martes, 31 de agosto de 2010

Origen (2010)

Por fin la vi. Y ¿sabéis qué es lo mejor? que no me decepcionó. Porque cuando uno espera con ansia una peli, lo peor (y lo más normal) que puede pasar es que decepcione. Que digas, 'joder, tanto tiempo esperando para esto...'. Pero no fue así. Cristopher Nolan es un tío grande. No volveré a decir nada sobre él (ya le hice una radiografía a fondo que ni en Wikipedia...), así que sólo me limitaré a decir que lo volvió a conseguir. Y como en todas sus películas, un visionado no es suficiente, son necesarios dos, una para captar la idea y otra para ver el genial director en que se ha convertido. Origen no es una peli al uso, al igual que las anteriores. Bueno sí, es una peli al uso dentro de la curiosa mente de este director, donde los sueños y recuerdos y la psicología cumplen papeles esenciales. Un día no le harán falta ni actores, pero Inception no son sólo ideas, es más. Es acción y es thriller. Creo que desde Matrix no se había hecho nada parecido. No es una película de ciencia ficción realmente aunque también se pueda catalogar así (el curioso maletín con el que se consiguen esos sueños). Nolan hace lo que le da la gana, con mucho dinero, y con mucho talento, pero lo mejor es que lo hace muy bien.

Origen (prefiero el título original, Inception) trata sobre la extracción. ¿Qué es?, pues meterse en la mente de una persona y extraer una idea. ¿Y cuál es la mejor forma de hacerlo? pues cuando la mente es más vulnerable: soñando. Tom Cobb (Leonardo DiCaprio en estado de gracia) es el mejor extractor. Pero no trabaja sólo. También tiene a su lado a Arthur (Joseph Gordon Levitt, soberbio) su fiel mano derecha que le acompaña en cada trabajo. Juntos forman un equipo bestial, pero en el último trabajo en el que tenían que espiar a un empresario asiático (Ken Watanabe) no salió del todo bien: la aparición de Mal (Marion Cotillard, que da auténtico miedo), esposa de Cobb, saboteó el trabajo poniendo en serios apuros al equipo de extractores. El empresario asiático, en lugar de acabar con sus vidas, decide contratarlos. Sabe de su potencial y algo más: Cobb está perseguido en su país (USA) por el supuesto asesinato de su mujer, y no puede entrar a ver a sus hijos. El personaje de Watanabe entonces, le propone un último trabajo, un trabajo peligroso y casi imposible, pero que le dará a Cobb el pasaporte necesario para atravesar la férreas barreras de la inmigración en Estados Unidos: Origen, o lo que es lo mismo, implantar una idea.

La idea es simple: Un rico empresario, fundador y presidente de la empresa energética más importante y rica a nivel mundial, está a punto de fallecer. Lo que quieren hacer, es que su hijo (Cillian Murphy) destruya la herencia de su padre, algo impensable a la mente de cualquier heredero (y más si la herencia es esa). Para un trabajo tan sumamente complicado, Cobb necesita a los mejores. Teniendo ya a Arthur, viaja a París a reunirse con su maestro (Michael Cane, actor predilecto de Nolan) que le proporciona a la mejor arquitecto de sueños: Ellen Page. Una vez conseguido el primer objetivo, viaja a oriente para contratar a un falsificador (persona que en los sueños adopta otras apariencias), y contacta con Ames (Tom Hardy en un papel genial), y por último, necesita un químico que le prepare los compuestos para dormir, Yusuf (Dileep Rao). Una vez puestas las piezas sobre el tablero, queda entablar las bases para realizar correctamente la misión. Pero no será tan fácil, puesto que el subconsciente de Cobb alberga alguna sorpresa...

A partir de ahora, leer si se ha visto para entender mejor:

De la película habría que despuntar por encima de todo, una cosa: su realización técnica es sencillamente, perfecta. Pero perfecta, y hablo del montaje, dirección, dirección artística, escenarios, efectos visuales, banda sonora...es genial. Ni un fallo, ni una fisura, ni una escena más larga de lo habitual, o más aburrida, o más lenta, o inservible. La película, a pesar de sus dos horas y media de duración, la vemos tan ensimismados, tan metidos en ella, que se nos acaba sin darnos cuenta. Su atmósfera atrapa al espectador, de tal forma, que en los sueños parece que nosotros mismos estamos también ahí, junto con el equipo de Cobb. Nos mojamos en el primer nivel de sueño, flotamos en el segundo, y pasamos frío en el tercero.
De los sueños, decir que el montaje es impresionante. Se supone que diez horas de sueño equivalen a una semana en el primer nivel, a varios meses en el segundo, y a 10 años en el tercero. Mientras la acción transcurre, Nolan cumple esto a rajatabla. Cuando la furgoneta cae, los tiempos del segundo sueño (el de Arthur) y el tercero (el de Ames) están perfectamente cronometrados. Es un montaje complicadísimo que en la película queda perfecto.

En cuanto al guión, era la primera vez que Nolan escribía en solitario (recordemos que siempre lo hace junto a su hermano, John Nolan). Y sinceramente, algo se nota. Los guiones anteriores eran más claros a pesar de su complicación, para se exacto, digamos que ponían todas las cartas boca arriba sobre la mesa. Pero en esta no ocurre lo mismo. Hay detalles (principalmente todo el asunto del limbo) en lo que tenemos que echar imaginación para rellenar algunos huecos del argumento. Además, no existe realmente una teoría del sueño, tan sólo algunas observaciones que los personajes hacen durante la película y que nos dan una idea de qué hay que hacer en un sueño y cómo va todo. Todo tiene su explicación en alguna frase, en alguna idea y no hay nada suelto. No hay realmente fallos, pero hay cosas cogidas por pinzas. Si la comparamos con Matrix, por ejemplo, ésta también se centraba en el punto de vista 'científico', por llamarlo de alguna manera, mientras que en Origen no. El maletín por ejemplo, pasa a ser un McGuffin, cuando debería ser esencial. Yo creo entender la película perfectamente, pero hay detalles que no están claros y que yo pienso que son de una manera, y sin embargo leyendo por la red veo que otras personas lo ven de otra forma. No creo que Nolan pretendiese eso, que cada uno tuviese su visión, creo que él tenía claro todos los aspectos de los sueños, y tenía una visión de la película perfectamente clara, por lo que son despistes suyos los que hacen desequilibarnos en algunos momentos.

Además, la película no llega a ser completamente emotiva. No existe un componente emotivo real, ¿la historia de los hijos?, ni siquiera eso. Si Cobb quiere ver a sus hijos, que se los lleve a Francia y se acabó tanta tontería. En otras películas de Nolan vivíamos las pesadillas internas de sus personajes (Batman), el malestar (Insomnio) y las ganas de redención (Memento), pero en esta, bajo mi punto de vista, nunca llego a sentir consideración por Cobb. Todo es un tanto frío y distante. Quizás no lo veáis así, pero yo sí.

De todas formas, la película, si bien no es del todo redonda, es sobresaliente por los cuatro costados. Es de lo mejor de los últimos años, es adictiva (¡una segunda parte por favor!)y te deja con ganas de más. Esto es innovar, sin ninguna duda. La idea de soñar dentro de un sueño es completamente nueva, todo lo relacionado con la teoría de los sueños también, nunca antes había visto nada igual (según Juanmez, tiene paralelismos con ExistenZ) y el conjunto es espectacular. En cuanto a los actores, ¡Dios!, me deshago en elogios. Impresionantes, DiCaprio hace uno de los papeles de su vida, Gordon-Levit y Tom Hardy están espectaculares, secundarios de auténtico lujo, a Ellen Page el papel de listilla le va genial y Watanabe es el perfecto empresario.

Inception es potente, hipnótica, sobrecogedora a veces, sobre todo en las escenas de Mal. No le sobra ni pompa ni atrevimiento, como dicen muchos. Todo es simple, si se sigue la línea argumental y encaja a la perfección. Inception es lo que a muchos nos hacía falta, una película nueva, fresca y original. Nolan es un tío grande.

lunes, 16 de agosto de 2010

Lo mejor por décadas (90s)

Continuamos con nuestro periplo por la historia del cine (más o menos) con una de las mejores décadas sin dudarlo. Los 90 trajeron mucha cola, más de lo que parece. El cine europeo despegó totalmente con grandes directores (Almodóvar, Amenábar, Haneke, Von Trier, Kusturica...) cuyo cine era arriesgado y sofisticado, con carácter y tendencia a mostrar la sensibilidad de los autores en las películas. En USA el cine comercial tenía más fuerza que nunca. Superproducciones gobernaron las carteleras año tras año, superando las pequeñas películas del recién nacido cine indie. Y si hablamos de cine indie, tenemos que hablar de uno de los principales nombres de la década: Quentin Tarantino. Con Reservoir Dogs demostró que se puede hacer una gran película con cuatro duros. Su fórmula aún hoy en día sigue copiándose: diálogos chispeantes e ingeniosos, multitud de personajes originales, escenas rápidas y sangre, sangre y sangre. Con Pulp Fiction puso punto y a parte. Para mí, es la gran película de las últimas décadas desde El Padrino, y con eso lo digo todo. A partir de Pulp Fiction comienza una nueva era que dura hasta hoy en día.
Juanmez y yo las hemos pasado canutas para elaborar la lista de los 90. Pensamos en poner más de 10, pero el 10 es el número mágico así que ahí se queda. Pero no os fiéis, en los 90 la calidad es muy superior a los 00s, así que quizás estéis más de acuerdo con la propina que con nuestras listas. En los 90 hay de todo: ciencia ficción de la buena, acción, aventuras, dramones, el renacer del western, los Coen, Fincher, Mendes, Darabont, Jonze, Mann, Lasseter, Payne, Shyamalan, Anderson...
Sin duda los 90 fueron una década genial marcada por tendencias muy distintas que llegaban a personas de distintas condiciones. El cine más que nunca era para todos. Hay van las listas:

Por Carlos:

10- Corazón Salvaje (David Lynch, 1990).
Destestable para muchos, admirada para otros. Palma de Oro para el genio Lynch en esta surrealista, estimulante y original road movie al más puro estilo noventero.


9- Amor a quemarropa (Tony Scott, 1993).
De nuevo una road movie. La única película buena de Tony Scott tenía guión de Tarantino en el que no faltan sus personajes y diálogos habituales para narrarnos el amor imposible entre dos personas en posesión de un maletín con un contenido un tanto especial.


8- Fucking Amal (Lukas Moodysson, 1998).
Ya la comentamos en retrospectivas. Un tema tabú como la homosexualidad, femenina, y entre adolescentes contado de una forma sutil, sin complejos y sin maniqueísmos. La mejor forma de hacer buen cine.


7- El Piano (Jane Campion, 1993).
Preciosa película sobre una pianista muda y su hija en las selvas de Nueva Zelanda. Palma de Oro para la Jane Campion en su primera película. Grandísima Holly Hunter.


6- Matrix (Andy y Larry Wachowski, 1999).
No podía haber mejor forma para acabar la década. Un mundo horrible puede estar esperándonos es lo que nos quieren decir en esta genial película de ciencia ficción, pero da igual, siempre podemos echar mano de Matrix.


5- Tesis (Alejandro Amenábar, 1995)
Pocas óperas primas han demostrado la capacidad creativa de su autor como ésta. Amenábar comenzaba su meteórica carrera con este thriller sobre una estudiante que realiza una tesis sobre la violencia en la televisión.


4- Magnolia (Paul Thomas Anderson, 1999).
Drama coral desgarrador, historias cruzadas de perdedores que buscan el sentido de su vida. Toda la película te sobrecoge, desde el primer minuto hasta el último, gracias al buen pulso de Anderson.




3- Maridos y mujeres (Woody Allen, 1992).
Una de las películas más desconocidas de Allen. Sin embargo, obra portentosa del genio neoyorkino, de una intriga y maldad impropia de él, rebuscando entre las relaciones de parejas para sacar todos los trapos sucios que existen. Muy recomendable.


2- Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1990).
No podía faltar uno de los grandes. El tito Marty volvía a sus orígenes en esta cinta de gángsters italoamericanos sin piedad. Una de las mejores películas de la historia, y probablemente la mejor de Scorsese.


1- Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994).
Me podréis llamar predecible, poco original, o lo que queráis, pero sin duda Pulp Fiction es la gran obra de los 90. Película perfecta, desde su realización, pasando por el guión (¿puede estar mejor narrado y montado?) y sus increíbles actuaciones. Pulp Fiction sigue estando presente hoy en día en todos los que alguna vez hemos pensado aunque sea remotamente, en dedicarnos al cine. Por todo ello se merece el número 1.




------------------------------------------------
Por Juanmez:

Poco puedo añadir a lo que ha dicho Ronin más arriba, es decir, basta con leer su reseña de esta añorada década para cerciorarse de que la calidad cinematográfica fue altísima. Pero además de calidad, hay que recordar la cantidad de films importantes que se gestaron en ella: si de la década de los 00s fue complicado elegir 10, el proceso de selección aquí es más difícil aún, la criba que hemos tenido que hacer ha sido brutal...De nuevo quiero decir que en mi top ten particular también incluiría sin dudarlo "Pulp Fiction", "El piano", "Matrix", "Magnolia", "Uno de los nuestros" y "Tesis", pero meterlas en mi lista sería redundante. Allá voy.

10- Fargo (Joel Coen, 1996)
Thriller negro combinado con toques de comedia disparatada. Impagable la interpretación de Frances McDormand en su rol de jefa de policía torpona y con andares de pato mareado, pero que consigue resolver con acierto todos sus casos. Los Coen firman uno de los mejores guiones de toda su carrera.



9- American beauty (Sam Mendes, 1999)
Su cautivadora narración atrapa desde el arranque de este impresionante debut del director Sam Mendes. Consigue retratar a la perfección la atmósfera cargada e inquietante que se esconde tras las ventanas de las casas en los, aparentemente perfectos, barrios residenciales bajo un prisma de ácida ironía.



8- Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999)
Maravillosa cinta que homenajea a las mujeres en general y a las madres en paricular. Se trata de un bello e íntimo retrato del profundo universo femenino.



7- Carácter (Mike van Diem, 1997)
Drama holandés que narra la relación entre un hijo y un padre. Merece la pena verla por su sólido guión, sus logradas interpretaciones y su fría estética, que se queda grabada a fuego.



6- Trainspotting (Danny Boyle, 1996)
Considerada como una de las mejores películas británicas de los 90, "Trainspotting" refleja la cruda realidad que rodea al mundo de la drogadicción sin tapujo alguno. La brutal escena en la que Ewan McGregor se sumerge literalmente dentro de una sucia taza de váter intentado recuperar sus narcóticos perdidos se ha convertido en una de las escenas más reconocidas de la historia del celuloide.



5- Asesinos natos (Oliver Stone, 1994)
Basándose en un relato de Tarantino, Oliver Stone creó polémica con esta violenta cinta que cuenta la historia de una pareja de asesinos que desataron una matanza por todo el país. El uso de técnicas como la animación, proyección hacia atrás y hacia delante o el blanco y negro alternado con el color entre otras hacen de ella un auténtico delirio visual del que se tarda uno en recuperar.



4- La lista de Schindler (Steven Spielberg, 1993)
Desgarradora historia sobre el hombre de negocios Oskar Schindler que salvó la vida de miles de judíos en Polonia. A pesar de su larga duración, Spielberg consigue mantener el interés en todo momento, mostrando la cara más cruda de los campos de concentración y del Holocausto.



3- Cadena perpetua (Frank Darabont, 1994)
Inolvidable película que fue eclipsada en su año por la también magnífica "Forrest Gump". Basada en un relato de Stephen King y soberbiamente interpretada por Tim Robbins y Morgan Freeman, estamos ante un absorbente drama carcelario digno de ser visto.



2- El silencio de los corderos (Jonathan Demme, 1991)
¿Quién no conoce a Hannibal Lecter? "Me comí su hígado con habas acompañado de un buen chianti". Creo que no hay más que decir...



1- Sospechosos habituales (Bryan Singer, 1995)
Sé que quizás no merece estar en el número uno, pero mi devoción por esta película es conocida por todos. El tándem Singer - McQuarrie (guionista) me conquistó en su momento y lo sigue haciendo. Soy consciente de que tiene errores que se captan si se ve más de una vez, pero aún así, me sigue encantando igualmente. Para mí posee el desenlace más impactante de toda la década...



Y de propina, hemos escogido: La milla verde (Frank Darabont, 1999), Thelma y Louse (Ridley Scott, 1990), Misterioso asesinato en Manhattan y Desmontando a Harry (Woody Allen, 1993, 1997), En el nombre del padre (Jim Sheridan, 1993), Martín (Hache) (Adolfo Aristarain, 1997), Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994), El último mohicano (Michael mann, 1992), Reservoir dogs (Quentin Tarantino, 1992), Seven (David Fincher, 1997), El show de Truman (Peter Weir, 1998), Los amantes del círculo Polar (Julio Medem, 1998), Mejor...imposible (James L. Brooks, 1997), El gran Lebowski (Joel Coen, 1998), Los puentes de madison y Sin perdón (Clint Eastwood, 1995,1992), León el profesional (Luc Besson, 1994), Entrevista con el vampiro (Neil Jordan, 1994), Azul, Blanco y Rojo (Krzysztof Kieslowski, 1993,1994), Jurassic Park y Salvar al soldado Ryan (Steven Spielberg, 1993, 1998), Celebración (Thomas Vinterberg, 1998), Cube (Vincenzo Natali, 1997), Philadelphia (Jonathan Demme, 1993), Terminator 2 (James Cameron, 1991), JFK (Oliver Stone, 1991), Criaturas celestiales (Peter Jackson, 1994), Abre los ojos (Alejandro Amenábar, 1997), Eduardo Manostijeras (Tim Burton, 1990), La vida es bella (Roberto Benigni, 1997), Fresa y chocolate (Tomás G. Alea, 1993), Boogie nights (Paul Thomas Anderson, 1997), Full Monty (Peter Cattaneo, 1997), Toy story (John Lasseter, 1995), El sexto sentido (M. Night Shyamalan, 1999), Gattaca (Andrew Niccol, 1997), LA Confidential (Curtis Hanson, 1997), El día de la bestia (Álex de la Iglesia, 1995), Europa, Europa (Agnieszka Holland, 1990), Atrapado por su pasado (Brian De Palma, 1993)...

miércoles, 11 de agosto de 2010

Al compás!!

Esta tarde volvieron a echar la insuperable "Mary Poppins", y aunque no quería, me enganché a verla porque me encanta, no puedo remediarlo. ¡Cuantos buenos recuerdos me trae y cuantas veces la habré visto ya! Un clásico con mayúsculas para toda la familia...

Ya sé que el fragmento de "Supercalifragilisticoespialidoso" es lo más característico de la cinta con creces, pero yo siempre tuve predilección y debilidad por el número musical de los deshollinadores cantando y bailando sobre los tejados de Londres, simplemente irrepetible con Julie Andrews y Dick Van Dyke jejejeje. Aquí os lo dejo para que lo recordeis...

martes, 10 de agosto de 2010

Detalles sobre la BSO de Inception

Después de haber visto Inception (¡por fin!), habremos descubierto sin duda una genial banda sonora que abruma y da un poco más de profundidad a la película. Pues bien, la banda sonora esconde un par de truquitos, que tienen algo que ver con la canción de Edith Piaf que podemos escuchar en varias escenas de la película. Ahí va:



Quizás lo que Hans Zimmer quiso fue mostrarnos de forma auditiva lo que en la película nos muestran sobre los sueños, pero de una forma más sugerente.

domingo, 8 de agosto de 2010

Airbender, el último guerrero (2010)

Para los que desconozcan su sinopsis, haré una breve introducción sin revelar nada importante en todo el post: las naciones del Agua, Tierra y Aire se ven amenazadas cuando la nación del Fuego les declara la guerra. Tras un siglo de lucha, no parece haber esperanza de que algo pueda cambiar este ambiente destructivo. Aang (Noah Ringer), el más reciente sucesor del ciclo del avatar, deberá viajar por el mundo hasta llegar al polo norte, junto a Katara (Nicola Peltz) y Sokka (Jackson Rathbone), para aprender a dominar los 4 elementos (principalmente el agua) y acabar con la guerra. Durante su viaje serán perseguidos por el príncipe Zuko (Dev Patel), cuya misión es capturar al avatar pera recuperar su honor.

Shyamalan es un director que desde hace tiempo presume de su libertad para escoger los proyectos que él quiere llevar a cabo y disponer de financiación para ello. Aunque los resultados de sus últimos trabajos han estado por debajo de lo mediocre (salvo alguna excepción y no me refiero solo a la incomparable “El sexto sentido”), él sigue haciendo aquello que le inspira sin importarle los comentarios negativos que sus cintas suelen recibir. Al menos, no se puede negar que tiene un estilo propio, y eso hay que apreciarlo…

Hace bien en forjarse una coraza a prueba de críticas porque su adaptación al cine de la primera temporada de la serie “Avatar: la leyenda de Aang” sólo ha sido objeto de malas opiniones desde su estreno a ambos lados del charco. Cuando tuvo la idea de dirigirla se vio obligado a cambiar el título del film por “Airbender, el último guerrero”, debido a que James Cameron había adquirido los derechos del término “avatar” para su película del mismo nombre recientemente estrenada. Quizás muchos, malintencionadamente, interpreten esta anécdota (una vez estrenada la cinta y viendo sus pobres resultados), como un hecho premonitorio del poco éxito que este trabajo iba a tener desde un principio...

Probablemente sea poco indicado para redactar el comentario de esta película porque me gusta mucho la serie original de donde procede, pero intentaré separar ambas cosas y valorarla por sí sola diciendo lo positivo y lo negativo. Anonadado me quedé cuando leí la penosa acogida que tuvo, miedo me daba verla cuando llegara a España, ya que la tildaron de lo peorcito del año..., pero aún así quería comprobar si era cierto. Tras su visionado debo decir que se han cebado demasiado con las críticas bajo mi punto de vista porque, a pesar de que es floja, no es tan horrible como había pensado…


Comprimir 20 episodios en 2 escasas horas es una ardua tarea porque se corre el riesgo de ser infiel a la serie en numerosos aspectos debido a la falta de tiempo. Como seguidor confeso del fenómeno, tengo que decir que ni se alteran demasiado la línea argumental original ni los personajes o los escenarios, es más, sus recreaciones son casi idénticas en algunos momentos. De acuerdo con que hay excepciones, pero en general la ambientación y los parecidos están muy conseguidos. Repito: no es tarea fácil. Una vez aclarado esto, el punto fuerte de la película reside en los efectos visuales, plasmados principalmente en las batallas en las que los personajes utilizan los 4 elementos (tierra, fuego, agua y aire). Estos combates adquieren gran potencia gracias a una envolvente banda sonora.

Desafortunadamente para Shyamalan, los efectos no pueden compensar una película en la que fallan varios elementos: su montaje chirría (hay tijeretazos descarados en algunas escenas), su trama se antoja un tanto acelerada (sobre todo en el tramo final), su guión es poco consistente (algunos diálogos parecen escritos por un niño de 10 años) y sus interpretaciones son endebles a más no poder (para mi gusto solo se salva Dev Patel en el rol del príncipe desterrado Zuko).

Por tanto, es obvio que no es un peliculón, pero sí es recomendable para los que hayan seguido la serie y les pique la curiosidad, o bien para aquellos que busquen un entretenimiento simple y poco enrevesado. Ahora bien, no es lo peor del mundo mundial como he leído por ahí…Por mí, ojalá hagan las dos siguientes entregas correspondientes a las dos temporadas restantes, pero eso depende de si ésta funciona o no en taquilla…

Los 100 mejores intérpretes

Cien artistas del cine puntúan a los mejores actores del séptimo arte para confeccionar una lista. Sin duda, da mucho que hablar por ciertos detalles...La lista es esta:

1. Marlon Brando. 294

2. Meryl Streep. 232

3. Katharine Hepburn. 229

4. Bette Davis. 187

5. Robert de Niro. 186

6. Al Pacino. 155

7. Jack Lemmon. 146

8. Cary Grant. 138

9. Marcello Mastroianni. 127

10. Javier Bardem. 125

11. Fernando Fernán-Gómez. 112

12. Daniel Day-Lewis. 97

13. Anna Magnani. 93

14. Charles Chaplin. 87

15. Paul Newman. 82

16. Sean Penn. 75

17. Montgomery Clift. 64

18. Ingrid Bergman. 64

19. Philip Seymour Hoffman. 62

20. Gena Rowlands. 60

21. Charles Laughton. 51

22. Vittorio Gassman. 51

23. James Stewart. 50

24. José Luis López Vázquez. 47

25. Kate Winslet. 46

26. Spencer Tracy. 45

27. Liv Ullmann. 43

28. Luis Tosar. 43

29. Victoria Abril. 42

30. Anthony Hopkins. 40

31. Julianne Moore. 40

32. Paco Rabal. 39

33. Barbara Stanwyck. 38

34. Jack Nicholson. 37

35. Greta Garbo. 36

36. Peter Sellers. 34

37. Carmen Maura. 33

38. Vivien Leigh. 32

39. John Wayne. 31

40. Candela Peña. 31

41. Michael Caine. 31

42. Susan Sarandon. 31

43. Juliette Binoche. 30

44. Humphrey Bogart. 30

45. Penélope Cruz. 30

46. Giulietta Masina. 29

47. Jeanne Moreau. 28

48. Laurence Olivier. 28

49. Orson Welles. 27

50. Marilyn Monroe. 26

51. Pepe Isbert. 26

52. Kirk Douglas. 26

53. Daniel Auteuil. 25

54. Audrey Hepburn. 24

55. Dustin Hoffman. 23

56. Shirley MacLaine. 23

57. Gary Cooper. 22

58. Robert Mitchum. 22

59. Edward Norton. 22

60. Henry Fonda. 20

61. Isabelle Huppert. 20

62. Ava Gardner. 18

63. Sean Connery. 18

64. Leonardo DiCaprio. 17

65. Emma Thompson. 17

66. Steve McQueen. 16

67. Jessica Lange. 16

68. Helen Mirren. 16

69. Gérard Depardieu. 16

70. Toshiro Mifune. 16

71. Willem Dafoe. 15

72. Toni Collette. 15

73. Morgan Freeman. 15

74. Groucho Marx. 15

75. Ángela Molina. 15

76. Max von Sydow. 15

77. Alberto Sordi. 15

78. Jean Gabin. 15

79. Christopher Walken. 15

80. Kevin Spacey. 15

81. Clark Gable. 14

82. Ed Harris. 14

83. Nino Manfredi. 14

84. Javier Cámara. 14

85. Eduard Fernández. 14

86. Rosa María Sardá. 13

87. Benicio del Toro. 13

88. Sofía Loren. 12

89. Marlene Dietrich. 12

90. Juan Diego. 12

91. Nicole Kidman. 12

92. Glenn Close. 11

93. Fernando Rey. 11

94. Richard Burton. 11

95. Kay Francis. 10

96. Buster Keaton. 10

97. Fred Astaire. 10

98. Cristopher Reeve. 10

99. Ricardo Darín. 10

100. William Holden. 10

jueves, 5 de agosto de 2010

Lo mejor por décadas (00´s)

Este viernes se estrena Inception, que como todos bien sabéis llevo bastante tiempo esperándola con ansia, sobre todo debido a mi devoción por Christopher Nolan y por todo lo que esa película conlleva: la vuelta tras las cámaras después de TDK, un reparto de lujo y una historia de ciencia ficción (¿o pseudo ciencia ficción?) que espero que sea de lo más novedoso en años. Es tal la expectación que Inception ha levantado, que ya en foros y blogs se habla de ‘la película del año’, y es más, ‘la película de la década’. Bueno, yo no creo que Inception sea la película de la década, sobre todo porque para mí en el cine una década comienza en el año 0 y termina en el 9, así que digámoslo así, Inception sería en todo caso la primera película de la década de los ‘10.
Así que pensé, ¿cuál sería la mejor película de ésta década pasada?. Puff…está muy complicado, hay varias que yo considero auténticas obras maestras. Así que pensé que elaborar un ránking con lo mejor de cada década (bajo mi criterio y las películas que he visto) sería un ejercicio estupendo para echar la vista atrás y ver qué películas han conseguido cambiar, aunque sea un poquito, la historia del cine y su concepción.

Años 2000-2009

En esta década se produce un cambio bastante grande con respecto a las antecesoras. Pasamos del cine Indie que caracterizaron a los 90 a cine muy comercial. Las películas con efectos visuales se convierten en grandes películas y no en meros productos de entretenimiento, el cine latinoamericano se lanza gracias a tres directores de renombre y fama internacional (Iñárritu, Del Toro, Cuarón) al igual que el cine asiático con los ya consolidados Ang Lee y Zang Yimou y muchos otros (Kitano, Chan-Wook…). Es una década de muchos contrastes, donde pasamos de una calidad extrema al principio de la década a una dejadez al final, bajando mucho la calidad de las cintas, hasta el final donde gracias a alguna que otra película el cine vuelve a remontar. Esta es la lista.

Por Carlos:

10- Kill Bill I y II (Quentin Tarantino, 2003-2004)

'La venganza es un plato que se sirve frío', con esta frase del comienzo resumimos la saga más sangrienta de la década. Acción, katana y western se dan la mano en una película de las más infravaloradas de la historia.

9- A history of violence (David Cronenberg, 2005)

Aquí empezaba el idilio entre Cronenberg y Mortensen. Basada en el cómic homónimo, Mortensen es un tranquilo padre de familia con un pasado muy oscuro.

8- 21 gramos (Alejandro González Iñárritu, 2003)

Merece la pena ver esta película sobre todo para contemplar a tres de los mejores actores del momento sufrir, llorar y vivir en esta intensa película de vidas paralelas.

7- Lost in Translation (Sofía Coppola, 2003)

La niña de Coppola nos ofrecía una historia de amor atípica entre dos desconocidos en Tokio para que nos demos cuenta de la importancia que el amor tiene en nuestras vidas.

6- Ciudad de Dios (Fernando Meirelles, 2002)

Tres décadas de historia de las favelas brasileñas. Muy violenta pero necesaria para comprender la naturaleza de esas personas y cómo llegaron a ser lo que son, y sobre todo cómo se consigue salir de ahí.

5- El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001)

Porque el anime también tiene su hueco en la animación, Miyazaki y su estudio Gihbli nos contaba este cuento de fantasía y surrealismo en una de las películas más imaginativas que he visto.

4- Bowling for Columbine (Michael Moore, 2002)

Documental del bonachón de Michael Moore sobre el poder que las armas ejerce en USA y los peligro que conlleva el poder ser usadas por cualquiera. Carta bomba contra la sociedad estadounidense.

3- Hable con ella (Pedro Almodóvar, 2002)

Porque los silencios también son palabras, Pedro creaba su mejor película para arrasar en el mundo entero contando la historia de dos mujeres en coma por causas un tanto especiales.

2- Tigre y dragón (Ang Lee, 2000)

Las artes marciales nunca estuvieron tan bien realizadas y coreografiadas. Entran ganas de salir a volar y dar patadas en esta sinestésica y relajante película, llena de paisajes exóticos y erotismo.

1- Amores perros (Alejandro González Iñárritu, 2000)

Brutal, desgarradora, dura, trágica...la mejor película de la década tenía pasaporte mexicano. Iñárritu y Arriaga nos muestran el poder de las imágenes en una cinta de tres historias paralelas con final trágico.

-----------------------------------------------------
Por Juanmez:

Si hay algo que ha marcado para mí el cine de los últimos 10 años es la revolución digital. Las películas generadas por ordenador copan la mayor parte de la cartelera y nos permiten deleitarnos con imágenes que hace años serían impensables en el celuloide. Aunque algunos cineastas son reticentes a estos cambios y se aferran a usar únicamente las técnicas tradicionales, los hay que también las utilizan pero incorporando ya algunos efectos. Soy partidario de esta última vía porque pienso que no se debe abusar ni prescindir de los recursos digitales; lo suyo es encontrar el término medio e integrarlos sabiamente, siempre que sean necesarios claro. Como rezaba la famosa inscripción en el Oráculo de Delfos: "Nada en exceso". Quiero aclarar previamente que en mi top ten también entrarían "Lost in Translation", "Kill Bill 1 y 2", "Tigre y dragón", "Ciudad de Dios" y "Amores perros", pero no voy a incluirlas porque sería repetir lo mismo que Ronin ya ha puesto. Allá voy.

10- Volver (Pedro Almodóvar, 2006)



Un Almodóvar relajado revisa sus cajones olvidados y mira hacia el pasado para mostrarnos su lado más maternal y más íntimo. Digno regreso del concepto almodovariano en su estado más puro.

9- Amélie (Jean - Pierre Jeunet, 2001)



En 2001, esta francesita y su particular forma de ver la vida conquistaron al mundo entero. Película visualmente deliciosa.

8- La vida de los otros (Florian Henckel - Donnersmarck, 2006)



Imprescindible y poderoso film que hace que el corazón se te encoja tan solo observando el compungido rostro de Ulrich Mühe. El que quiera saber sobre la Alemania dividida durante la Guerra Fría, debe verla.

7- Memento (Christopher Nolan, 2000)



Se trata de una película inteligente, que sumerge al espectador en un rompecabezas de principio a fin (¿o de fin a principio?). En su estreno se convirtió para muchos directamente en obra de culto, pero a la vez pasó desapercibido.

6- El pianista (Roman Polanski, 2002)



Simplemente, el logro de convertir lo desgarrador en bello según el maestro Polanski...

5- Big Fish (Tim Burton, 2003)



Acertada combinación entre drama y comedia, con esa fantasía gótico - colorista que tanto caracteriza a Burton. Es un emotivo relato que no deja a nadie indiferente.

4- Persépolis (Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud, 2007)



La delicada y particular manera que tiene Satrapi de narrar los últimos años de la historia de Irán dominada por el fundamentalismo islámico a través de una técnica de animación sobria y sencilla hacen de este film algo cautivador.

3- Olvídate de mi (Michel Gondry, 2004)



Ejercicio interesante y arriesgado dentro de la filmografía de la última década. La combinación de Gondry y del guionista Kaufman funcionó con grandes resultados.

2- Las horas (Stephen Daldry, 2002)



Cine intimista del que se queda grabado a fuego. No hay que prestar tanta atención en lo que se dice, sino más bien en cómo se dice y, por supuesto, en sus silencios...

1- Moulin Rouge! (Baz Luhrmann, 2001)



Era inevitable que fuera mi primera, debido a que fue la película que me animó a convertirme en el forofo del cine que soy hoy. Todo es perfecto: BSO, vestuario, actuaciones, maquillaje, fotografía, montaje, decorados, dirección... Por no mencionar que, siendo el musical un género algo olvidado, "Moulin Rouge!" contribuyó a revivirlo de manera espectacular a comienzos de la década gracias al uso de temas musicales de grupos míticos y reconocibles por todo el mundo.

Y de propina, hemos escogido: Mulholland drive (David Lynch, 2001), Réquiem por un sueño y El luchador (Darren Aranofsky, 2000 y 2008), V de Vendetta (James McTeigue, 2005), Bailar en la oscuridad, Dogville y Anticristo (Lars Von Trier, 2000/2003/2009), El señor de los anillos (Peter Jackson, 2001/2002/2003), En la ciudad sin límites (Antonio Hernández, 2002), El ultimátum de Bourne (Paul Greengrass 2007), Munich (Steven Spielberg, 2005), The dark knight (Christopher Nolan, 2008), El secreto de sus ojos (Juan José Campanella, 2009), Juno (Jason Reitman, 2007), La escafandra y la mariposa (Julian Schnabel, 2007), Camino (Javier Fesser, 2008), Y tu mamá también y Harry Potter y el prisionero de Azkaban (Alfonso Cuarón, 2001 y 2004), La cinta blanca (Michael Haneke, 2009), Promesas del este (David Cronenberg, 2007), La mala educación (Pedro Almodóvar, 2004), Good bye Lenin (Wolfgang Becker, 2003), Gangs of New York e Infiltrados (Martin Scorsese, 2002 y 2006), Los otros y Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2001 y 2004), Sin City (Robert Rodriguez, 2005), Sweeney Todd (Tim Burton, 2007), El laberinto del fauno (Guillermo del Toro, 2006), Mystic river (Clint Eastwood, 2003), Capote (Bennet Miller, 2005), El hundimiento (Oliver Hirschbiegel, 2004), Entre copas (Alexander Payne, 2004), El método (Marcelo Piñeyro, 2005), Match Point (Woody Allen, 2005), Camino a la perdición (Sam Mendes, 2002), Las invasiones bárbaras (Denys Arcand, 2003), Up (Pete Docter y Bob Peterson, 2009), Frida (Julie Taymor, 2002), 300 (Zack Snyder, 2006), La comunidad (Álex de la Iglesia, 2000)...

miércoles, 4 de agosto de 2010

Escena: Ezequiel 25:17 (Pulp Fiction)

Hace varias semanas colgué aquí un vídeo de una escena muy famosa de Annie Hall que considero bastante popular en el mundillo de los malditos cinéfilos y que se merecía una entrada propia. Pues bien, aquí va otra: seguro que todos hemos visto Pulp Fiction, ¿verdad?, y aunque no nos acordemos del todo de la peli, seguro que hay una escena que nunca se nos olvidará: el discursito religioso que el personaje de Samuel L. Jackson suelta a unos tipos a los que piensa despachar a continuación. Genial.

Splice (2010)

¿Cuántas veces nos han dicho en miles de películas que no se debe jugar a ser Dios porque las consecuencias pueden ser terribles? Pues parece que los brillantes científicos protagonistas de “Splice” (Adrien Brody y Sarah Polley) no aprendieron la lección y, minados por la curiosidad, se empeñan en dar vida a una nueva criatura en secreto, sin el consentimiento de la empresa para la que trabajan. Ambos se dedican a crear variaciones de especies conocidas mediante ingeniería genética, pero se atreven a ir más allá: combinan ADN humano en dichos experimentos con todos los riesgos que ello conlleva.
¡No leer si no se ha visto!

Lo que consiguen es un, aparentemente, inofensivo híbrido de sexo femenino al que empiezan a educar y a cuidar como si fuera su propia hija. Para mi gusto Dren (así bautizan a su creación) es uno de los aspectos más conseguidos del film de Vincenzo Natali (“Cube”), ya que adquiere un peso dramático inusual en este tipo de películas y consigue integrarse como un personaje más al que durante buena parte de la trama no le coges miedo, sino más bien cierto interés e incluso, por qué no decirlo, aprecio. También me gustó la idea de que cambiase de sexo a medida que va evolucionando, algo que les sucede a algunos seres vivos (peces, gusanos). Si calificase el diseño de la criatura, diría que es óptimo (pienso que los efectos ayudan mucho a que parezca real).

El problema viene cuando se vuelve peligrosa y empieza a actuar contra ellos. Si durante la primera hora me deleité con el proceso de formación de Dren, la resolución final por el contrario me resultó acelerada, vacía y un tanto típica (por no decir sosa). Por mucho que Brody y Polley intenten contrarrestar esta sensación ofreciendo una interpretación más o menos decente, uno se da cuenta de que el film ha caído en picado y no hay solución que valga para levantarlo.


Siguiendo el estilo de Cronenberg (las influencias de “La mosca”, así como de otras películas del realizador canadiense son bastante palpables) y la línea del “Frankenstein” de Mary Shelley, el realizador canadiense firma este extravagante film de ciencia – ficción con toques intimistas que oscila entre lo interesante por un lado (sobre todo en su prometedor arranque) y lo ridículo por otro (especialmente en el tramo final). Antes de verla, imaginé que mezclaría terror con suspense; pero no podía estar más errado porque se centra más en el manido debate ético - moral que hay detrás de la manipulación genética y en cómo afecta a sus artífices. En mi opinión, son temas poco novedosos y, la verdad, esperaba más de Natali…

Aún así, me quedo con algunos extractos que se quedarán en mi retina por un tiempo, como la inquietante secuencia sexual entre Brody y Dren o la efectista escena en la que Polley y Brody presentan en una exposición científica patrocinada por la empresa en que trabajan sus últimos engendros y éstos, contra todo pronóstico, empiezan a matarse entre sí salpicando de sangre a la aterrorizada audiencia. Muy divertida.

domingo, 1 de agosto de 2010

El equipo A (2010)

Desde el momento en que uno echa un vistazo al tráiler de “El equipo A” sabe perfectamente a lo que se expone: es un pasatiempo típicamente veraniego que pretende aliviar al consumidor del sofocante calor que hace en la calle durante dos horas para pasar un buen rato con las frenéticas aventuras de Hannibal (Liam Neeson), Fénix (Bradley Cooper), Murdock (Sharlto Copley) y M.A. (Quinton Jackson), sin avergonzarse lo más mínimo. ¡Y funciona! A mi modo de ver, lo consigue con creces…

Por si alguien no ha visto nunca la serie, al comienzo de la película se rastrean los lazos que unen a los personajes, es decir, se explica cómo se conocieron todos los miembros del grupo unos ocho años antes. Para ello el film parte en Nuevo México, donde vemos como el coronel John "Hannibal" Smith logra escapar de unos captores que también tienen preso al teniente Templeton (Fénix). Para rescatar a su amigo, Hannibal recluta al sargento M.A. Baracus y al capitán Murdock, a quién sacan de un sanatorio mental. Aquí se desvelan algunas curiosidades como por ejemplo por qué Baracus odia a Murdock.

También hay cambios con respecto a la serie para que la cinta esté lo más actualizada posible, por ejemplo ya no son veteranos de Vietnam, sino de Irak. No obstante, considero que estos cambios no afectan en absoluto la línea que seguía el show original ni creo que supongan un motivo de enfado para todos aquellos puristas amantes de la misma. Ahora bien, creo que la inconfundible sintonía de la serie que sonaba en la intro solo se utiliza una vez en toda la película, y se echa mucho en falta. Aquí os la dejo:



Pasando a los actores, empiezo por Liam Neeson, que está aceptable con su habano constantemente en la boca y su pelo blanco, el problema es que el actor supera al personaje que interpreta y a veces me costaba ver a Hannibal ¡porque a quien veo realmente es a Liam Neeson! (sobre todo en la escena en la que se tiñe el pelo de gris para camuflarse); Bradley Cooper hace bien del guaperas Fénix, aunque a ratos parece que solo lo han escogido para explotar el lucimiento de sus bíceps en repetidas ocasiones; Sharlto Copley es para mí la revelación del film porque está a la altura del antiguo Murdock y tiene puntos muy divertidos que amenizan el conjunto; y por último está Quinton Jackson que no consigue cuajar del todo, es demasiado blando comparado con el M.A. de la serie y su interpretación está poco lograda (quizás porque no es un actor, sino un luchador profesional en la vida real).

Sacar tajada de series que triunfaron en los años 80 sigue siendo efectivo para la taquilla actual (es que lo “retro” tira mucho) y con “El equipo A” no iba a ser menos. Es cierto que algunas situaciones y escenas de acción (donde indiscutiblemente recae el mayor peso del film) son tremendamente exageradas y rozan lo absurdo, pero están tan bien montadas y ejecutadas que se consigue espectacularidad a unos niveles que ni yo mismo imaginaba antes de verla. La escena del tanque cayendo en picado que ya aparecía en el tráiler es una auténtica ida de olla (incluso los efectos no es que sean de lo mejorcito), pero cuando son ELLOS los que protagonizan dicha secuencia hacen que parezca creíble y físicamente posible al mismo tiempo.

A primera vista “El equipo A” puede ser considerado como un blockbuster cualquiera, cargado de efectos por un tubo y con un argumento facilón de llevar. Aún así, también se trata de un intento por despertar la nostalgia a todos los fieles de la entrañable serie, consiguiendo quizás que algunos recuerden su infancia y sonrían cuando escuchen a Hannibal diciendo: “Me encanta cuando los planes salen bien”. Este intento puede ser fallido o no, en mi caso considero que el resultado ha sido bastante positivo pero cada uno tendrá su visión: el debate está servido…