martes, 9 de agosto de 2011

Escena: "It´s my party and I´ll cry if I want to"

Cada vez que veo la ocurrente campaña publicitaria de "Tengo derecho a mi fiesta" realizada por Ikea, no sé por qué se me viene a la cabeza esta sensacional secuencia de la película "Este chico es un demonio". En ella, el travieso de su protagonista se propone arruinar una fiesta de cumpleaños a la que ha sido invitado con el único propósito de fastidiar. Toda una crueldad, pero ¿y lo que me reía yo de pequeño? Prestad atención a los exagerados aspavientos y morisquetas de la cumpleañera en cuestión, no tienen precio...

3 comentarios:

Cristina Hidalgo dijo...

BRUTAL, BRUTAL Y BRUTAL...seguro que cuando elegiste esta escena pensaste en mi no?? al menos un poquito.
Tengo que decir que la niña de la flor siempre me impactó, me parece que hizo un papelón. La escena de la piscina es inolvidable y el tema principal que acompaña la escena no pudo estar más acertado, además de ser uno de mis favoritos de la infancia.
Este chico es un demonio (sea el número de la saga que sea) nunca sobrará en alguna sobremesa de un fin de semana...

Cristina Hidalgo dijo...

SE ME OLVIDABA!!!

Y qué me dices de la escena del parque de atracciones en Este chico es un demonio "??
Para mi inolvidable también....jajajja qué asco!

Juanmez dijo...

Pues sí que me acordé de tí, para que negarlo jajajaja