martes, 27 de septiembre de 2011

Con derecho a roce (2011)

Por Juanmez: *1/2

Da la impresión de que después de ser compañeras de reparto en “Cisne negro”, Natalie Portman y Mila Kunis se pusieron de acuerdo para hacer comedias románticas tontorronas cortadas por el mismo patrón: si la Portman flirteó con Ahston Kutcher en “Sin compromiso”, la Kunis hace lo mismo con Justin Timberlake en “Con derecho a roce”. ¿Pura casualidad? ¿Simple coincidencia? Tal vez nunca lo sepamos, pero no es algo que me quite el sueño… 

Ambas cuentan lo mismo: una relación de amigos con privilegios sexuales (conocido comúnmente como “follamigos”) y las consecuencias que ello puede conllevar, un tema que podría tener algo de miga, pero que corre el riesgo de convertirse en un soberano coñazo si no se explota correctamente. Y esto es precisamente lo que le sucede a “Con derecho a roce”, a la que no sé si catalogar como una comedia realmente, ya que salvo algún que otro gag aislado, el humor en ella brilla por su ausencia. No obstante, lo de romántica le viene de perlas porque, por mucho que la cinta pretenda alejarse de cualquier indicio de romanticismo, acaba cayendo previsiblemente en todos los clichés y tópicos habidos y por haber dentro del género. Por tanto, no os dejéis engañar por las apariencias, pues el producto sigue siendo igual de edulcorado y ñoño que el resto aunque trate de disfrazarlo constantemente. De todas formas, tampoco es algo que me quite el sueño…

Ahora bien, lo que sí me quita el sueño es ver a actorazos de la talla de Woody Harrelson, Patricia Clarkson o Richard Jenkins perdiendo su valioso tiempo con papeles secundarios tan desaprovechados y simplones. ¡Eso sí que es una auténtica tragedia griega! Entiendo que hay que comer, pero ¿no encuentran mejores ofertas?

Abreviando, “Con derecho a roce” repite la vieja fórmula de siempre sin aportar nada nuevo. Claro que, si os gustan mucho los carismáticos Kunis y Timberlake (quien por cierto cada día que pasa es más actor y menos cantante) echadle un ojo, pero no esperéis un film para tirar cohetes.

Lo mejor: Los flashmobs, tanto el de Frank Sinatra como el del grupo Kriss Kross.

Lo peor: Su predecible desenlace.

1 comentario:

Nuevas Peliculas dijo...

Hola :)

Cuanto tiempo sin pasar por aquí malditos cinéfilos ^^ Para mí esta película no es más que una copia de la comedia romántica de Ashton Kutcher y Natalie Portman, tampoco me gusta que sea tan predecible, eso sí, para una tarde que no tenga nada que hacer.. no la descarto, en casa claro.

Saludos!!