jueves, 16 de diciembre de 2010

Retrospectiva: Tina (1993)

Antes que nada, anuncio para aquellos que estén interesados que por fin he recuperado las entradas de audio en el blog. Y ahora, sin más dilación, paso a comentaros uno de los biopics que más me han gustado últimamente por su fuerza y su honestidad a partes iguales.

Hacía mucho tiempo que tenía especial interés en ver esta adaptación del año 1993 que recorre la trayectoria personal y profesional de la famosa cantante Tina Turner, concretamente abarca desde cuando formaba un dúo con el que fue su marido (el músico y compositor Ike Turner) hasta su despegue como cantante en solitario. ¿Qué decir de Tina? Pues para mí siempre ha sido un referente, no sólo porque considere que es una artista única e incomparable (guste o no, ha sido reconocida como uno de los más grandes iconos del rock de todos los tiempos); sino también porque ha sido una luchadora nata que en su momento tuvo las agallas de escapar de la opresión a la que se encontraba sometida para abrirse camino sola y empezar desde cero…

Por si hay personas que ignoran de lo que estoy hablando, les pondré en antecedentes antes de proseguir: Tina Turner tuvo la fatalidad de sufrir malos tratos y abusos por parte de su marido Ike Turner (tanto en ámbito público como en privado). Estas humillaciones y vejaciones fueron “vox populi”, todo el mundillo artístico las conocía de primera mano; pero eran otros tiempos y casi nadie le ofreció ayuda para atravesar ese duro trance. Sólo en su mano estaba el terminar con esa turbulenta relación que la estaba destrozando por fuera y por dentro. En el film se da a entender que el motivo de estos maltratos intolerables se debía principalmente a que Ike no soportaba que ella le eclipsara en el escenario, detestaba que paulatinamente fuese adquiriendo más fama que él, le hacía sentir inseguro. Poco a poco estos celos irracionales aumentaron, y él encima le exigía aún más cuando trabajaban, la explotaba sin prestar atención ni siquiera a su estado de salud. Pero no todo el daño era físico, ya que también la torturaba psicológicamente reprochándole constantemente en modo de amenaza que había sido él quien la descubrió artísticamente hablando y que por ese motivo, ella era como de su propiedad. Hay varias secuencias en concreto que ponen los pelos como escarpias por su logrado realismo, como aquella en la que ambos llegan a un hotel para hospedarse y los clientes del mismo se quedan absortos cuando ven sus rostros llenos de heridas producidas por una pelea que habían tenido. Muy desagradable…

En resumen, la trataba como a un perro, hasta que ella no pudo más, se armó de valor y se divorció. En relación a este tema es curioso saber que el mismo actor Laurence Fishburne se replanteó aceptar el papel de Ike Turner hasta 5 veces, argumentando que no estaba seguro de si quería encarnar a alguien tan cruel y odioso. Afortunadamente dijo que sí, consiguiendo una actuación muy alejada de las que desempeña habitualmente y que podría calificarse de soberbia (con nominación al Oscar incluida).

Junto a Fishburne se encuentra el pilar indiscutible del film: la magistral Ángela Bassett, quien estudió meticulosamente a la diva para imitar sus gestos, sus expresiones y su enérgica manera de moverse sobre un escenario. La interpretación de Bassett consigue captar a la perfección la garra, la personalidad y el coraje que ella transmite a su público cuando canta. ¡Había veces en las que me costaba creer que fuese una actriz y no la misma Tina Turner! Merece la pena ver la película solo por ella.

Como anécdota, es interesante saber que en un principio iba a ser Whitney Houston la elegida, pero tuvo que rechazarlo porque se encontraba en un avanzado estado de embarazo. Sinceramente lo prefiero así porque no imaginaría esta cinta sin la presencia de Ángela Bassett, quien a pesar de que ganó el Globo de Oro como actriz en un musical ese año, se quedó a las puertas del premio Oscar al igual que su compañero de reparto debido a la dura competencia en su categoría (la espectacular Holly Hunter triunfó merecidamente ese año por su papel en “El piano”). Lástima que Ángela Bassett sea tan poco conocida y que su carrera sea tan escueta porque es una actriz realmente brillante, tan solo hay que verla en “Malcolm X” o “Días extraños” para verificar lo que digo…

Es cierto que la película contempla todos los tópicos que suelen aparecer en las adaptaciones de vidas de cantantes al cine, pero nadie puede objetar que no cumpla con su cometido satisfactoriamente: por un lado consigue que los devotos de Tina Turner la vean reflejada en la película, y por el otro logra atrapar a todos aquellos que no la conocían profundamente de antemano. Eso sin mencionar que está muy bien llevada, muy bien ambientada, que no aburre en absoluto y que de paso incluye temas tan fundamentales como el versionado de “Proud Mary” o “What´s love got to do with it” para los amantes de la buena música. ¿Qué más se le puede pedir a un biopic de estas características? No se puede pretender más creo yo…

Es importante resaltar que fue la misma Tina Turner la que dio el beneplácito para que la cinta se rodase, ella colaboró intensamente en el proyecto y estaba totalmente de acuerdo en incluir con total naturalidad sus problemas conyugales, como si quisiera que el mundo entero supiese por aquel entonces cómo fue su relación con su esposo sin tabú alguno. Francamente, me parece una decisión muy respetable, pues tiene todo el derecho a contar lo que quiera de su vida.

No quería terminar esta reseña sin comentar esta frase con la que abre la película, extraída de un rezo budista al que Tina se aferró durante un periodo y que por lo visto la ayudó a encontrar su camino: “El loto es una flor que crece en el fango y cuanto más profundo y espeso es el fango, más bello florece”. Es una sentencia que le viene como anillo al dedo porque resume espléndidamente cómo ha sido su vida. Actualmente Tina Turner sigue actuando con la misma pasión que el primer día…

2 comentarios:

Susana Paz dijo...

reseña exacta a una excelente pelicula

Juanmez dijo...

Muchas gracias!! Me alegra que te haya gustado, si quieres puedes hacerte seguidora de nuestro blog y comentar en él cada vez que te apetezca.