viernes, 22 de octubre de 2010

El americano (2010)

Dirigida por Anton Corbijn, director de la película de culto 'Control', y protagonizada por George Clooney, 'El americano' no es la película que aparenta ser. Quizás el tener a Clooney de protagonismo le dé un estatus de película de alto presupuesto, y al tener la etiqueta de 'acción' parezca que sea algo al estilo Bourne o Jungla de cristal, pero nada de eso. 'El americano' es una película sin pretensiones que cuenta una historia muy sencilla y entretenida y que puede ser una gran sorpresa para los espectadores.

El argumento gira en torno a Jack (Clooney), un mercenario cuyo último trabajo en Suecia ha salido un poco torcido. Harto de esa vida, Clooney decide dejarlo, pero su jefe le obliga a aceptar una última misión. Para ello Jack deberá ir a refugiarse a un pequeño pueblo italiano, y esperar a que lo llamen. La llamada se produce unos días más tarde: una mujer belga, Mathilde (Thekla Reuten), le pide que le fabrique un arma, y después de eso podrá retirarse. Así que Jack hace un par de amistades en el pueblo, destacando la de un cura con un pasado también un poco turbio y un mecánico que le proporcionará las piezas necesarias para fabricar el arma. Pero principalmente, conoce a una prostituta, Clara (Violante Placido), de la que Jack se enamorará, incumpliendo todas las normas de los mercenarios y que le hará sospechar de todos, porque ni siquiera en Italia Jack consigue estar traquilo...

Lo principal a destacar en la película, es su dirección y su fotografía: no hay ni un sólo plano malo, todos están perfectamente pensados y medidos para crear la sensación que el espectador quiere, ya sea soledad, tristeza, melancolía... Las imágenes son hipnóticas, algunas casi intimistas y sin artificios, algo muy impropio en películas hollywoodienses de este calibre. La mano del director europeo se nota durante toda la película. Tiene un tono constante, pausado, pero a la vez vibrante (a causa de la propia naturaleza de Jack y de todo lo que lo rodea). Además todo esto se redondea gracias a una genial banda sonora, con temas italianos y música clásica que ambienta a la película y que a veces realmente reconforta. Así que un muy buen trabajo de parte de Anton Corbijn.

George está bastante bien como mercenario harto de su trabajo. Su interpretación no es en absoluto caricaturesta, está contenido y su expresión, entre brutalidad sin igual y a la vez apenado por la vida que lleva está muy bien conseguida. Podría afirmar que es una de las mejores interpretaciones de la carrera de Clooney y no sería muy descabellado. Lo mejor, Clooney entrando en la cafetería y pidiendo, no un Nespresso, sino un Americano...reto interpretativo del actor. El resto de actores, prácticamente desconocidos, sí están más flojos, incluso el cura es poco creíble, pero eso es otra historia.

Pero no todo iba a ser bueno, ni mucho menos. El principal fallo (y gordo) de la película, es como siempre su guión. El pueblo que en la primera escena parece ser pequeño, casi una aldea, al final de la película tiene anchas avenidas y lugares donde esconderse. ¿Acaso rodaron en dos sitios diferentes?. Es extraño que en un pueblo tan pequeño, un asesinato como los que se producen, o una moto robada, o cualquier cosa fuera de lo normal no levante expectación. Durante la película hay dos o tres escenas así, y parece que todo está dentro de la normalidad. Es un poco incongruente. También debería mencionar al personaje del cura, que está metido un poco con calzador. ¿Qué función tiene? No es precisamente el guía espiritual de Jack, algo que yo pensaba al principio, y tiene un pasado poco cristiano...así que no sé realmente que representa dentro de la historia. Además su amistad con el cura es inmediata, cosa también extraña. He viajado a muchos sitios, y apenas he conocido a los vecinos...sin embargo Jack que debe pasar desapercibido y es un tipo frío, hace amistades nada más poner un pie en tierra. Quiero pensar que el guión sí que ha sido escrito por un norteamericano y le ha proporcionado esas dosis de tonterías que tanto les gusta, como el final, previsible al cien por cien.

Así que una relajante película para pasar un buen rato. No es una gran película pero entretiene muchísimo. Tiene bastantes buenas cualidades, y si se perdonan algunas chorradas, puede ser una interesante opción con algunas escenas románticas, otras de acción con tiros y persecuciones, y otras muy eróticas (excesivamente largas) que no aburrirán a nadie. Con todos los palos que esta película ha recibido, a mí me ha parecido bastante aceptable.