrorista, sus incursiones en Oriente Medio gracias a su apoyo a la causa palestina, su amistad con el gobierno de Saddam y con algunos grupos terroristas iraquíes que le contratan para atacar a la reunión de la OPEP en Viena en 1975, hecho sobre el que gira prácticamente todo el argumento de la película. Además de la historia puramente didáctica de este personaje, la película también nos hace ver su carácter, su pasión por las mujeres, sus relaciones con los grupos armados y sus miedos, que no son muchos.

Además de que la historia es realmente adictiva e interesante: terrorismo internacional, lucha armada, ideas izquierdistas románticas, un poco de la historia interna de oriente medio en los 70 y 80...'Carlos' cuenta con una genial ambientación que no escatima ni en diseño de escenarios, localizaciones (hasta 8 países se visitan en la película), vestuarios y con una genial fotografía. Además el montaje es muy adictivo y entretenido, como en la escena de la OPEP (que recuerda un poco a Bourne) y más pausado en escenas explicativas, que son muchas, pero al ser tan larga la película y al tener unos diálogos tan resumidos y concisos, no nos perdemos nunca. Quizás sea esta la gran virtud de la película. Al ser un resumen de la miniserie, es realmente grandioso poder condensar tanta información y tanto guión en la mitad, sin que por ello nos perdamos o nos sintamos un poco extraños entre escena y escena. Sin embargo, sí es cierto que en ocasiones algunas secuencias seguidas saltan un poco en el tiempo, no sé si es así originalmente o el director tuvo que dejarlo de esa forma. De todas formas no se le puede achacar nada al guión. Buenos diálogos (en versión original es genial, hasta 6 idiomas tiene la cinta), secuencias de acción, viajes por medio mundo...y todo ello en varios actos que hacen la película mucho más llevadera y que nos permiten ir descansando a la vez que la vemos.

Oliver Assayas es el director de la película. Con un presupuesto de 13 millones de euros (que a mí se me antoja bastante ajustado para la magnitud del proyecto) ha conseguido un buen resultado. 'Carlos' es una película muy entretenida, por su argumento y por su realización y podemos conocer, no sólo la figura del terrorista, sino la política internacional de la época y los distintos grupos armados europeos e islámicos. Para interpretar a Carlos, Assayas tuvo buen ojo eligiendo al venezolano Édgar Ramírez, que desnuda (literal y metafóricamente) al personaje y lo interpreta a la perfección, dándole un toque agresivo y a la vez humano. Por cierto, el nota habla 5 idiomas además del español. Qué crack.

Para resumir, 'Carlos' es una película muy interesante y muy recomendable. Si podéis gastaros los 6 euros del cine, id a verla porque merece la pena y mucho. Dos horas y media que pueden resultar un poco largas pero que al terminar, da una sensación de haber gastado bien el dinero.

miércoles, 13 de abril de 2011

Retrospectiva: Los amigos de Peter (1992)


Hace unos meses escribí una retrospectiva sobre 'Beautiful Girls', una película noventera cuyo tema principal era la amistad desde el punto de vista de unos antiguos amigos de instituto que llevan tiempo sin verse. Si bien el principal defecto que vi fue la americanización del guión, por llamarlo de alguna manera, en 'Los amigos de Peter' desaparece. En esta ocasión, el guionista, director y actor Kenneth Branagh se olvida de clichés y lugares comunes para contarnos la misma historia desde una perspectiva más realista y lúcida, más europea al fin y al cabo.

Peter, interpretado por el gran Stephen Fry (el presentador de V de Vendetta, para el que no lo conozca) acaba de heredar la mansión de su padre que acaba de morir. En lugar de venderla, tasarla o alquilarla inmediatamente, decide invitar a sus amigos de juventud (Emma Thompson, el mismo Branagh, Hugh Laurie, Imelda Staunton y Alphonsia Emmanuel), con los que formaba un grupo de cabaret, para pasar unos días después de varios años sin verse. Cuando se encuentran, no todo es tan bonito como parece pues algunos personajes han sufrido hechos traumáticos, otros son infelices en su matrimonio y otros tienen problemas personales. Al igual que en 'Beautiful Girls', nos presentan a los personajes ya crecidos con una vida con la que no están del todo conforme. 'Los adultos somos niños con dinero', dice Branagh en una escena. Pero Peter no sólo los ha invitado para recordar viejos tiempos.

La película presenta los distintos puntos de vista de la vida adulta de una forma bastante acertada. Además nos sumerge en un cúmulo de situaciones de toda índole: divertidas, dramáticas, violentas y vergonzosas. Todo ello sin que el guión se sobrecargue (cosa fácil, teniendo en cuenta la cantidad de personajes) y todo fluya a la perfección. Los diálogos son ágiles y corrientes, pero cargados de significado. Además los constantes puntos cómicos ('¿Usted veía arriba y abajo?') le dan un plus extra. La película parece una sucesión de cortos Sketches, bien enlabazados. Branagh pone las cartas sobre la mesa, esto es lo que hay y lo que nos espera a todos, sin utilizar artificios ni falsedades. Puede que en ocasiones caiga en algunos tópicos, pero realmente se pueden pasar por alto y quedan bien.

Mención aparte para los actores. Me quito el sombrero ante la pareja Laurie/Staunton, ante una genial Emma Thompson y unos inconmensurables Branagh y Fry. Esto sí que es un reparto de altura, actores que ya se conocían antes de la película y que demuestran toda su química en ella.
También hay que tener en cuenta la genial banda sonora, llena de auténticos temazos (Queen, Springsteen, Cyndi Lauper...) que amenizan aún más la película.
Los amigos de Peter es una gran película que tiene todo lo que una comedia (o comedia dramática) debe tener: emoción, alegría y una escena final que quita el hipo.

Carlos.

-------------------------------------------

¿Nunca os habéis preguntado dónde estarán a los que consideráis vuestros mejores amigos dentro de 10 años? ¿Será todo igual o habrá importantes cambios? De eso trata sencillamente "Los amigos de Peter": podría ser un flash - forward de la vida de muchos de nosotros cuando lleguemos a la treintena... Sé que Carlos ha resumido la cinta perfectamente, pero no he podido resistirme y necesitaba comentar también algo porque es una de mis películas favoritas. Además de lo citado por mi compañero, me gustaría resaltar el acierto por parte de Kenneth Branagh a la hora de reunir a un elenco tan eficiente como éste, pues todos están muy convincentes y no se pisan entre ellos en ningún momento (cada uno sabe cuál es su sitio en el film). Fiel a su estilo, el cineasta nos ofrece diálogos inteligentes salpicados con ingeniosos golpes de humor que transmiten calidez y cercanía (la escena en la que la mujer de Branagh en la ficción se come todo lo que hay en la nevera de manera compulsiva tirando por la borda su dieta y su tabla de ejercicios para estar en forma es muy divertida por ejemplo). Las intensas relaciones que mantienen los personajes entre sí son tan creíbles que traspasan la pantalla y consiguen que el espectador se sienta integrado como un colega más del grupo. Estoy seguro de que más de uno sentirá nostalgia durante su visionado... Por otra parte, no tiene precio ver a unos actores de la talla de Stephen Fry, Emma Thompson, Imelda Staunton o Hugh Laurie cuando no eran todavía tan conocidos, ¡están tan jóvenes! Siento predilección por el matrimonio Staunton - Laurie porque pegan muchísimo, se compenetraban tan bien que repitieron como marido y mujer en "Sentido y sensibilidad" de Ang Lee (aunque aquí se llevaban peor). En definitiva, una historia preciosa, entrañable y sincera sobre el valor de la amistad que seguramente no os defraudará.

Juanmez.

lunes, 11 de abril de 2011

21 días en el curso de libre configuración

Dos amigas de la facultad de comunicación de Sevilla, entre ellas Marina, una seguidora de nuestro blog, han dirigido un curioso corto parodiando el famoso programa '21 días'. En esta ocasión, las dos chicas se internan en un curso de libre configuración, mostrando los entresijos de éstos y las consecuencias, que conllevan en ocasiones a un estado de locura transitoria. Grabado con cámara de móvil, todo fue improvisado sobre la marcha. El resultado es muy bueno. Aquí lo tenéis.

¿Qué fue de...Rick Moranis?

Al igual que hice en su día con Ivana Baquero, hoy investigué por la red sobre el paradero de Rick Moranis (cri cri...cri cri...) Sí hombre, ¡¡Rick Moranis!! Seguro que os suena. Ese actor cómico de aspecto bobalicón que tanto me hacía reír cuando era pequeño en divertidas (y alguna que otra antológica) cintas ochenteras y noventeras, tales como "Cazafantasmas", "Cazafantasmas 2", "Cariño he encogido a los niños", "La loca historia de las galaxias", "Los Picapiedra", etc. Al parecer, en 1997 dejó su carrera cinematográfica porque después de fallecer su esposa no podía compaginar el cuidado de sus hijos con el mundillo del cine, del que por lo visto no guarda muy buen recuerdo (quizás se cansó de estar encasillado en el mismo personaje). Tras aparcar esta faceta como actor, se dedicó al doblaje de largometrajes animados: "Rudolf" o "Hermano oso" son dos pruebas de ello. Me puse a buscar información sobre él porque no hace mucho se especuló sobre su posible participación en “Cazafantasmas 3″, algo poco fiable por el momento (como el mismo proyecto en sí). Tal y como sospechaba, no era el único que se preguntaba qué había sido de él, puesto que he bicheado más sitios en Internet en los cuales también se lo cuestionaban... Curiosamente en una de ellas encontré un link a su página web oficial, donde comprobé que actualmente se dedica a componer canciones de estilo country folk (por lo visto ya en los 80 sacó un disco titulado "You, me, the music and me", del que no tengo conocimiento). ¡Las vueltas que da la vida! A lo mejor, su auténtica pasión siempre había sido esta y nunca tuvo la oportunidad de darle rienda suelta en condiciones... En fin, aquí os dejo el link de su web, por si os interesa saber más: http://www.rickmoranis.com/

jueves, 7 de abril de 2011

Canción final Kill Bill vl.1

Aquí os dejo un pequeño homenaje que han hecho de Kill Bill 1, esa incomprendida obra maestra de Tarantino, finalizando con la pelea con O-Ren Ishii. Bicheando por ahí, me he encontrado con la canción original y vaya...hay que ver la música que escucha este hombre. El tipo que la canta no tiene desperdicio. Ahora eso sí, está guapa (y se pega).



Por cierto: ¡Quiero ya el vl 3 y 4!

martes, 5 de abril de 2011

Retrospectiva: La duda (2008)

Recientemente estuve comentando con unos amigos esta película que tanto me gustó cuando la vi en su momento. Casualmente, hoy recordé que conservaba una reseña de la misma que ya publiqué en otro blog de cine fallido, por lo que he decidido aprovecharla y retocarla un poco porque me apetecía compartirla con vosotros...

En mi opinión, la adaptación para la gran pantalla de la aclamada obra de teatro "La duda" por John Patrick Shanley, es un placer para la vista y el intelecto: una película con nervio que invita a la reflexión y al debate. Para paliar la carencia de un realizador fuerte al frente del proyecto (ya que Shanley podría considerarse como un director casi novel cuando la dirigió), la película cuenta con un sólido reparto compuesto por Meryl Streep, Philip Seymour Hoffman, Amy Adams y Viola Davis nada menos. Todos están espectaculares y lógicamente se convierten en el atractivo principal de la cinta (el duelo actoral Streep/Hoffman quizás es de los mejores que he visto de la pasada década).


Con un guión intachable, de esos en los que hay que leer entre líneas para extraer todo el jugo, la película muestra el enfrentamiento dialéctico y de poder entre una severa monja que se rige estrictamente por los valores tradicionales (Streep) y un carismático sacerdote con aires reformistas (Hoffman); esta riña se debe a que la primera sospecha que el segundo en cuestión está abusando de un joven alumno negro sin ningún tipo de prueba física que le delate, tan solo se guía por su percepción y se basa en indicios. Para añadir más hierro al asunto, la historia se ubica en la América de 1964 (un turbulento año después de la muerte del presidente Kennedy en el que se dieron grandes problemas de integración racial).

En palabras del director, es interesante contraponer los dogmas de fe de ambos personajes protagonistas con la poderosa sombra de la duda, una duda que origina el conflicto íntimo de ambos, una duda que traspasa la pantalla y cala de manera efectiva en el espectador.

SPOILER

Mientras que el personaje de Amy Adams sirve sólo como un móvil de la cadena de acontecimientos que se suceden, el de Viola Davis (en el rol de la madre del chico negro) consigue transmitir gran profundidad e intensidad en tan solo 10 minutos que tiene de intervención: su rol es probablemente el más complejo y tal vez a algunos les cueste empatizar con él; porque cuando Meryl Streep le revela sus sospechas, ella las ignora y justifica cualquier relación que mantenga su hijo con el cura, argumentando que, al fin y al cabo, es la única persona que vela por su bienestar en un colegio en el que corre el riesgo de ser excluido por su color de piel; eso es lo único que a ella le importa y le basta: la estabilidad de su hijo. Por otra parte, en un momento determinado de la conversación, Viola Davis deja entrever la posible orientación sexual de su hijo, motivo por el que prefiere zanjar el asunto antes de que llegue a oídos de su homofóbico y abusivo marido. Su interpretación representa el ejemplo perfecto de la inseguridad y del miedo...

Se trata de una historia en la que el público debe interpretar, desde sus propias experiencias, lo que ocurre en su desarrollo. A mi modo de ver, uno no puede posicionarse con ningún personaje porque ni los buenos son tan buenos ni los malos tan malos como aparentan en la cinta, se dan múltiples lecturas:
¿Realmente el sacerdote llega a abusar del chico, con o sin consentimiento del mismo? ¿Es la monja una malintencionada mujer interesada en desacreditar al cura, o en realidad es la única que ve las secretas e indecentes intenciones que éste tiene sobre dicho alumno? ¿Son lícitas las medidas que toma la monja para provocar la huida repentina del sacerdote? Como dije en su día, mantengo que siempre nos quedará la duda...

FIN DEL SPOILER

domingo, 3 de abril de 2011

Festival de Málaga 2011

La Biznaga de Oro a la mejor película del Festival de Cine Español de Málaga ha recaído en "Cinco metros cuadrados", de Max Lemcke. La cinta gira en torno a la especulación urbanística y además ha recibido el premio al mejor actor masculino (a Fernando Tejero) y al mejor actor de reparto (a Jorge Bosch). A su vez también ha sido distinguida con el galardón al mejor guión y el Premio de la Crítica. La otra gran vencedora del festival ha sido la película rodadada en euskera "Arriya", que además del premio a la mejor actriz a Begoña Maestre ha ganado en los apartados de banda sonora, fotografía, y vestuario. ¡Felicidades a los premiados! La lista completa en Leer más.



Biznaga de Plata Mejor Montaje
Ángel Hernández Zoido por ¿Para qué sirve un oso?

Biznaga de Plata Mejor Vestuario
Saoia Lara por Arriya

Premio Biznaga de Plata Fotofilm Deluxe Mejor Fotografía
Gaizka Bourgevad por Arriya

Premio Biznaga de Plata Mejor BSO
Bingen Mendizábal por Arriya

Premio ALMA Mejor Guionista Joven Biznaga de Plata
Enrique Otero y Miguel de Lira por Crebinsky

Premio EGEDA Mejor Guión Biznaga de Plata
Pablo Remón y Daniel Remón por Cinco metros cuadrados

Premio Biznaga de Plata Mejor Actor de reparto
Jorge Bosch por Cinco metros cuadrados

Premio Biznaga de Plata Mejor Actriz de reparto
Geraldine Chaplin por ¿Para qué sirve un oso?

Premio Biznaga de Plata Mejor Actor
Fernando Tejero por Cinco metros cuadrados

Premio Biznaga de Plata Mejor Actriz
Begoña Maestre por Arriya

Premio Biznaga de Plata Mejor Dirección
Tom Fernández por ¿Para qué sirve un oso?

Premio Especial del Jurado Biznaga de Plata
Catalunya úber alles! de Ramón Termens

Premio Ciudad de la Luz Mejor Película Biznaga de Plata
Cinco metros cuadrados