viernes, 18 de noviembre de 2011

Retrospectiva: Contra la pared (2004)

2004 fue un año muy interesante. Pudimos disfrutar de la multioscarizada 'Million Dollar baby', la segunda parte de 'Kill Bill', el éxitazo español 'Mar adentro' o la película asiática 'Hierro 3', todo un hit en los círculos cinematográficos. Pero en Europa hubo una protagonista absoluta, una película genial que arrasó en Berlín y en los premios de cine europeo. 'Contra la pared' es una película alemana dirigida por Fatih Akin, director alemán de ascendencia turca, y protagonizada por un cúmulo de actores turco-alemanes.

Como habréis podido adivinar, la película se enmarca en la sociedad turca de Alemania. Familias que emigraron, algunas conservando sus costumbres y otras olvidando totalmente sus raíces y sumergiéndose en la vida alemana. Los protagonistas de la película, Cahit (Birol Ünel) y Sibel (Sibel Kekilli) representan estas dos versiones. Cahit es un tipo vago que no trabaja y que vive en un cuchitril. Harto de su apestosa y monótona vida sin sentido, decide un día acabar con ella acelerando su coche contra un muro. Milagrosamente, se salva, y en el hospital coincide con Sibel, una chica cuya familia coarta su libertad. Esta represión trastorna a Sibel, que se corta las venas, pero infructuosamente. Al escuchar el nombre de Cahit, sin ni siquiera conocerlo, decide casarse con él.

A partir de aquí la historia avanza y evoluciona de forma lineal, segura, con situaciones de todo tipo. Una relación tan atípica como ésta deriva en multitud de escenas y momentos sin sentido. Los protagonistas tienen relaciones con otros personajes, pero ellos apenas se conocen. Su matrimonio, puramente de conveniencia, no les priva el disfrutar de la vida nocturna de Hamburgo, donde el director se explaya y da rienda suelta a su calidad cinematográfica, creando escenas muy dinámicas, casi parecen ajenas a la película. Conforme se suceden las escenas, el dramatismo cobra cada vez mayor importancia, y la película empieza a dar giros argumentales, pasando por varias etapas totalmente distintas hasta terminar la película.

Fatih Akin, autor también del guión, muestra de forma descarada la vida de estas personas. Su forma de rodar es directa y no muy pudorosa, mostrando escenas de todo tipo, aunque guardando siempre las formas: sexo, peleas...todo está grabado intensamente. La película también es una fotografía de la sociedad, con dificultades para encontrar un buen trabajo, jornadas laborales interminables y poco productivas y una sensación general de desazón. El choque de culturas está presente, por supuesto, una sociedad abierta como la alemana que encierra dentro un submundo de culturas distintas que viven ajenas al resto.

El buen hacer del director consigue que la película sea entretenida de principio a fin. Un argumento contado a base de actos, muy originalmente separados con una curiosa danza árabe, una historia muy original, con personajes y situaciones fuera de lo normal y una banda sonora potentísima, mezclando temas árabes con canciones más actuales, son los mejores alicientes para disfrutar de la película. Los actores están muy inmersos en sus personajes y sus actuaciones son muy buenas. Los diálogos son ágiles y, una cosa que yo aprecio mucho en una película, no hay escenas bochornosas. Todo ocurre como en la vida misma.

Nos os arrepentiréis si perdéis dos horas viendo 'Contra la pared'. Es una película muy vistosa, con una fotografía y una atmósfera absorbente, y a pesar de que se estrenó hace varios años, el tema social a tratar sigue estando presente hoy.

Os dejo uno de los temas de la película, que lo disfrutéis:

1 comentario:

Una cinéfila dijo...

Es una película muy interesante. Yo diría que por encima de todo es una historia de amor. Pero una historia de amor descarnada, amarrada al momento y al lugar en donde se desarrolla. Incluso el final me parece muy bueno, esperanzador y liberador.