miércoles, 6 de octubre de 2010

Put the blame on mame!

Quiero recordar con vosotros la fantástica canción "Put the blame on mame" que sale de los labios de la fantástica Rita Hayworth en "Gilda" y la torta que después recibe de Glenn Ford (que dicho sea de paso ha trascendido como una de las bofetadas más conocidas y representativas del cine hollywodiense). Una alucinante secuencia que me sorprendió en su momento y que considero que no ha perdido su impacto hoy día. Además la Hayworth está atractivísima, especialmente en el instante en que se quita el guante, donde derrocha sensualidad por todos los poros... ¡Que escena!

No hay comentarios: