sábado, 29 de octubre de 2011

Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio (2011)

Por Juanmez: ****

Las altas expectativas que tenía con el “Tintín” de Spielberg y Jackson, indiscutibles colosos de la industria cinematográfica en general y del cine de aventuras en particular, se han cumplido. ¿Por qué? A continuación, enumeraré brevemente las razones:

1. El respeto por el material original y el primor que se ha tenido a la hora de trasladarlo a la gran pantalla.

2. Su innegable sentido del espectáculo.

3. Si bien la técnica de animación utilizada por Robert Zemeckis en “Polar Express” y “Beowulf” siga sin estar del todo perfeccionada aquí, hay que reconocer que el acabado visual ha mejorado considerablemente.

4. Independientemente del parecido que guarden con “Indiana Jones”, las secuencias de acción no dejan de ser trepidantes, planificadas con esmero hasta el último detalle.

5. El alocado y divertido fragmento en África, destacando la persecución en Bagghar rodada en un mismo plano secuencia.

6. La fantástica banda sonora a cargo del infalible John Williams, que aún sin contar con un “main theme” que cale hondo, consigue registrar en su partitura cada matiz de la cinta.

7. Algún que otro autohomenaje entrañable de Spielberg (“Tiburón” por ejemplo).

8. El exquisito relato del personaje de Francisco de Hadoque narrado a modo de flashback, sobre todo la impactante secuencia del abordaje al barco que tripulaba.

En resumen, es evidente que Hergé no iba desencaminado al pensar en tito Spielberg como el director idóneo para hacer una película basada en su obra, pues el resultado final ha sido todo un éxito. ¿Para cuándo una segunda entrega?

1 comentario:

Una cinéfila dijo...

Es una muy buena adaptación del comic. Visualmente es impactante y recuerda al mejor Spielberg en sus películas de aventuras introduciendo en la mayor parte del metraje secuencias de acción que atrapan al espectador. Ambienta de forma espléndida cada uno de los lugares en donde se desarrolla la trama. Añade momentos de humor que conforman un film estupendo.