jueves, 10 de febrero de 2011

Valor de ley (2011)

Por Juanmez: **1/2
Por Ronin: ***1/2


Con “Valor de ley” los hermanos Coen han resucitado un western del año 1969 que le procuró el premio Oscar al mismísimo John Wayne. Su argumento no es nada enrevesado: una niña de catorce años quiere vengarse del hombre que asesinó a su padre con la ayuda de un sheriff curtido en estas lides, antes de que lo atrape un Ranger de Texas que también le persigue para enjuiciarlo por haber aniquilado a su vez a otro hombre. Así de simple y llano...

Aunque se trate de un “remake”, es innegable que estos peculiares realizadores se atreven con todo; recuerdo que hace unos días leí una entrevista en la que aseguraban que contarían con Bardem de nuevo para un futuro proyecto en el que bailaría y cantaría, ¡está visto que no hay género que se les resista! Claro que, siendo los Coen quienes son, a estas alturas del partido no solo les basta con tener iniciativa a la hora de asumir trabajos diferentes, sino que además se les exige (yo les exijo al menos) un producto que esté al nivel de sus mejores películas; y sinceramente, a mí me ha resultado insuficiente, del montón. No entiendo de dónde salen esas 10 nominaciones a los Oscar este año, me resultan tremendamente excesivas. Es más, a veces me da la sensación de que todos los films que los Coen han estrenado posteriores al reconocimiento que obtuvieron por “No es país para viejos”, están siendo valorados como grandes obras maestras casi exclusivamente por el hecho de estar firmados por ellos; o sea, se comete el error de pensar que como ya están encumbrados, todo lo que rueden tiene que ser indiscutiblemente magnífico sin tener en cuenta la calidad real de los mismos…

¡Cuidado! No estoy diciendo que “Valor de ley” carezca de calidad, pero exceptuando algún que otro elemento interesante, el argumento es bastante corrientillo y desde luego no merece todas esas nominaciones ni mucho menos. Lo más destacable son las interpretaciones del inconmensurable Jeff Bridges por un lado, que da vida a un sheriff borrachuzo metido en más de un problema al que se le acaba cogiendo aprecio; y por otro el de la joven promesa Hailee Steinfeld, cuyo personaje es el motor indiscutible de la película: interpreta admirablemente a una niña perspicaz, valiente y testaruda que quiere conseguir su objetivo cueste lo que cueste, no me extrañaría que se alzara con el Oscar a secundaria. El personaje de Matt Damon no está mal, pero para mi gusto tampoco trasciende. El que sale peor parado es Josh Brolin, que queda relegado a una presencia puramente anecdótica…

Parece que los Coen han decidido paliar la falta de una trama intensa y que cale hondo en el espectador esmerándose en aspectos técnicos para lograr una ambientación decente, cuya estética recuerda a la de los westerns más clásicos; esto se aprecia por ejemplo en su inspiradora y brutal fotografía o en su espléndida banda sonora, que te traslada a la perfección al lejano Oeste.

En resumen, “Valor de ley” es una cinta pasable que hará la boca agua a los más adeptos del western, pero que no logra cautivar del todo. Exceptuando su epílogo (quizás lo más “coeniano” de la película) es muy probable que los seguidores de los Coen noten rápidamente mientras la ven que los toques de genialidad que suelen caracterizar sus películas brillan por su ausencia aquí…

----------------------------------------------------

No estoy de acuerdo con mi compañero Juanmez en varias cosas. Si bien es cierto que las 10 nominaciones de los Oscars quizás sean un tanto excesivas, hay que reconocer que tiene varios aspectos muy positivos: Jeff Bridges está genial en su papel de vaquero borracho; la niña Steinfeld lo hace muy bien, su trabajo es muy profesional, con muchos matices y no es ninguna cara de palo;el guión a mi me parece bastante bueno, tiene diálogos interesantes, varias historias aparte de la principal (el juicio de Bridges, todo el chanchullo de la niña con el vendedor de caballos) que le dan mucha vida a la película; su fotografía es muy buena, merece la pena ver esta película en el cine sólo para admirar los paisajes, a veces desérticos, a veces montañosos y nevados y a veces boscosos que nos muestran...Si a esto le unimos la nominación a mejor película y a director (aunque esto es un poco discutible, pero es Hollywood), nos salen unas cuantas nominaciones...así que 7 u 8 sí que podrían estar muy bien justificadas.

En cuanto a los actores, no creo que el personaje de Damon esté tratado por encima. Para mí tiene mucha profundidad y un peso muy importante. ¡Si sale tanto como Bridges!. No se le puede reprochar nada a Damon, su personaje es muy completo y muy original. En cuanto a Brolin, pasa un poco como en otras películas, donde el personaje que andan buscando (se me viene a la cabeza 'Salvar al soldado Ryan' o 'Apocalypse Now') se encuentra al final de la película. Pero Brolin tiene mucha presencia y el toque 'coeniano' (ahí lo tienes Juanma) que aporta, esa mezcla de tontura y maldad, es muy buena.

Así que, sin ser un peliculón, la película está bastante bien. Es un poco lenta, pero es un Western, y normalmente son lentos. Aún así, no es un Western al uso, sino que deja de lado los Saloons y todo eso para centrarse únicamente en la historia.