jueves, 11 de julio de 2013

Hot, hot, hot!!

Tercera vez que reabrimos el blog este año (esperamos que la definitiva) con el fin de aprovechar el caluroso verano que estamos sufriendo para hacer algo con lo que cualquier cinéfilo disfruta: un ránking. Seguramente el título de la entrada habrá llamado la atención de más de uno, pero lamentablemente, no se trata de lo que estáis pensando.
En lugar de eso, vamos a pasar aún más calor si cabe, con algunas de las películas más calurosas de la historia del cine. Éstas no son historias para no dormir, son historias para sudar. Argumentos cargados en ambientes bochornosos y entornos a temperaturas insoportables. Sin duda debieron ser rodajes infernales, de los que después escriben en los libros de historia del cine, y de los que se cuentan anécdotas. Pero creo que me daréis la razón si digo que en ocasiones lo hemos pasado tan mal como Anthony Daniels embutido en la armadura de C3PO en el desierto de Túnez. A continuación, el ránking. Disfrutad:

9- Sed de mal (Orson Welles, 1958)


El hecho de ver el enorme y sudoroso cuerpo de Orson Welles jadeando en cada escena, ya es motivo suficiente para que las axilas empiecen a transpirar. Si a eso le sumamos el invernal traje de Charlton Heston y el ardiente clima mexicano, Sed de Mal no es una película recomendable para estas vacaciones.


8- El diablo sobre ruedas (Steven Spielberg, 1971)


Una carrera infernal, por el medio de los desérticos parajes de la américa profunda (esas carreteras rectas y sin final a la vista, esos tonos acres, esas plantas que luchan por sobrevivir) mientras un camionero loco te persigue, puede ser motivo suficiente para moverse más de una vez en la butaca.

7- El bueno, el feo y el malo (Sergio Leone, 1961)


Úntese un poco de arena almeriense calentita en el rostro sudoroso, déjese barba un par de semanas, póngase varias capas de ropa y un capote como el de la foto, amén de botas hasta el final de la pantorrilla. Viaje hasta el desierto de Almería, en un buen día primaveral o veraniego, y disfrute del sol al medio día. Finalice el proceso fumando un purito. Oh yeah.


6- La leyenda del indomable (Stuart Rosenberg, 1967)


Cavar zanjas durante todo el día encadenado y en el sur norteamericano, no debe ser un trabajo fácil. Si le sumamos un par de palizas, y una cena de 40 huevos duros, el resultado no puede ser mejor.

5- Apocalypse now (Francis Ford Coppola, 1979)


El honor de poseer el rodaje más infernal de la historia del cine, no es en vano. Enfermedades del equipo, infarto de Michael Sheen, pura selva vietnamita, y meses y meses de rodaje. ¡Me encanta el olor a napalm por la mañana!

4- El puente sobre el río kwai (David Lean, 1957)


Está difícil elegir entre Apocalypse Now y El puente sobre el río Kwai. Idénticos escenarios, aunque en ésta no vemos ni pizca de agua. Para colmo, el famoso puente parece estar más bien seco, y Alec Guiness, ya de por sí delgado, le castigan metiéndolo en una caja de madera a pleno sol. Fantástico. 

3- Fuego en el cuerpo (Lawrence Kasdan, 1981)


Tórrida. Eso es Fuego en el Cuerpo, y desde todos los puntos de vista. William Hurt transparente la camisa de principio a final con el bochornoso calor de Florida. Pero su situación incluso empeora cuando conoce a la sensual Kathleen Turner. Nunca un título estuvo tan bien elegido.

2- Papillon (Franklin J. Schaffner, 1973)



La Guayana francesa debe ser un sitio precioso para visitar a día de hoy. Pero también debe ser bastante caluroso, o eso es lo que parece viendo el aspecto que McQueen y Hoffman mostraron durante las dos horas que dura Papillon. Si añadís además el compartir cuarto con un par de leprosos, el resultado es realmente devastador.

1- Lawrence de Arabia (David Lean, 1962)



Posiblemente, Lawrence de Arabia se la película más calurosa de la historia del cine. Ambientada durante la campaña africana en la Segunda Guerra Mundial, el británico Peter O´toole se pone el turbante para atravesar los desérticos parajes de Egipto  bajo un sol realmente abrasador. Sólo de pensarlo, me entran hasta escalofríos. Al igual que Apocalypse, fue un rodaje infernal (parte rodado en España) donde tuvieron que repetir innumerables veces tomas multitudinarias, además de  problemas con los rollos (se quemaban con el sol) y comprar dos trenes para descarrillar. David Lean, genio absoluto, sin duda debía tener una enfermiza obsesión por los rodajes complicados.

martes, 4 de junio de 2013

El Gran Gatsby (2013)

Por Juanmez: ****

Baz Luhrmann regresa a lo grande con una revisión modernizada del popular relato de Scott Fitzgerald, El Gran Gatsby. Tal y como cabía esperar, ha originado un cisma en su presentación en el Festival de Cannes, despertando fobias y filias entre los asistentes a la proyección. Con él no hay medias tintas, o aborreces o adoras la película, pero lo que es indiscutible con este último trabajo del realizador de Moulin Rouge! (2001) es que el espectador sabía perfectamente lo que se iba a encontrar desde que el tráiler fuera lanzado hace unos meses.

¿Y qué encuentra exactamente? Pues un Baz Luhrmann en estado puro que abandona el clasicismo soporífero de Australia (2008) para reinterpretar, siempre bajo su excepcional prisma, una obra literaria cuya trágica historia de amor nunca muere, dotándola de ritmo y convirtiéndola en un “clásico actual instantáneo” entendible y alcanzable a todo tipo de público, al igual que ya hizo con Moulin Rouge! en su día. Película por otra parte con la que es inevitable establecer paralelismos desde el minuto uno, ya sea en la exquisita presentación de los personajes, en el acelerado montaje (apreciable en las secuencias de las fiestas), en su banda sonora (resultado de una deliciosa y arriesgada fusión entre la música más actual con la más tradicional), en su extravagante estética (excesiva, colorista y kitsch a más no poder, rebasando peligrosamente en ciertos momentos esa línea fina y subjetiva entre lo elegante y lo hortera) o en los singulares movimientos de cámara (esos desenfrenados planos aéreos de Nueva York en los años 20 son un calco de los que mostraban el París decimonónico en el ya citado musical). ¿Acaso no era esto lo que se esperaba? 

sábado, 20 de abril de 2013

En el camino (2013)

Por Carlos: ****

Esto era un tipo que se llamaba Jack Kerouac:


Kerouac se crió en varios sitios, pero se asentó en Massachusetts, donde de jovencito, probó todo lo probable. Esto es:

1- Drogas:

2- Búsqueda existencialista:



3- Y libros, muchos libros:

Hemingway, Saroyan, Wolfe, London y Miller

Más o menos a los veintipocos, ya había escrito algunos relatos, en una prosa ágil y ligera, algo que muchas personas en la época agradecieron. Durante unos cuantos días, escribió sobre unas vivencias personales en un viaje por Estados Unidos, lo que acabó siendo esto:


Ni bueno ni malo, 'On the road' fue sobre todo, un libro primerizo, ya que a partir de ahí, un nuevo género en la literatura surgió en los estados. El género 'Beat', se convirtió en el favorito de la población progre, de la población joven, y de la población que iba en contra del sistema establecido. Kerouac no fue sino el primero de una larga lista de escritores. Muchos años más tarde, el director brasileño Walter Salles, dirigiría la adaptación de la novela. Han pasado muchos años, y ya no tenemos guerra de Vietnam ni principios que defender (o eso parece), así que toda la fuerza destructiva del libro se ha diluido, dejando tan sólo el poso amargo que subyacía a la historia. Aún así, el resultado es bastante notable. Una road movie con principios,  que se cree a sí misma y convierte lo ridículo en real. Si a esto, le añadimos a la Stewart:





Lo mejor: Stewart es una sorpresa, y la película es toda una oda juvenil.
Lo peor: Que el espectador saque una enseñanza equivocada.

sábado, 13 de abril de 2013

A propósito de Damon Lindelof

Somos nerds y estamos forrados.
Hace ya bastante tiempo, colgué una reflexión sobre J.J Abrams, un directorucho que dirige grandes películas que a priori pueden ser bastante buenas y que acaban siendo una gran mierda. En este mismo artículo, dije que Abrams trabaja con gente que lo asesora, además de varios socios que lo apoyan y ponen la pasta. Hace un par de meses dieron la noticia de que Abrams parece que va a ser el director de Star Wars VII. La gran basura de película que probablemente dirigirá es un hecho prácticamente seguro, si atendemos a lo que este tío suele hacer en cine (no me meto en las series, eso es otra ciencia).  Es imposible odiar tanto a un director sabiendo que va a reventar una de las sagas míticas de la historia del cine, para bien o para mal.

Pero no voy a hablar en este artículo otra vez de J.J Abrams. En lugar de eso, voy a hablar del tipo que lo secunda, el que está en la sombra y aparece en las fotos detrás de él. El calvo que siempre sonríe cuando J.J Abrams habla y aplaude más que nadie. Me refiero a Damon Lindelof.

No es que sea una persona tan importante en la industria. Mucha gente ni lo conoce. Quizás os suene el nombre cuando veis eso de 'producer' en algunos créditos y aparece su nombre, pero poco más. Mirando en imdb, vamos a analizar lo que este personaje ha producido (no ha dirigido nada, no sabe) en los últimos años:

- Star Trek: La nueva, esa tontería para niños pequeños con una historia tan absurda como los giros argumentales de Perdidos (producida por él, por cierto). Junto con su gran amigo Abrams, sacaron adelante esta superproducción, de una ciencia ficción tan floja, tan poco creíble y tan absurda que consiguieron que una saga que nunca se tomó demasiado en serio a sí misma (lo digo en serio, algunas películas de la saga dan  un poco de vergüenza) acabara por ser sencillamente, ridícula. Lindelof, que también se cree guionista (en serio, ¿por qué en Hollywood TODO EL MUNDO es guionista?) normalmente suele escribir el guión, o parte del guión, o un par de escenas, o simplemente, dice lo que quiere y plasma su nombre en los créditos, de sus películas (justo antes del de su gran amigo J.J, que tiene las gafas más gordas que él). Si analizamos el guión de Star Trek, podemos ver el clásico guión al que estamos tan acostumbrados si de pequeños vimos un poco la tele. Y me refiero: protagonista chulesco que pasa de todo, este tipo acaba en la élite de una nave interestelar último modelo, nadie le echa cuenta al principio pero madura en un golpe de efecto y acaba siendo el capitán, los malos aparecen y dan por culo bien fuerte, parecen que van a perder, pero el tipo se toma un carameloraro y evoluciona, convirtiéndose en el número uno de la historia de toda la confederación galáctica (o como se llame), y ganan. Yo puedo escribo eso (y si me decís porqué no lo hago, es sencillo: no vivo en Hollywood).
El susodicho en una Comic Con contando
 mamarrachadas

- Cowboys and Aliens: El cómic estaba entretenido, era original y para nada repetitivo. La película, reconocerme que fue un mojón. Un aburrimiento total en algunos momentos y que nunca consigue que el espectador se meta en la historia. De nuevo, rollo ciencia ficción (el género que a Lindelof más le gusta destrozar), y de nuevo, fallo garrafal.

- Prometheus: Todos los amantes, no sólo de Alien, sino del cine, esperamos con ansias el regreso de Ridley Scott al mundo de Alien. Todo pintaba perfecto. Scott manejando el timón y contando la historia de la abominable criatura y del 'origen de la humanidad'. Puaf, casi nada. Pintaca. Pero Scott no contaba con que la pasta la ponía Lindelof, y que el género, curiosamente, volvía a ser ciencia ficción. ¿El resultado? Cambios de guión y de la historia misma. En ésta página detallan mucho mejor todo lo que pasó, así que no lo voy a contar todo, pero básicamente, el guionista era joven e inexperto, y fue difícil para él la adaptación, así que contrataron a Lindelof para arreglarlo (hay que ser sumamente gilipollas), y alejó la historia del universo Alien (Scott incluso quería hacer conexiones con Blade Runner). ¿Conclusión? Decepción. Y el mierda de final abierto tan odioso made in perdidos que los subnormales de Abrams y Lindelof tanto adoran. Ah, del guión sólo comentar que Lindelof opera de cesárea a Noomi Rapace, para que ésta después se ponga a correr...

Esto es lo más destacable de un tío que está forrado hasta las trancas, habla en todas las Comic Con, y genera tantas pasiones. ¿Lo próximo? La segunda parte de Star Trek (miedorrrrllll) y un par de pelis más que a nadie interesan. El problema es, y creo que no me voy a equivocar mucho, que probablemente participe en Star Wars, y esto es un problema.

viernes, 12 de abril de 2013

Próximos estrenos

Ya estamos en Abril, y tras cuatro meses de 2013, estamos pasando la gran depresión cinematográfica anual, la de los estrenos insulsos que no tienen otras fechas aparte de los primeros meses del año para poder estar en cartelera. Pero no todo son malas noticias, así que vamos a dar un repasito para conocer algunas películas interesantes para los próximos meses: 

ABRIL

To the Wonder (Terrence Malick, USA)
 Esta vez no se ha hecho esperar mucho. Tras 'El árbol de la vida', Malick estrena este fin de semana su nuevo drama, esta vez con Ben Affleck y Rachel MacAdams, y con Javier Bardem como secundario. Como siempre que estrena, la crítica es dispar con su nueva película.  



The Hunt (La caza) (Thomas Vinterberg, Dinamarca)
 Ya he expresado más de una vez en este blog mi adoración por Mads Mikkelsen, uno de los mejores actores europeos del momento. Si añadimos al genial Vinterberg, el resultado puede ser inmejorable. Drama nórdico sobre un tema tan escabroso como los abusos sexuales, producido por Lars Von Trier. Casi nada.

 

El ejercicio del poder (Pierre Schöller, Francia)
 La historia de un supuesto ministro de transporte francés, que se ve envuelto en una serie de problemas, políticos y personales, tras un accidente automovilístico. Premio Fipresci en el festival de Cannes de 2011 y varios premios César. Personalmente, creo que la película es un coñazo, pero con tantos premios había que ponerla.


Iron Man 3 (Shane Black, USA)
Última entrega del superhéroe que mejor ha sido llevado al cine de la factoría Marvel (con permiso de los X men, claro). Downey Jr. se pone el traje de acero por tercera vez para enfrentarse esta vez a Ben Kingsley. 



MAYO 

Stoker (Park Chan-Wook, USA)
No sé que pensar de esta película, pero Chan-Wook es el director de 'Old Boy' y de 'Sympathy for Lady vengeance', así que siempre hay que darle una oportunidad. Si además, la película es un thriller con Nicole Kidman y Jackie Weaver, pues mejor.


The trip (Michael Winterbottom, UK)
De Winterbottom siempre nos podemos esperar cualquier cosa. Esta vez dirige una comedia con Steve Coogan, que hace una ruta por restaurantes de todo el país a lo road movie. Puede ser interesante.


El Gran Gatsby (Baz Luhrman, Australia)
No se puede añadir más. Fotos y publicidad a cascoporro para este remake que seguro que Luhrman lleva hasta límites desmesurados. Enésima oportunidad de Leo DiCaprio para ganar el Oscar (¡jaja!, iluso...).


Hijo de Caín (Jesús Monllaó Plana, España)
El hecho de que José Coronado sea el protagonista ya es motivo suficiente para meter la película. Thriller que se presenta en el festival de Málaga. 



JUNIO

15 años y un día (Gracia Querejeta, España)
Querejeta en ocasiones presenta películas bastante interesantes. También en el festival de Málaga, se proyectará este drama protagonizado por Tito Valverde y Maribel Verdú.

Trance (Danny Boyle, UK)
Con James McAvoy y Vincent Cassel, Boyle continúa reinventándose con esta historia sobre atracadores de obras de arte y psicoterapeutas que hurgan en sus cerebros.


Monsters University (Dan Scanlon, USA)
La película que todos estábamos esperando. La vuelta a la gran pantalla de Mike y James Sullivan en sus años mozos en la Universidad de Monstruos. 


JULIO

Pacific Rim (Guillermo del Toro, USA)
Después de tanto producir, ya era hora que Del Toro dirigiera algo. Película sobre robots gigantes que luchan para proteger a la humanidad. 



Antes del anochecer (Richard Linklater, USA)
Tercera parte de esta saga protagonizada por Julie Delpy y Ethan Hawke, esta vez en Grecia.

Hasta aquí llego. Todavía quedan muchos estrenos interesantes de aquí al verano, pero algunos no tienen fecha definitiva. En Agosto más o menos, podremos ver la segunda parte de 300, Star Trek (J.J Abrams la volverá a cagar), Guerra Mundial Z y por supuesto, Elysium, que si dios quiere, la veremos el 16 de Agosto.  Seguiremos informando.





jueves, 11 de abril de 2013

Side Effects (Efectos secundarios, 2013)

Por Carlos: ****1/2


Una última oportunidad de ver a Soderbergh en acción es un buen aliciente para disfrutar de ‘Side Effects’. Tras una carrera con más de veinte títulos, algunos de los cuales más que sobresalientes, Soderbergh ha conseguido, al igual que hacen sus personajes en la película, engañarme totalmente.

Tras unas últimas películas un tanto flojas, ‘Side Effects’ se me antojaba un último ejercicio con el estilo que tanto le gusta, con historias múltiples introducidas en unos montajes vertiginosos y argumento absorbente, pero sin la fuerza de algunas de sus anteriores películas. Puestos a comparar, veía a ‘Side Effects’, cuyo argumento trata sobre la farmacología, como una especie de ‘Contagio’, película nada desdeñable, pero que Soderbergh dejó a medio camino.

El engaño consiste en presentar la película de una forma, con un argumento completo y bien definido, e ir cambiándolo durante la película, consiguiendo cambiar además de la historia, el protagonista o el género mismo. ‘Side Effects’ comienza siendo una especie de drama más preocupado en informar que en contar una historia, donde la acción transcurre entre consultas de psiquiatras y los personajes son personas con problemas de socialización. Lo mejor viene después, cuando la acción se sitúa desde otra perspectiva, y la película se convierte en un thriller absorbente y apasionante del que el espectador no puede apartar la atención. Posee un plantemianto original y una gran evolución de los personajes. Entre tanta estrella (Jude Law, Zeta Jones, Rooney Mara) se esconde toda una película propia, sacada de la mente de un tipo que ha hecho la película justo como la ha querido. De los actores, Rooney Mara se confirma como una de las actrices más hardcore de la industria actual (ya lo demostró en Millennium) y Jude Law deja a un lado sus acostumbrados papeles de galán, demostrando que si quiere, puede ser un actor muy versátil, desarrollando distintas facetas dramáticas en una sola escena.

La atmósfera asfixiante, los giros  retorcidos, y el trasfondo económico que sobrevuela durante toda la película (y que acaba siendo fundamental), completan una de las películas más interesantes del año, y para mí, la gran sorpresa de lo que llevamos de 2013. Soderbergh carga de nuevo, como ya hizo en anteriores trabajos (Erin Brockovich, Traffic), pero esta vez contra la industria farmacéutica, planteando una reflexión sobre los trastornos mentales y la importancia del lugar que ocupan los psicólogos en  nuestra sociedad.

Lo mejor: El argumento.
Lo peor: Quizás la verdadera declaración de intenciones llegue un poco tarde.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Corto: Diez minutos

Quien haya trabajado de teleoperador en una empresa de telefonía sabe lo duro que resulta en ocasiones no poder facilitar una información determinada, ya que está impedido por un conjunto de normas que se lo prohíben. Excluyendo alguna que otra ocurrente hipérbole (como lo de que el periodo de llamada es de diez minutos sí o sí), este cortometraje ganador del Goya en el año 2004 y dirigido por Alberto Ruiz Rojo, refleja estupendamente esta situación; claro que también nos enseña que a veces "hay que saltarse las normas para salvar una vida", ¡y más si se trata de un cliente! XD

lunes, 4 de marzo de 2013

¡MALDITOS CINÉFILOS CUMPLE 3 AÑOS!

Tres años hace que nos propusimos abrir este blog, sin pretensiones de nada, sin recibir algo a cambio; tan solo con un único objetivo: hablar de cine de forma entretenida y amena. Hemos tenido rachas mejores y peores, pero a día de hoy estamos orgullosos de lo que hacemos y seguimos al pie del cañón como el primer día. Gracias a los que nos seguís, seáis los que seáis, pues para nosotros significa muchísimo. 

¡Un cariñoso saludo y no dejéis de ver cine amigos!

domingo, 3 de marzo de 2013

¡Cazad al espía!


Anoche vi ‘El caso Farewell’. Tengo debilidad por las películas de espionaje. Me encantan, y si son de la guerra fría, mejor. Cuando ves cuatro o cinco, puedes llegar a pensar que vista una, vistas todas. La fotografía, el ambiente o incluso los diálogos y personajes se parecen, pero el placer de ver cómo unos tipos en apariencia normales y corrientes tienen que pasarlas canutas pasando información, documentos y toda esa parafernalia, metiéndote en su piel mientras tú lo ves sentadito en tu sofá sabiendo que ningún agente del KGB o de la CIA va a aparecer por detrás de ti, es toda una gozada.



Me gustaría hacer un repasito por algunas películas de espías bastante interesantes, no sólo sobre la guerra fría. A día de hoy para escribir una película de espías tan sólo hay que mirar la primera página de cualquier periódico nacional y sacaréis bastantes ideas. Pero sí es cierto que las de la guerra fría tienen ese toque prohibido que parece imprimir el comunismo soviético, donde la mitad de los funcionarios de cada nación trabajaban para el otro bando, y que es sumamente gratificante. ‘El Topo’, infravalorada película de hace un par de años (primera nominación al Oscar para el enorme Gary Oldman), es un excelente ejemplo. Con ese tono tranquilo y apaciguado, detrás del cual se esconde el entramado que crean sus personajes y que parece a punto de estallar de tanta tensión acumulada, es uno de los mejores thrillers sobre espionaje de los últimos años. Si no os gustó la primera vez, echadle otro ojo, y la veréis bastante más convencidos.



Si nos vamos un poco más atrás, ‘La vida de los otros’ desarrollaba una historia más compleja, entremezclando un espionaje nada clásico (un tipo escuchando aburrido todo el día, qué diversión), y las historias de las personas que eran investigadas. La cara de póker de su protagonista, Ulrich Mühe, no podría servir para otra cosa.



Durante las décadas anteriores abundaron películas de este género: La caza del octubre rojo, El hombre de Mackintosh, Las sandalias del pescador…pero sin duda, la película cumbre es ‘Teléfono rojo, ¿volamos hacia Moscú?’, donde sólo un tipo como Stanley Kubrick (al que parecía que todo le daba igual), podía dirigir esta sátira tan bestial contra su propio gobierno y su ineptitud, y tratar a la guerra fría como un auténtico chiste, algo así como si nos metemos ahora con los yihadistas…



Fuera de la guerra fría también tenemos buenos ejemplos. Tengo que confesar mi absoluta y declarada debilidad por la trilogía de Bourne. Como cinco veces la habré visto en total, y nunca me cansaré. Personajes bien definidos, situaciones reales, viajes por toda Europa, una buena variedad de secundarios, y el acojone constante de que te siguen, conforman uno de los mejores ejemplos del espionaje en el cine. También otro grande como Coppola tocó el tema, con su genial ‘La conversación’. Con un tono parecido al de ‘El topo’, la película es densa y su desarrollo pesado, como la misma mente, pero sumerge totalmente al espectador.
Y para terminar (y esto le gustará a mi amigo Juanmez), recordar al pesado de Hitchcock, que dirigió multitud de películas de espías: Con la muerte en los talones,  Cortina rasgada, los 39 escalones o el Hombre que sabía demasiado. Esto, unido a su habitual gusto por salir en sus películas, creo que le conferían cierta actitud, cuando menos, sospechosa…


lunes, 25 de febrero de 2013

Premios Oscars 2013


Se acabó. Termina la carrera de premios de este año, y Argo se proclama, como era de esperar, como la gran triunfadora de la noche al ganar el premio a la mejor película, al que se suma el de mejor guión adaptado y mejor montaje. La vida de Pi, pasa al segundo puesto, sobre todo después del sorprendente premio a Ang Lee a mejor director, una de las sorpresas de la noche después de la campaña de O. Rusell por El lado bueno de las cosas y de la presencia de Spielberg. Los Miserables consigue tres premios, incluyendo el esperado a Anne Hathaway, y Django, muy merecidamente, el de actor secundario para Waltz y guión para Tarantino, después de casi veinte años desde que lo recogiera por primera vez por Pulp Fiction. Una de mis favoritas, La noche más oscura, sólo consigue un premio técnico. Pero las grandes perdedoras han sido Lincoln, con sólo dos premios técnicos después de ser la más nominada, y El lado bueno de las cosas (como no podía ser de otra forma), con sólo el inmerecido premio a Jennifer Lawrence, que encima se cayó. 


Por lo demás, una gala muy entretenida. McFarlane ha demostrado ser un buen maestro de ceremonias, con números realmente buenos, y a pesar de su larga duración, la gala no llegó a ser tan pesada como otros años. Por cierto, Daniel Day Lewis, por premios, se convierte en el mejor actor de todos los tiempos con tres oscars a mejor actor. Casi nada.
Aquí tenéis la lista completa:

MEJOR PELÍCULA
"Argo"

MEJOR DIRECTOR
Ang Lee "Life of Pi"

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA
Daniel Day-Lewis "Lincoln"

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA
Jennifer Lawrence "Silver Linings Playbook"

MEJOR ACTOR SECUNDARIO
Christoph Waltz "Django Unchained"

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA
Anne Hathaway "Les Misérables"

MEJOR GUIÓN ORIGINAL
Quentin Tarantino "Django Unchained"

MEJOR GUIÓN ADAPTADO
Chris Terrio "Argo"

MEJOR PELÍCULA ANIMADA
"Brave"

MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA
"Amour" (Austria)

MEJOR FOTOGRAFÍA
Claudio Miranda "Life of Pi"

MEJOR BANDA SONORA
Mychael Danna "Life of Pi"

MEJOR CANCIÓN
"Skyfall" ("Skyfall")

MEJOR MONTAJE
William Goldenberg "Argo"

MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN
Rick Carter y Jim Erickson "Lincoln"

MEJOR VESTUARIO
Jacqueline Durran "Anna Karenina"

MEJORES EFECTOS ESPECIALES
Life of Pi

MEJOR MAQUILLAJE
Lisa Westcott y Julie Dartnell "Les Misérables"

MEJOR SONIDO
Andy Nelson, Mark Peterson y Simon Hayes "Les Misérables"

MEJOR MONTAJE DE SONIDO
Per Hallberg y Karen Baker Landers "Skyfall"
Paul N. J. Ottoson "Zero Dark Thirty"

MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL
"Searching for Sugar Man"

MEJOR CORTOMETRAJE
"Curfew"

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL
"Inocente"

MEJOR CORTOMETRAJE ANIMADO
"Paperman"

4 Life of Pi
3 Argo
3 Les misérables
2 Django Unchained
2 Lincoln
2 Skyfall
1 Silver Linings Playbook
1 Anna Karenina
1 Amour
1 Zero Dark Thirty

domingo, 24 de febrero de 2013

Django desencadenado (2013)

Por Carlos y por Juanmez: *****


Tarantino es de esos autores que crean filias y fobias, hay quien lo odia y hay quien lo adora. De todas formas, a Tarantino parece importarle bien poco la opinión de sus detractores, porque desde siempre ha dirigido el cine que ha querido sin preocuparse demasiado por las críticas. En otras palabras, ha hecho lo que le ha dado la gana desde que empezó con sus primeros pinitos en el mundillo hace ya dos décadas. Tal ha sido su incuestionable éxito que actualmente podría hablarse perfectamente de la existencia del género tarantinesco.


Sin embargo, el realizador de Pulp fiction tenía una espinita clavada. Pese a que en Kill Bill ya atisbamos su debilidad por el spaghetti – western, nunca había adaptado ninguno en su totalidad hasta la fecha. Y por fin esta cuenta ha quedado saldada con Django desencadenado, donde vuelve a conseguir su único objetivo: entretener a toda su legión de seguidores, dejándolos satisfechos y con ganas de más, incluso tras la friolera de dos horas y tres cuartos de película.


Aunque el argumento es muy simple, el cineasta se recrea profundamente, disfrutando en las situaciones de tensión que se generan constantemente, estirándolas con largas conversaciones ingeniosas que a menudo son interrumpidas por pequeños detalles, en apariencia irrelevantes, pero cargados de significado en la historia. Bajo nuestro punto de vista, lo más llamativo del guión es que se trata de la primera vez que Tarantino se deja seducir por un romance, motor y excusa imprescindible para que funcione la trama.

Una trama en la que Django, interpretado por un estoico Jamie Foxx, no deja de ser un hilo conductor sobre el que Tarantino deja trascurrir una suerte de geniales secundarios: Christoph Waltz, Samuel L. Jackson y Leonardo DiCaprio deslumbran en sus excéntricos papeles. Quizás también éste sea uno de los pocos puntos flojos de la película. En toda su filmografía, Tarantino utiliza repartos corales, en ocasiones con un protagonista claro (Jackie Brown, Kill Bill), y otras veces con varios personajes que se van alternando conforme avanza el argumento. Sin embargo, en esta ocasión el personaje de Django no enamora como lo hacía el Vincent Vega de Pulp Fiction o el militar interpretado por Brad Pitt en Malditos Bastardos. Y se queda bastante lejos de la enorme personalidad de Pam Grier y Uma Thurman en sus respectivas cintas. Este hecho puede interpretarse como un desliz de Tarantino, o como un caso pretendido por él, ya que Django evoluciona a lo largo de la película, desde su inicial mudez, a su desparpajo final.

Por otra parte, en este último trabajo, plagado de tiroteos y borbotones de sangre excesivos allá donde apunte la cámara, se evidencia la influencia heredada de los grandes directores clásicos del western, como John Ford, y muy especialmente, Sergio Leone, al que Tarantino ha homenajeado en varias ocasiones (y uno de los pilares fundamentales en los que se basan sus detractores para criticarlo) y cuyo sello es muy apreciable en algunas cintas del director italiano (Hasta que llegó su hora). Por cierto, ¿no os da la impresión de que a los modernitos no les importaba una mier** Sergio Leone hasta que Tarantino empezó a homenajearlo?



En Django desencadenado vais a ver todos los elementos propios del cine de Tarantino. Es un western donde la exageración y el esperpento tarantiniescos se dan la mano, y donde el espectador, por encima de todo, disfruta. No lo vais a pasar mal, no vais a ver a mercaderes de esclavos explotando sin piedad a otros seres humanos. Lo que vais a ver, es como un dentista alemán y un esclavo liberado revientan cabezas esclavistas. 

Y para los fans del director de la gran mandíbula, Django desencadenado junto con Malditos Bastardos, forman parte de un tríptico que finalizará con una tercera parte, lo que completará esta trilogía pseudohistórica que Tarantino se ha marcado. Así que ya podéis ir preparándoos.

Lo mejor: La divertida discusión sobre las máscaras entre los miembros de un incipiente Ku Klux Klan, digna de cualquier gag de los Monty Python.


Lo peor: Jamie Foxx, siendo el protagonista, se ve en ocasiones irremediablemente eclipsado por sus tres compañeros de reparto, que están sensacionales. 

sábado, 23 de febrero de 2013

Quiniela Oscars 2013: Carlos

Ahí va la mía. Mismo criterio que Juanmez.

Mejor cortometraje animado: Paperman.
Mejor película documental: Searching for sugar man.
Mejor montaje de sonido: Zero dark thirty.
Mejor sonido: Los miserables.
Mejor maquillaje: El hobbit.
Mejores efectos especiales: La vida de Pi (El Hobbit).
Mejor vestuario: Anna Karenina.
Mejor diseño de producción: Los miserables.
Mejor montaje: Argo (Zero dark thirty).
Mejor canción: Skyfall.
Mejor banda sonora: La vida de Pi.
Mejor fotografía: La vida de Pi (Django desencadenado).
Mejor película de habla no inglesa: Amour.
Mejor película animada: Rompe Ralph.
Mejor guión adaptado: Argo.
Mejor guión original: Django desencadenado.
Mejor actriz secundaria: Anne Hathaway, los miserables.
Mejor actor secundario: Christoph Waltz, Django desencadenado.
Mejor actriz protagonista: Jennifer Lawrence, El lado bueno de las cosas (Jessica Chastain, Zero dark thirty).
Mejor actor protagonista: Daniel Day Lewis, Lincoln (Hugh Jackman, Los miserables).
Mejor director: Steven Spielberg, Lincoln.
Mejor película: Argo (Django desencadenado o Zero dark Thirty).

Quedaría de la siguiente manera:
Argo: 3 Oscars.
Los miserables: 3 Oscars.
La vida de Pi: 3 Oscars.
Django desencadenado: 2 Oscars.
Lincoln: 2 Oscars.
Zero dark thirty: 1 Oscar.
Amour: 1 Oscar.
Skyfall: 1 Oscar.
El lado bueno de las cosas: 1 Oscar.
El Hobbit: 1 Oscar.

Quiniela Oscars 2013, por Juanmez


Otro año más se acercan los Oscar, y como siempre en Malditos Cinéfilos tenemos nuestras quinielas a punto. Como siempre, pondré en primer lugar la película que creo que ganará y entre paréntesis la que me gustaría que consiguiera el codiciado premio. Una vez más, no incluiré aquellas categorías en las que no he visto absolutamente nada porque no podría opinar. ¡Que gane el / la mejor! Os dejo con mis predicciones:

Mejor cortometraje animado: Paperman (Maggie Simpson in "the Longest Daycare")

Mejor montaje de sonido: Skyfall (Skyfall)

Mejor sonido: Los Miserables (Los Miserables)

Mejor maquillaje: El Hobbit (Los Miserables)

Mejores efectos especiales: La vida de Pi (La vida de Pi)

Mejor vestuario: Ana Karenina (Ana Karenina)

Mejor diseño de producción: Los Miserables (Los Miserables)

Mejor montaje: Argo (Argo)

Mejor canción: Skyfall (Skyfall)

Mejor banda sonora: La vida de Pi (La vida de Pi)

Mejor fotografía: La vida de Pi (La vida de Pi)

Mejor película de habla no inglesa: Amor (Amor)

Mejor película animada: Brave (Rompe Ralph)

Mejor guion adaptado: Argo (Argo)

Mejor guion original: Django desencadenado (Django desencadenado)

Mejor actriz secundaria: Anne Hathaway (Helen Hunt)

Mejor actor secundario: Christoph Waltz (Christoph Waltz)

Mejor actriz protagonista: Jessica Chastain (Emmanuelle Riva)

Mejor actor protagonista: Daniel Day - Lewis (Hugh Jackman)

Mejor director: Steven Spielberg (Michael Haneke)

Mejor película: Argo (Django desencadenado) 

viernes, 22 de febrero de 2013

El lado bueno de las cosas (2013)

Por Carlos: **
Pretendida comedia dramática que David O. Russell nos encasqueta después de su mediocre ‘The Fighter’, hace un par de años, donde también competía en la terna por el Oscar. Prometiendo una cosa, y cumpliendo otra, O. Russell nos presenta esta película como una cinta que se desmarca de otras películas del género, y donde la bipolaridad, el tema central, se trata según sus propias palabras, de la forma más exacta que se haya visto nunca en el cine. Siendo como es, un bocazas, no hay que prestarle mucha atención, pero sí reconocer que tampoco va tan desencaminado. Que yo conozca, no existen muchas películas sobre bipolares, aunque si se aprecia en algunas, como El loco del pelo rojo, con Kirk Douglas, o Pollock, con Ed Harris, películas que creo superiores a la que comentamos.



Pero como decía, lo que en un principio parece ser una película original y diferente, donde el personaje de Bradley Cooper, con sus locuras y extravagancias, unido a una aún más extravagante familia, formada por un muy apagado (que se retire ya) Robert De Niro y por la genial Jackie Weaver, que vuelve a estar nominada a mejor secundaria esta vez por un papel a mi parecer muy corto, se torna en otra americanada más, una película donde el guión ya lo hemos visto doscientos millones de veces: conflicto inicial, trama donde conoce a una persona especial, conflicto con persona, el prota se conoce a sí mismo, reconciliación, y escena final happy.

Así que si no habéis visto el resto de nominadas (y no sólo a mejor película, sino todas: Skyfall, The Master, etc), no perdáis el tiempo. Si no tenéis nada que hacer y os interesa la bipolaridad, ved las películas que dije antes. Si aun así queréis verla, haced palomitas, será lo más positivo de dos horas de chorradas.

Lo mejor: Cooper, me gustó mucho, no me lo esperaba.
Lo peor: Los morritos de Jennifer Lawrence, que cada vez me recuerda más a Leire Pajín.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Amor (2013)

Por Juanmez: *****

Inquietante y turbador, así es Haneke (y su cine). Este año nos ha obsequiado con un drama sombrío dispuesto a revolvernos en todos los sentidos como sólo él sabe: Amor, una de sus obras más intimistas hasta la fecha. Toda la crítica ha sido unánime a la hora de rendirse a sus pies, hasta tal punto que ha llegado a alzarse por segunda vez con la Palma de Oro en el prestigioso Festival de Cannes, justo tres años después de obtener el preciado galardón con La cinta blanca. Tildado como uno de los enfants terribles del cine europeo, Haneke no deja indiferente a nadie, ni siquiera al otro lado del charco; donde la película ha sido reconocida con cinco nominaciones en los inminentes premios Oscar, incluyendo las categorías de Mejor director y Mejor película del año. ¡Casi nada!

Seguramente a estas alturas el argumento ya es más que conocido: los veteranos Jean – Louis Trintignant y Emmanuelle Riva encarnan a un matrimonio de octogenarios que comparten de forma entrañable sus últimos días juntos en un apartamento ubicado en París, convertido aquí en el indiscutible tercer protagonista de la historia, puesto que un 95% de la acción se desarrolla dentro del mismo. Ambos, profesores de música retirados, disfrutan de los pequeños placeres que todavía les ofrece la vida, tales como acudir a la ópera o deleitarse con esporádicos conciertos privados de antiguos alumnos que han triunfado en dicho campo.

De repente, una mañana ordinaria, la placidez que les embarga desaparece por completo cuando ella se queda totalmente paralizada y en blanco delante de su marido. A partir de aquí el personaje de Riva comienza a experimentar un proceso degenerativo, irrevocable e inherente a todo ser humano, que Haneke muestra visceralmente a través de los ojos de un entregado Trintignant; quien se encarga de acostarla, darle de comer y acompañarla en todo momento como un esposo ejemplar. Es tal el realismo con el que está filmada la cinta que no sería de extrañar que cualquiera que haya convivido con algún familiar en las mismas circunstancias se viera reflejado inmediatamente en alguna situación similar con este personaje, por tanto no es recomendable para un público demasiado sensible con este tema, ya que su visionado deja un nudo en el estómago que a más de uno le costará sobrellevar.   

Amor habla de la ternura y del cariño, pero también de la soledad y del dolor por encima de todo. Asimismo, refleja los comportamientos extremos a los que una persona es capaz de llegar tan solo por querer a una persona que está sufriendo, más aun cuando sabe que la única solución es resignarse a esperar el triste desenlace. En pocas palabras, Haneke declara sin tapujos con esta historia que, en contadas ocasiones, el fin justifica nuestros actos, por muy terribles que estos puedan ser de cara a los demás, siempre y cuando se trata de amar a alguien…

Lo mejor: Una sobresaliente Emmanuelle Riva.

Lo peor: Una desaprovechada Isabelle Huppert.