miércoles, 19 de octubre de 2011

Crazy, stupid, love (2011)

Por Carlos: **

Si 'Cómo acabar con tu jefe' nos presentaba a un extenso plantel de caras conocidas más una historia muy original y con bastante gracia, 'Crazy, stupid, love', película que puede recordar un poco a ésta, es otra comedia americana que podemos ver en los cines ahora, y que sólo cumple la primera de las premisas. Mezclando un poco el concepto de familia moderna, con sus divorcios y sus hijos más adultos de lo normal y por otro lado la historia de Ryan Gosling, ligón profesional que conquista a una chica cada noche, a los directores Glenn Ficarra y John Requa parece que se les va el guión un poco de las manos, y entre continuos altibajos, escenas buenas seguidas de otras que dan vergüenza ajena y algunas más que parecen salidas de la mente de una adolescente de catorce años nos presentan una de las peores comedias del año.

Steve Carrel y Julianne Moore se quieren divorciar en la primera escena de la película, y a partir de ahí los conocemos a ellos, a su hijo mediano enamorado de su niñera, de 17 años, a su vez enamorada de Steve Carrel, que viéndose solo decide salir a tomar unas copas y de paso conocer a Ryan Gosling para que le enseñe a ligar. Por medio tenemos además a la 'graciosa' de Emma Stone, quizás el mejor personaje de la película.

Vedla si queréis, ni ganáis ni perdéis. De la risa tonta pasáis a la vergüenza, y viceversa. Las dos estrellas y no una es por los actores, que no lo hacen mal, aunque si le diera más peso a la escena final igual no le ponía ninguna...

Lo mejor: Steve Carrel y Emma Stone.

Lo peor: Marisa Tomei, visto y no visto. Y Kevin Bacon, ¿qué hace con su vida?.

1 comentario:

Juanmez dijo...

Cargadita de tópicos, pero bueno entretiene dentro de lo que cabe... Jamás pensé que vería a Ryan Gosling como un experto en ligues al mas puro estilo Hitch XDDD