jueves, 10 de marzo de 2011

Blue Valentine (2011)

Por Ronin: ****
Este año ya hemos visto algunas películas independientes bastante interesantes. Winter´s Bone me dejó un poco indiferente, The kids are all right estaba bien pero a veces caía en al americanada barata, Animal Kingdom era demasiado fría y Somewhere...bueno, ¿dónde dejamos a Somewhere?. Sin embargo con Blue Valentine me ha pasado algo diferente. Es una película que me ha entretenido de principio a fin, con la que no he pasado vergüenza respecto a alguna escena y además, emociona (aunque sólo sea un poquito).
Blue Valentine habla de las relaciones de pareja de una forma bastante original. Ya en '500 días juntos' vimos un intento de mostrar una relación a través de la comparación en sus distintas etapas. La película nos ofrece algo muy parecido, pero confrontando tan sólo el principio y la posible destrucción de una relación, sin mostrarnos lo que pasa en medio. De esta forma, puede parecer que todo se desmiembra de golpe, y las dos personas que protagonizan la película se dejan de querer del día a la noche, pero no es así. El guión está tan bien cuidado que podemos imaginarnos los seis años que pasan juntos y cómo poco a poco todo se va yendo al traste.

En Blue Valentine tenemos a Cindy (Michelle Williams), enfermera en un hospital y a Dean (Ryan Gosling), uno de estos tipos que hacen cualquier trabajo. Viven en perfecta armonía junto con su niña Frankie a la que sin duda la quieren con locura. Todo parece ir bien, pero vemos como Cindy parece ir a su bola más que Dean, al ser más seca y menos afable, con lo cual podemos pensar simplemente que es su carácter. Un día, Cindy se encuentra en un supemercado a un antiguo compañero de estudios. Al contarle esto a Dean, discuten y la relación empieza a ir a pique.

A pesar de que la trama no es nada del otro mundo, el hecho de introducir saltos temporales y escenas ocurridas antes, tanto de Dean como de Cindy en determinados momentos de la película, y ver como encajan después, es todo un acierto. La película en ocasiones puede parecer monótona, pero estas escenas están incorporadas en los momentos exactos y animan la historia para avivar la atención del espectador. La primera mitad la película es muy atractiva. Es un drama, pero sin caer en la exageración y en el sentimentalismo y juega con muchos elementos a su favor: la historia de Cindy en la universidad, los problemas con su ex-novio, la vida un poco insatisfecha de Dean... En la segunda mitad la cosa es diferente. Se centra más en la destrucción de la relación y la película decae bastante. Los diálogos son más absurdos, no llegan a convencer. A pesar de todo, algunas escenas son muy buenas, como la escena del final en la clínica.

SPOILER

Además de estas, la película tiene unos puntos realmente buenos, a saber: la escena del traslado de las cosas del señor Walter, y cómo Dean las pone en su sitio poco antes de que el anciano fallezca; la escena de la ducha, donde Cindy le rechaza una y otra vez; y el punto del anillo, donde vemos que el guión es muy humano. ¿Quién no ha tirado a la basura algo y al segundo se ha arrepentido?

FIN SPOILER

El director, Derek Cianfrance, que también firma el guión, es un desconocido para mí pero sin duda a partir de ahora estaré atento para ver su próximo proyecto. Hace un trabajo considerablemente bueno. Pero lo realmente alabable en esta película, es Ryan Gosling. Hace una interpretación formidable (cada vez me da más coraje el Oscar a Colin Firth), dotando a su personaje de dos personalidades: la romántica y la destruida. Además, llora, sufre, ríe...y toca la guitarra. Es un personaje realmente interesante, complejo en cierta medida y Gosling lo interpreta maravillosamente. Michelle Williams lo hace bastante bien pero no llega al nivel sobresaliente de Gosling.

Blue Valentine no es una gran película, pero es muy recomendable. No se termina con un buen sabor de boca, pero la proyección es muy agradable y se deja ver muy bien. Es un film muy vivo, con un realismo brutal y con muchos detalles. No se pierde el tiempo echándole un vistazo.

No hay comentarios: