lunes, 26 de septiembre de 2011

Cowboys y aliens (2011)

Por Juanmez: **1/2
 

Aunque la primera impresión que tuve cuando vi el tráiler de este inimaginable “crossover” fue de desconcierto, reconozco que tras verlo por segunda vez me invadió una tremenda curiosidad por saber si la bizarra ecuación de cowboys y aliens funcionaría en pantalla (ya que la mera idea de por sí sonaba ridícula de entrada). Entonces decidí darle una oportunidad, al fin y al cabo quizás no haya otra ocasión en la que pueda disfrutar con dos pesos pesados como James Bond (Daniel Craig) e Indiana Jones (Harrison Ford) compartiendo un mismo plano. ¡Combinación impagable en los tiempos que corren!

Antes de verla, pensaba que la película se centraría sobre todo en la previsible dominación extraterrestre, utilizando el marco del viejo Oeste como un pretexto que respondía únicamente a fines estéticos y comerciales (ya que es innegable que estos últimos años el género western ha experimentado un tímido resurgir con films como “No es país para viejos”, “Valor de ley” o “Appaloosa” entre otros). Sin embargo, mi sorpresa fue mayúscula cuando comprobé que la cinta integra a la perfección ambos géneros sin resentirse lo más mínimo, de hecho podría decirse que posee más elementos propios del western que de ciencia – ficción. Desconozco si en la novela gráfica de donde procede será igual…

De todos modos, no es de extrañar que la película esté bien llevada dentro de lo que cabe, ya que su director Jon Favreau ha demostrado sobradamente con las dos entregas de “Iron man” que es todo un artesano dirigiendo trepidantes secuencias de acción acompañadas de notables efectos visuales. Sin duda, lo más reseñable es la extraña pareja formada por Craig y Ford, quienes por muy ridículos y perdidos que puedan parecer en algún que otro tramo (sobre todo Ford), siguen demostrando que son animales escénicos que se comen la pantalla con solo pestañear o hacer una mueca de desprecio. Tampoco se queda atrás el resto del elenco: Sam Rockwell y Paul Dano están correctísimos en sus respectivos papeles, quizás la que no termina de encajar es la pavisosa de Olivia Wilde…


En resumen, mi consejo es que la veáis para desconectar un buen rato: es evidente que encontraréis incongruencias, chorradas y disparates por doquier en el guión, pero eso no significa que la película esté exenta de buen ritmo o no sea entretenida. Eso sí, tened muy presente que esto no es ni “Independence day” ni “Por un puñado de dólares”, no busquéis nada por el estilo. Esto es, simple y llanamente, lo que reza el título. No queráis ver más allá…

Lo mejor: Que la película se toma en serio a sí misma, ¡y curiosamente funciona!

Lo peor: Es un producto de rápido consumo fácilmente olvidable (a no ser que haya una absurda secuela que nos recuerde su existencia).

4 comentarios:

ALLAN!! dijo...

Estoy de acuerdo completamente, aunque no entiendo lo de que "no es Independence Day".

¡AFORTUNADAMENTE NO ES INDEPENDENCE DAY! Comparar una película de Michael Bay con algo más que otra de Uwe Boll es comparar el jamón con los gusanitos.

Ya lo decían Trey Parker y Matt Stone en aquella melancólica y triste canción de Team America "¿Por qué Michael Bay Sigue haciendo películas?"

Me repito, respecto a Cowboys & Aliens, completamente de acuerdo. Palomitas, chip de cítrico de cine apagado y a disfrutar en la butaca.

Juanmez dijo...

INDEPENDENCE DAY no es de MICHAEL BAY!!! JAJAJAJA, de ahi que sea wena!!! XDDDD. Es coña, Independence day no es un peliculón, pero en su momento de estreno impactó muchísimo eh??

ALLAN!! dijo...

Mirad, niños, así es cómo se pierde la credibilidad XD

Castigado sin amigos, por listo...

PD: Independence Day me sigue pareciendo una mierda infecta, puede que por eso la asociara con Bay

Juanmez dijo...

Como bien me has dicho por Whatsupp: te has cubierto de gloria!! XDDD. VIVA ROLAND EMMERICH Y SU CINE PALOMITERO!!