miércoles, 8 de diciembre de 2010

Skyline (2010)

¡Vaya mojón de película! Es que no hay manera mejor de calificarla vamos. No sé realmente de qué me extraño, ¿qué puedo esperar de una película dirigida por los responsables de la ínfima secuela de "Alien vs. Predator"? Es cierto que mi interés por verla residía únicamente en los efectos especiales y sabía de antemano que no podía pedir demasiado a un film de índole catastrofista; pero al menos esperaba un poco de seriedad o alguna sorpresita interesante añadida (como pasa en muchas otras cintas de este género). Al final me quedé con las ganas... ¡Ni siquiera es entretenida!

Su argumento gira en torno a un grupo de niñatos (para variar) que deben luchar por sobrevivir ante un misterioso ataque alienígena en Los Angeles. Está claro que la idea no es nada original, pero solo la imagen del trailer en la que se mostraban a cientos de personas siendo absorbidas por una nave gigante era un motivo de peso para tenerla en consideración. Francamente, cuando vi el trailer por primera vez pensé que era posible una nueva vuelta de tuerca al género, me intrigaba...

Sin embargo me equivocaba porque puedo afirmar con total rotundidad que estamos ante una de las películas más mediocres del año, es como si sus creadores hubieran sumado lo peor de "Independence day", "La guerra de los mundos", "Monstruoso" y "Distrito 9" para hacer esta auténtica porquería que no hay por donde agarrar: ¿Guión? Simplón ¿Actores? Planos ¿Trama? Irrisoria ¿Ritmo? Inexistente. Y así podría seguir hasta aburrirme...

Lo único destacable de toda la producción, como era de esperar, son los efectos visuales. Ahí no defrauda, cumple lo que prometía: son efectistas y muy creíbles. No me chocaría que cayese una nominación a los Oscar en este apartado. Aunque frecuentemente da la sensación de estar viendo un videojuego en lugar de una película, y para colmo ¡no se puede jugar porque no hay mandos! No quiero aburriros más. Pésima...

1 comentario:

ENE COFFMAN dijo...

Jajaja una de las mejores críticas que te he leído jeje Sigue así! corta cabezas!