martes, 15 de marzo de 2011

De dioses y hombres (2011)

Por Carlos: **1/2

Película multipremiada allá por donde ha ido, 'De dioses y hombres' conquistó los César ganando el premio a la mejor película, el Gran premio del jurado en Cannes y muchas nominaciones a mejor film extranjero en distintos países. Si bien es cierto que la película es interesante en algunos aspectos, a mí sólo me ha provocado aburrimiento.
La trama nos sitúa en las montañas del Magreb, donde vemos el día a día de unos monjes franceses que viven allí por cuestiones puramente eclesiásticas, es decir, por amor a dios. A pesar de vivir entre musulmanes, la convivencia es pacífica y el respeto mutuo algo muy considerado. Los monjes ayudan a los nativos en distintas tareas, apoyo sanitario y demás. Todo marcha bien hasta que surge una revolución islamista de éstas que estamos acostumbrados a ver hoy en día por desgracia, que arruina la armonía del lugar. Los islamistas destruyen poblados y matan a inocentes y los monjes no tienen más remedio que mantenerse al margen. Esa no es su guerra. Sin embargo, sin querer, la lucha se convierte en su pan de cada día cuando una noche, un grupo de terrorista llega a su monasterio implorando atención médica.

A pesar de que el tema es muy interesante, que está a la orden del día y da mucho juego, la película es tan sumamente lenta, con planos tan hartamente largos, que resulta soporífera. Parece que al director le costaba cambiar la cámara de lugar, porque en algunos planos podemos hasta contar los poros en la cara de los actores. Si a esto le sumamos el poquísimo diálogo y que el nudo, o mejor dicho, el elemento conflictivo que da lugar al desarrollo de la trama no llega hasta el minuto cuarenta, nos topamos ante un auténtico somnífero cinematográfico.
No quiero decir con esto que las películas tengan que ser todas adrenalíticas y deben enganchar al espectador a base de recursos estilísticos grandiosos. He visto montones de películas lentas que me han atrapado desde el minuto uno. Se trata de introducir en el guión algunos elementos que despierten interés, y para ello no hacen falta escenas adictivas ni nada por el estilo. Ver a los monjes en sus quehaceres durante treinta minutos es algo muy pesado.
La película está además muy cerca del denominado Dogma por determinados aspectos: Luz natural, ausencia de música, decorados reales...quizás el director hizo esto a propósito, para que sintiéramos la pesadumbre y monotonía que viven los monjes día a día. Si es esto, lo ha conseguido, desde luego.
El apartado técnico está muy bien, una fotografía muy bonita y unos paisajes preciosos que sirven para deleitar al espectador que no se duerma durante la proyección. Los actores no trabajan mal, pero no hacen nada del otro mundo.
 'De dioses y hombres' bajo mi punto de vista no es una película de obligado visionado. Es lenta y tediosa, pero tiene un par de puntos interesantes. Podemos aprender un poco de la historia del Magreb y el caso real de estos monjes franceses. Aparte de eso, poco más.

2 comentarios:

Juanmez dijo...

Como dices, se centra demasiado en los aspectos de la vida diaria de los monjes en lugar de profundizar más en la raíz de los acontecimientos que les rodean. Se hace bastante pesada a ratos.
Lo mejor para mí es el momento "última cena", en el que todos los monjes están reunidos presintiendo lo que les va a suceder y la cámara examina minuciosamente sus rostros a través de intensos primeros planos, mientras suena la música de "El lago de los cisnes" de fondo. Muy poético...

Juanmez dijo...

Aún así, también te digo que yo le ponía 3 estrellas :P