martes, 16 de agosto de 2011

Una reflexión sobre J.J Abrams

El día 19 de este mes se estrena una de las películas más esperadas del año, Super 8. El chico de moda, J.J Abrams, en colaboración con Steven Spielberg, nos traen esta película de ciencia ficción que parece volver al tipo de películas que hicieron furor en los 80, como E.T, Dentro del Laberinto, La historia interminable o Tron, es decir, ciencia ficción para niños (principalmente).
Si veis el tráiler, Super 8 pinta bastante bien. Después de más de un año realizando una buena campaña de promoción, cosa que a Abrams se le da muy bien, los críticos y espectadores de medio mundo esperan con impaciencia la cinta, que ya ha sido estrenada en USA. Pero no quiero hablar de la película, algo que sin duda haremos cuando se estrene. Me gustaría comentar algunos aspectos de J.J Abrams que me desquician un poco.

Los que estéis acostumbrados a leer prensa o revistas especializadas de cine, seguramente habréis oído alabanzas del calibre de 'el nuevo chico prodigio de Hollywood', 'el digno sucesor de Spielberg' y cosas asi, dando a relucir la gran capacidad creativa de este tipo, que parece no tener rival hoy en día.
J.J Abrams es principalmente un creador (¿?) de series. No sé de qué forma lo consigue, pero tiene en su haber como unas 6 series que en teoría, parece haber comenzado él. Sin duda, en este aspecto de su carrera no podemos reprocharle mucho, pues Alias, Perdidos y Fringe son tres buenos ejemplos con calidad suficiente como para hacerlo. A pesar de eso, es curioso como el tío ha sido capaz de lograr que asociemos esos tres nombres con el suyo propio. Pongo la mano en el fuego si afirmo que ninguno de vosotros cuando oye 'Los Soprano', lo asocia con David Chase, o 'The wire' con David Simon, ¿verdad?. Las series las empieza un tío, pero después de varias temporadas pasa por tantas manos que es absurdo ponerle autor a una serie de televisión entera.

Si estudiamos detenidamente al J.J Abrams director de cine, nos encontramos con una filmografía bastante pobre y de mala calidad.
- Misión imposible III: Pobre tercera parte de la saga de Cruise, que empeora la segunda (ya de por sí mala) y se coloca a años luz de la primera. Calificación: SUSPENSO.

- Monstruoso: No la dirigió él, pero se llevó todo el peso de la producción y postproducción con esta cinta remake de otra asiática. Si la veis, veréis como vuestras espectativas decaen a los 15 minutos. Lo peor es que la cinta dura 1 hora. Calificación: SUSPENSO.

- Star Trek: Tuvo buenas críticas, y la película es muy entretenida. Pero para personas adultas y con juicio, no es más que un cúmulo de patochadas y grandilocuencias del amigo Abrams. Calificación: APROBADO (raspado).

Que yo sepa, las primeras películas de Spielberg para la gran pantalla, obviando sus tres o cuatro trabajos en televisión (al igual que Abrams), fueron: 'Loca evasión', 'Tiburón' y 'Encuentros en la tercera fase'. Vosotros mismos podéis hacer la comparación.
En cuanto a la originalidad de Abrams, no creo que vaya más allá de su grupo de asesores y guionistas (¿o creíais que todo lo hacía él?) que le van susurrando al oído cada cosa que tiene que hacer. Abrams es un tío muy listo. A pesar de eso, no estoy seguro qué han podido ver Spielberg o Lucas en él. Seguramente cualquier fan de la ciencia ficción sea capaz de hilar tantos o más argumentos que el J.J.

Así que no os dejéis engañar por su nombre. Igual en Febrero se lleva el Oscar al mejor director, todo es posible, pero J.J Abrams no es un buen director de cine, quizás sea un buen productor y un excelente patrocinador, pero su trabajo se basa meramente en poner su careto y decir: 'mirad que friki soy, que me gusta la ciencia ficción, leo cómics, juego a videojuegos, y además soy productor y estoy forrado'. Anda y que le den...

1 comentario:

Juanmez dijo...

Así se habla!! No se puede ir de guay por la vida siendo un mierdecilla de tres al cuarto jajajaja