jueves, 24 de marzo de 2011

Inside Job (2011)

Por Carlos: ****
Ganador del Oscar al mejor documental, 'Inside Job' es lo que yo suelo llamar una película necesaria. Al igual que 'Bowling for Columbine', que denunció el uso de armas en Estados Unidos o 'Super Size Me', que arremetía contra la comida rápida, 'Inside Job' denuncia y señala a los causantes de la crisis mundial que atravesamos, con sus comienzos, su evolución y su final, señalando a los culpables de ella y poniendo en entredicho una vez más a la administración americana.
La película tiene un curioso comienzo, bastante original además, contándonos el germen que originó la crisis no desde el punto de vista de USA, sino desde Islandia. Nos narra (voz en versión original de Matt Damon, dato informativo) cómo los bancos Islandeses, a pesar de sus leyes férreas y modernas, junto con el gobierno islandés, fueron desregularizados, de forma que el dinero podía ser manipulado más fácilmente, y por ende, más inconscientemente (y avariciosamente) por ellos. Esto que puede sonar un poco fuerte, es sólo un símil con el caso de Estados Unidos. Sólo hay una diferencia, que Estados Unidos podía crear una hecatombe económica no a nivel nacional, sino a nivel mundial.

En el documental, Charles Ferguson, director, guionista y productor de la película, nos apunta como no podía ser de otra forma a los dirigentes de los bancos, inversores y demás grupos financieros americanos como los causantes (y además, únicos causantes) de la crisis. A todos nos suenan los casos de Lehman Brothers, la bancarrota de General Motors, o la agencia Moody´s, que valora la solvencia de las inversiones. Ferguson nos cuenta cómo todos los estratos de la economía americana estaban interconectados de forma fraudulenta para actuar en su bien común. Si bien en ocasiones el documental puede marear un poco (demasiados personajes, demasiadas palabras técnicas y nombres de diversas organizaciones), la idea central nos queda muy clara: que la crisis fue creada por unos especuladores, estafadores y personas que hicieron fraudes a más no poder. Hasta aquí nada nuevo bajo el sol. Lo bueno realmente es ver las conexiones entre estos tipos y el gobierno americano. Cómo éste último, avalaba a éstos grupos y los beneficiaban.
Si la organización Bush ya la vemos como el peor mandato de la historia americana, con este documental queda en un lugar bastante peor. Pero además, Clinton y ahora Obama, a pesar de sus ideas demócratas, parecen ser que, uno fue igual que Bush, y el otro va por el mismo camino.
El documental además nos transporta a varias localizaciones para comprobar cómo la crisis afectó a diversas naciones: China, Francia, Islandia, Singapur... Entrevistando a dirigentes de éstos países y confrontando las opiniones con los dirigentes de las organizaciones financieras americanas. Además, el director a pesar de señalar a los culpables, hace bien su trabajo y su partidismo (lógico y necesario) no es extremo, entrevistando a personas que también señalan a los culpables de la crisis, como a otros que no (y demostrando que éstos últimos no son sino mecenas de los banqueros). Un punto muy bueno es 'el señor ___ no quiso participar en esta película'.

Dejando a un lado el aspecto argumental, el documental es bastante digno y cumple su función plenamente. Es entretenido y adictivo, siendo exponencial en su complejidad. La cantidad de nombrajos al principio se va reduciendo, y a cada uno de ellos nos explica (a modo de power point) el concepto y su conexión con los anteriores. El montaje es interesante, dividiendo la cinta en varias partes, siendo cada una un 'periodo histórico' de la crisis. En ocasiones puede aburrir un poco al ser el documental demasiado lineal, pero tampoco afecta demasiado al desarrollo.

Inside Job es un trabajo no demasiado concienzudo, pero firme y convincente, que una vez más pone de manifiesto la falta de ética de algunos sectores de la economía americana, y de ellos mismos. Si podéis verlo, hacedlo.

No hay comentarios: