domingo, 13 de febrero de 2011

The troll hunter (2011)

Por Juanmez: *

Desde que supe que existía este falso documental noruego, híbrido entre "La bruja de Blair" y "Monstruoso" pero con trolls gigantescos y peludos, tuve interés en echarle un ojo por simple y pura curiosidad. Una vez vista, tengo que decir que con ver el avance que colgué en el blog hace un tiempo es más que suficiente; pues la película, además de no aportar nada medianamente interesante, es sumamente aburrida. Tampoco es que tuviese unas altas expectativas de antemano, pero al menos esperaba algo de entretenimiento o acción, tal y como prometía engañosamente el susodicho tráiler...

Supongo que el argumento es fácil de predecir con un título tan obvio como "The troll hunter", pero por si hay algún despistado que no tiene ni idea ahí va: un grupo de estudiantes trata de destapar una conspiración del gobierno que implica a trolls gigantes que viven en Noruega a través de un documental que están rodando. Según el film, el gobierno noruego ha estado ocultando una población secreta de trolls en la zona norte del país. Este grupo de estudiantes toma como protagonista del documental a un cazador experto financiado por el gobierno, cuya misión consiste en evitar que los trolls se escapen de su área habitual.

¿Cuál es para mí el problema fundamental de la cinta? Muy sencillo: la inexistencia de un factor sorpresa. En los últimos años, se han estrenado tantas peliculas catastrofistas o de monstruitos siguiendo este modelo de falso documental que era cuestión de tiempo que mostrasen síntomas de agotamiento inevitables, puesto que ya no impactan como la primera vez. Ni siquiera la presencia de los trolls (con ese diseño que recuerda un poco a los de los que aparecían en "David el Gnomo", solo que más grotescos y nórdicos) sostiene este ínfimo producto que ofrece ni más ni menos que lo mismo de siempre: movimientos bruscos y mareantes de cámara que nos impiden ver algo con nitidez, gritos y persecuciones por los bosques, entrevistillas típicas a personas de los lugares adonde van, etc.

De todos modos, imaginemos por un momento que "The troll hunter" fuese pionera en este género... ¿Cambiaría mi opinión? Lamentablemente, la mantendría por varios motivos: su argumento es bastante pobre, hay escasez de secuencias de acción (algo imprescindible en este tipo de cine), y para colmo los protagonistas reaccionan de manera poco creíble ante las situaciones de peligro. No sé si esa es la intención del director, pero hay momentos en los que no parecen conmovidos (y mucho menos asustados) cuando se encuentran con semejantes bicharracos, más bien todo lo contrario: a ratos parece que no se lo toman en serio del todo, lo que le resta tensión y realismo a la cinta...

En definitiva, una superflua e insípida película que dudo con creces que pueda gustarle a alguien. Mi consejo es que no malgastéis vuestro tiempo...

1 comentario:

Jose Manuel dijo...

Je, qué gracia, había visto para descargar en mi página habitual esta peli pero me creía que era la típica peli de miedo serie Z cutre y pasé. Y ahora con tu crítica me ha entrado hasta curiosidad por el toque de farzo documental, así que me la acabo de poner a bajar (joder, con todo lo que tengo atrasado, que no voy a estar al día para los Oscares).

Además nunca he visto una peli noruega.