jueves, 9 de junio de 2011

Hanna (2011)


Por Carlos: **

Lo que pudo ser y no fue.
Hanna se presentaba como una película fresca en el panorama de cine de acción, algo así como una sucesora de la trilogía Bourne mezclado con León el profesional, protagonizada por una cría a la que la educa su padre en los páramos del círculo polar ártico por una serie de catástrofes que ocurrieron en el pasado. Pero lo que Joe Wright, otrora director de dos grandes películas como 'Orgullo y prejuicio' y 'Expiación' nos muestra, no es sino un cúmulo de infructuosos intentos por parecer moderno, atrevido y muy, muy guay. Y nada, así no se hacen las cosas.

SPOILER

Me gustaría comentar primero unos cuantos ejemplos que a mi modo de ver sacan los colores:vale ya que cada vez que España sale en una peli yanqui, nos metan a los gitanos de turno bailando y cantando flamenco alrededor de una hoguera (y para colmo, saben inglés), vale ya de escenas videocliperas para las escapadas, como la del inicio de la película (¿alguien me puede explicar porqué la luz parpadea de esa manera?), y vale ya de chorradas para llamar la atención, como la escena pseudolésbica (parece un vídeo de t.a.t.u), la música copiada de 'La red social', y unos giros de cámara que no sé para qué sirven.

FIN SPOILER

Joe Wright se podía haber dejado de chorradas y haber seguido con la línea de sus anteriores películas. Hubiese sido muy interesante una película de esta temática visto desde el punto de vista intimista y profundo de sus anteriores cintas, explotando el fuero interno de sus protagonistas, agentes de la CIA (no queda claro qué son), terroristas (tampoco queda claro esto)...y la historia se habría enriquecido notablemente. La película en su conjunto es un despropósito monumental. Un cúmulo de escenas en su mayor parte sin sentido, situaciones que se dan como cotidianas cuando a nosotros nos parecerían muy fuera de lugar y unos diálogos totalmente absurdos.

Recordando de nuevo a la trilogía Bourne, en 'Hanna' se recurre también al cambio de países, a los contrastes, del desierto al ártico, a las praderas o a la ciudad, sumando por tanto las distintas culturas e idiomas que pretenden dotar de un aire universal a la película. Sin duda el guionista se creía que mientras más idiomas y lugares se viesen en la película más densidad narrativa tendría. Se recurre por supuesto a la persecución constante, lo mejor sin duda de la película, ya que gracias a esto se convierte en un divertimento palomitero que a pesar de todos los problemas presentados, entretiene y mucho.

De Saoirse Ronan no se puede decir que lo haga mal, pero su papel tampoco exigía demasiado. Su protagonista es totalmente plano, y es fácil interpretar si en toda la película no tienes ni que sonreír ni que llorar, simplemente poner cara de palo. El personaje de Cate Blanchet es caricaturesco, pero como ella es tan buena actriz, apenas se nota si no nos fijamos demasiado. El mejor sin duda es Eric Bana, cumplidor como siempre.

Así que si queréis pasar un rato entretenidos y olvidaros de todos los problemas, podéis permitiros gastaros 6 eurillos y dos horas en ver esta película. Si no ahondáis demasiado, lo pasaréis bien, y si profundizáis, igual salís con un cabreo mayor. Un argumento bastante interesante que se echa a perder por una mala dirección. No es la primera vez ni la última. Además de que al final, la mitad de los cabos siguen sueltos. ¿Mi recomendación? Pillaros la trilogía de Bourne , lo mejor del cine de acción de los últimos 15 años, sobresaliente por todos lados, y pasad de tonterías como ésta.

3 comentarios:

Juanmez dijo...

Desde luego, un despropósito en toda regla. Yo no le daba ni dos estrellas, vaya fiasco... Además, no es el tipo de película que le pegue a Joe Wright.

Tan solo rescato la penetrante y gélida mirada de Saoirse Ronan, quien parece mimetizarse a la perfección con el entorno.

PD: ¡¡¡No sé si te has dado cuenta pero Blanchett hace de nuevo de Irina Spalko!!! XDDD

Jose Manuel dijo...

Creo que le habéis dado demasiada caña. No es una gran película pero para verla de gratis y echar un ratillo está bien. Ni que las películas anteriores de Joe Wright o las pelis de Bourne fueran para tirar cohetes. Por lo menos aquí no va de pretencioso como en "Expiación" (y no pone esqueletos que no saben actuar saliendo mojados de una fuente). Hace una cosa para echar el ratico y ya.

Juanmez dijo...

No sé, a mí Expiación me encantó (a pesar del esqueleto mojado). Para mí Hanna ha sido una decepción...